Mercado laboral Bogotá 2014

Autor: 
Anyela María Guerrero Albarracín

Uno de los mandatos contemplados en el Plan de Desarrollo “Bogotá Humana 2012-2016”, es “la generación de trabajo decente y digno como el principal mecanismo para que la población bogotana pueda gozar con autonomía de sus derechos”; en este sentido la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, ha venido adelantado la construcción de una política pública de trabajo decente y digno para la ciudad.

tn_MAO_8922.jpg
Foto:OdeBogotá

Uno de los mandatos contemplados en el Plan de Desarrollo de la Ciudad “Bogotá Humana 2012-2016”, es “la generación de trabajo decente y digno como el principal mecanismo para que la población bogotana pueda gozar con autonomía de sus derechos”; en este sentido la Secretaria Distrital de Desarrollo Económico, ha venido adelantado la construcción de una política pública de trabajo decente y digno para la ciudad.

Para tal fin, se llevó a cabo un proceso amplio de deliberación donde participaron los actores más relevantes del mercado laboral de la ciudad; fruto de este trabajo de más de un año de construcción, es el Documento Técnico de Soporte (DTS), el cual sirvió como base para la construcción del proyecto de decreto de política pública para la ciudad.

En este sentido, será muy importante para la cuidad la construcción y el afianzamiento de una serie de herramientas e instrumentos para aterrizar y acercar la política pública de trabajo decente y digno a los ciudadanos, para que estos puedan gozar de sus derechos, logrando así alcanzar uno de los ejes del plan “Una ciudad que reduce la segregación y la discriminación: el ser humano en el centro de las preocupaciones del desarrollo”. El presente documento muestra la información y el análisis del mercado laboral de la ciudad, para el año 2014, que hizo parte del DTS, previo al lanzamiento de la política pública de trabajo decente y digno para la ciudad.

Bogotá, la quinta ciudad del país con menor desempleo en 2014

Según las cifras del Dane, durante 2014 el Distrito Capital obtuvo una tasa de desempleo de 8,7%, cifra inferior a la observada en la nación (9%) y a la registrada por la ciudad durante 2012 (9,5%) y 2013 (8,9%). De hecho, la tasa de desocupación alcanzada por la capital del país es la más baja registrada desde 2001, año en el que se empezó a estimar este indicador con la actual metodología.

En relación a las veintitrés (23) principales áreas metropolitanas del país, Bogotá se ubicó como la quinta ciudad con menor índice de desocupación, después de Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena y Montería. En general, la tasa de desempleo de la capital del país continúa registrando la misma tendencia decreciente de la última década, ubicándose siempre por debajo de la tasa registrada para el agregado nacional.

En términos absolutos, el número de personas que no tuvieron un puesto de trabajo en el Distrito Capital cayó en 4.102 y llegó a 397.024 durante 2014. De este número de desocupados, 14,8% buscaron un puesto de trabajo por primera vez -fueron aspirantes-, mientras el restante 85,2% se encontró desempleado pese a haber tenido un puesto de trabajo anteriormente -fueron cesantes-.

Pese a que Bogotá se mantiene dentro de las cinco ciudades con menor desempleo en el país, en términos absolutos, el número de desocupados de la ciudad es alto, dado el tamaño de la fuerza laboral de la misma. Esta situación puede explicarse, por fenómenos como el desplazamiento de personas víctimas de conflicto armado, mayores oportunidades de empleo, mejores condiciones laborales, que aumentan la tasa global de participación de la ciudad, presionando el mercado laboral.

En 2014 el tiempo de búsqueda de trabajo aumento en la capital del país

En cuento al tiempo que requiere una persona para encontrar empleo, para el 2014 el promedio en semanas fue de 18.8, aumentando en 1,4 semanas respecto a 2013 donde el tiempo promedio era de 17,4 semanas; este tiempo deberá tenerse en cuenta en la Secretaria Distrital de Desarrollo Económico, para enviar alertas tempranas al Servicio Público de Empleo de Distrito, con el fin de mejorar los tiempos de respuesta para atender las demandas de las empresas en materia de personal, mejorando así los tiempos de colocación de los oferentes en un empleo.

Como se observa en la gráfica 3, durante el periodo analizado, la duración promedio del desempleo en el Distrito Capital fue inferior en 2,5 semanas respecto al promedio de las trece principales áreas metropolitanas del país.

Para las mujeres, tasa de desempleo y tiempo de busqueda de empleo siguen siendo mayores que los de los hombres.

Cuando se observa el desempleo en hombres y mujeres, se encuentra que la tasa de las mujeres termina en 2014 con un registro de 10,2%, mayor en tres puntos porcentuales a la tasa de desempleo que registran los hombres (7,2%). Salvo el incremento presentado en 2009, ambas tasas registraron un comportamiento descendente durante los últimos ocho años.

