Las mujeres en el mercado laboral bogotano

Autor: 
Luis Felipe Dussán Zuluaga

Durante el 2011 la situación laboral de las mujeres en Bogotá mejoró. La tasa de desempleo promedio de las mujeres en la capital (11.6%) fue inferior a la del año pasado (12.9%). Así mismo, es menor que la de las trece principales áreas metropolitanas del país (14%).

tn_MAO_7348.jpg
Foto:OdeBogotá

Durante el 2011 la situación laboral de las mujeres en Bogotá mejoró. La tasa de desempleo promedio de las mujeres en la capital (11.6%) fue inferior a la del año pasado (12.9%). Así mismo, es menor que la de las trece principales áreas metropolitanas del país (14%).

Sin embargo, esta tasa de desempleo de las mujeres todavía es superior a la de los hombres, fenómeno que se registra en Bogotá y todo el país. Es importante aclarar que en la capital, después de Bucaramanga, se registra la menor brecha entre las tasas de desempleo de hombre y mujeres (3.4 puntos porcentuales) como se observa en la gráfica 1.

En cifras, de las cerca de 2 millones de mujeres económicamente activas en Bogotá D.C. durante el 2011, 238 mil estuvieron desocupadas y 1.8 millones con un puesto de trabajo . financiera y el restante 2.4% en otros sectores de la economía bogotana .

Al comparar estas cifras con la composición de los ocupados hombres según ramas de actividad, se destacan los siguientes aspectos: El porcentaje de hombres ocupados en el sector de “servicios comunales, sociales y personales” es significativamente inferior al de las mujeres, tan solo el 14% de los hombres se ocupa en estos servicios. La proporción de hombres y mujeres en el sector de comercio es muy similar (27.3% y 28.5%, respectivamente). El porcentaje de hombres ocupados en el sector de la industria manufacturera es superior al de las mujeres (18% frente a 15.7%). Mientras que el 10.5% de los hombres trabaja en construcción, tan solo el 1% de las mujeres ocupadas lo hace. Situación similar se presenta en el sector de transporte (13.6% frente a 4.8%).

Las jóvenes bogotanas registran tasas de desempleo significativamente altas por otra parte, es importante revisar las cifras del mercado de trabajo femenino según rango de edad. Al analizar el desempleo en Bogotá según la edad, se observa que, al excluir del análisis la población femenina entre 12 y 19 años, por su baja participación dentro de la Población económicamente activa (5.7%), las mayores tasas de desocupación se registran en la población joven con edades entre 20 y 26 años de edad (17.3%), mientras que el desempleo para los demás grupos de edad registra tasas de un solo dígito .

Esta situación de mayores tasas de desempleo en la población joven, fenómeno común en el país y en la mayoría de naciones en desarrollo, obedece fundamentalmente a los bajos niveles de competencias laborales que registra esta población, así como la escasa, si no nula, experiencia laboral. Así mismo, es importante señalar que el desempleo en los jóvenes hombres (12.2%) es significativamente inferior al de las mujeres jóvenes (17.3%).

La calidad del empleo de las mujeres es notablemente inferior a la de los hombres

Un hecho que sin lugar a dudas es importante destacar es que los avances en materia de generación de empleo para las mujeres bogotanas durante 2011 no estuvieron acompañados de mejoras en la calidad del empleo, como lo evidencian los indicadores de informalidad y de empleo no asalariado.

Precisamente, al agrupar las ocupadas en 2 grandes conjuntos, según su posición ocupacional, a saber, empleadas asalariados y no asalariadas , tenemos que el 50.4% de ellas son asalariadas, mientras que el 49.6% son no asalariadas. Mientras que en el caso de los hombres, el 57.4% de los ocupados son asalariados y el 42.6% son empleados no asalariados.

Respecto a la informalidad laboral en la capital de la república, durante los primeros nueve meses de 2011, esta situación afectó en una mayor proporción a las mujeres que a los hombres: el 49.3% de las mujeres ocupadas se encontraron en esta condición, 7.4 puntos porcentuales por encima de la tasa registrada en los hombres (41.9%). No obstante, la calidad del empleo de las mujeres en Bogotá es superior a la del resto del país, toda vez que la proporción de empleadas informales en la capital, es ampliamente inferior a la del agregado nacional (54.5%).

Ahora, es importante anotar que la calidad del empleo femenino se deterioró entre 2010 y 2011 en Bogotá, toda vez que la tasa de informalidad pasó de 48% a 49.3%. En contraste, la tasa de informalidad en los hombres registró un ligero descenso, al pasar de 42.3% a 41.9%.

Compartir este artículo