En cuanto a la duración promedio en semanas del desempleo, las mujeres registran un promedio de 21,1 semanas, superior en 2,5 semanas, frente al registro de los hombres 18,6 semanas. Como se puede observar en la gráfica 5, durante el periodo analizado la diferencia entre la duración del desempleo de hombres y mujeres parece mantenerse prácticamente constante.

Por grupo etario, el comportamiento del desempleo afecta en mayor proporción a los jóvenes

Al analizar el desempleo según rangos de edad, se encuentra que en 2014 la población entre 14 y 28 años de edad registró mayores niveles de desocupación (14,3%) que aquella entre 29 y 44 años (5,9%) y mayores de 45 años (6,3%).

Este comportamiento en la tasa de desempleo de los jóvenes el cual se ha mantenido en el tiempo en el país y en la mayoría de naciones en desarrollo, puede atribuirse a bajos niveles de competencias laborales o a la escasa o nula experiencia laboral de esta población, lo que dificulta su ingreso al mercado laboral.

Personas con niveles más altos de educación, presentan menores tasas de desempleo pero mayor tiempo de búsqueda

El desempleo por nivel educativo, presentó el siguiente comportamiento durante 2014 las personas que registran algún título de postgrado (especialización, maestría, doctorado o postdoctorado) presentan la menor tasa de desocupación (3,2%), seguidos por aquellos con educación universitaria (6,1%) y primaria (6,2%); las tasas más altas de desempleo se registran en las personas con secundaria (10,5%), seguidos por los técnicos (8,9) y finamente por las personas sin ninguna educación (8%).

Las personas con nivel educativo básica primaria, registran tasas de desempleo bajas debido al tipo de empleo al que acceden, pues no se requiere una alta cualificación razón por la cual su remuneración tampoco lo es; en contraste las personas que alcanzaron a terminar la secundaria presentan las tasas de desempleo más altas, lo anterior puede explicarse porque razones tales como requisitos de experiencia previa a la hora del contrato o por cualificación para el trabajo, lo cual hace las restricciones de ingreso al mercado laboral sean mayores para esta población.

Al observar el comportamiento de acuerdo al tiempo que tardan los desempleados por nivel educativo en encontrar empleo, se anota lo siguiente, paradójicamente las personas con educación secundaria presentan el menor tiempo de búsqueda de empleo 15,9 semanas, seguidas por las personas con educación técnica 18,6 semanas y sin ninguna educación 22,9 semanas. Una vez más, el tipo de trabajo realizado por las personas menos educadas, usualmente asociados con menores competencias laborales y bajas remuneraciones, explica que esta población presenta menor tiempo de búsqueda.

Por el contrario, las personas que registraron mayor duración del desempleo fueron aquellas con títulos universitarios (31,2 semanas), seguidos por las personas que terminaron primaria (26,4 semanas) y postgrado (25 semanas). Este comportamiento para las personas con educación niveles de educación superior puede explicarse por las expectativas de este grupo en materia de empleos de buena calidad y mejor remuneración.

La población en edad de trabajar, mantiene su presión sobre el mercado laboral de la ciudad

Medida a través de la Tasa Global de Participación –TGP-, la oferta de trabajo en Bogotá pasó de 72% en 2013 a 72,5% en 2014, cifra superior en 8,2 puntos porcentuales al registro nivel nacional (64,3%). De hecho, la capital del país registra la TGP más alta de todas las ciudades colombianas, lo que evidencia que el mercado laboral de la ciudad enfrenta presiones muy fuertes por parte de la oferta laboral.

En términos absolutos, 4.590.000 bogotanos laboraron o buscaron un puesto de trabajo durante 2014, 0,5% más que en 2013. Este incremento se explica fundamentalmente por la entrada al mercado de trabajo de 103.807 personas. Al respecto, es importante señalar que pese a la fuerte presión de la oferta laboral, el tejido productivo de la ciudad ha podido absorber este aumento, a través de la creación de un número cada vez mayor de puestos de trabajo, como se puede ver en la disminución de la tasa de desempleo.

A pesar de la alta presión de la oferta laboral crece el empleo en Bogotá

Durante 2014 Bogotá registró 4.192.689 trabajadores, 107.909 más que en 2013. Analizado de otra forma, el Distrito Capital aumentó en 0,7% el número de personas con un puesto de trabajo, un porcentaje mayor al del total nacional (0,5%), en donde se generaron 476.133 nuevos empleos.

En este sentido, la tasa de ocupación de Bogotá pasó de 65,5% en 2013 a 66,2% en 2014, cifra superior en 7,7 puntos porcentuales a la observada en la nación (58,5%), siendo la más alta del país durante todo el año; lo anterior demuestra la importancia del mercado laboral Bogotano en la dinámica nacional.

Bogotá registra un aumento en el empleo asalariado

El empleo asalariado respecto al total de ocupados de la ciudad pasó de 56% en 2013 a 56,6% en 2014, mientras el empleo no asalariado, en contraste, varió de 44% a 43,4%. Este comportamiento muestra que en Bogotá se sigue generando empleo de calidad.

Por su parte, para el total de las trece principales áreas metropolitanas del país, el número de empleados asalariados corresponde al 52,8% del total de ocupados. En este punto es importante señalar que el Distrito Capital continúa registrado una proporción notablemente superior de trabajos de calidad respecto al país.

Informalidad laboral en Bogotá menor que las trece áreas en 2014

Según el concepto de informalidad laboral utilizado por el DANE2, el Distrito Capital presentó una tasa de informalidad laboral de 43,7% en 2014, cifra inferior en 0,1 punto porcentual al 43,8% alcanzado durante el año anterior. Este indicador, continúa siendo el menor desde 2007 -año desde el cual se registran datos-, a pesar de lo anterior en términos absolutos, el total de población informal en Bogotá aumentó en 44.691 personas, pues en 2013 el total de informales en la ciudad era de 1.789.175 y en 2014 se registraron un total de 1.833.86 individuos laborando en esta condición.

A nivel país, Bogotá es después de Manizales, la segunda ciudad con menor tasa de informalidad laboral, evidenciando así que es una de las ciudades donde se genera un mayor número relativo de trabajos formales en el país.

En conclusión…

Bogotá presentó un panorama laboral favorable durante 2014. Por una parte, registró la tasa de desempleo más baja en los últimos diez años (8,7%), ubicándose por debajo del promedio nacional (9%), y presentando a su vez la tasa de ocupación (66.2%) y la tasa global de participación (72,5%) más altas del país.

Por otra parte, el Distrito Capital pasó de tener una duración media de desempleo de largo plazo en 2007 (26.2 semanas), a presentar una cercana al límite de desempleo de corto plazo en 2014 (18.8 semanas). Lo anterior evidencia que la evolución del mercado laboral de la ciudad no solo presenta mejoría con el indicador tradicional de la tasa de desempleo, sino también en otros aspectos como la duración promedio del desempleo.

El reto para la cuidad continúa siendo importante en el mediano y largo plazo, pues con la implementación de la política pública de trabajo decente y digno deberá procurar por mejorar las oportunidades laborales de los ciudadanos en materia de cantidad y calidad, prestando especial atención a aquellas poblaciones que presentan dificultades, tales como: las mujeres, los jóvenes y los mayores de 45 años, y las personas que carecen de educación superior, entre otros.

Glosario de términos del Mercado de Trabajo:

  • Población en edad de trabajar (PET): este indicador muestra la relación porcentual entre el número de personas que componen la población en edad de trabajar (más de 12 años en las zonas urbanas y 10 en las zonas rurales), frente a la población total.
  • Población económicamente activa (PEA): porcentaje que muestra la fuerza laboral y está conformado por las personas en edad de trabajar que trabajan o están buscando empleo.
  • Tasa global de participación (TGP): es la relación porcentual entre la población económicamente activa y la población en edad de trabajar. Este indicador refleja la presión de la población en edad de trabajar sobre el mercado laboral. Refleja la presión de la población sobre el mercado laboral.
  • Ocupados: Son las personas que durante el período de referencia se encontraban en una de las siguientes situaciones: i) Trabajó por lo menos una hora remunerada en la semana de referencia; ii) Los que no trabajaron la semana de referencia, pero tenían un trabajo, o iii) Trabajadores familiares sin remuneración que trabajaron en la semana de referencia por lo menos 1 hora.
  • Ocupados informales: los trabajadores informales son: i) los empleados particulares y los obreros que laboran en establecimientos, negocios o empresas que ocupen hasta cinco personas en todas sus agencias y sucursales, incluyendo al patrono y/o socio; ii) los trabajadores familiares sin remuneración en empresas de cinco trabajadores o menos; iii) los trabajadores sin remuneración en empresas o negocios de otros hogares; iv) los empleados domésticos en empresas de cinco trabajadores o menos; v) los jornaleros o peones en empresas de cinco trabajadores o menos; vi) los trabajadores por cuenta propia que laboran en establecimientos hasta cinco personas, excepto los independientes profesionales; vii) los patrones o empleadores en empresas de cinco trabajadores o menos; y viii) se excluyen los obreros o empleados del gobierno.
  • Tasa de desempleo (TD): es la relación porcentual entre el número de personas que están buscando trabajo y el número de personas que integran la fuerza laboral (PEA).
  • Tasa de ocupación (TO): es la relación porcentual entre la población ocupada y el número de personas que integran la población en edad de trabajar (PET).

Compartir este artículo