Disminuye levemente el desempleo y mejora la calidad del trabajo en Bogotá

Autor: 
Luis Felipe Dussán Zuluaga

Entre diciembre de 2011 y febrero de 2012, la tasa de desempleo de Bogotá se ubicó en 10,9%, cifra inferior a la registrada durante el mismo periodo del año anterior (11,2%). Sin embargo, la desocupación del país descendió en 1,1 puntos porcentuales, mientras que la de Bogotá cayó en 0,3 puntos, haciendo que la brecha entre el Distrito Capital y la nación continúe mermando y se sitúe en 0,5 puntos porcentuales.

tn_MAO_8176.jpg
Foto:OdeBogotá

Entre diciembre de 2011 y febrero de 2012, la tasa de desempleo de Bogotá se ubicó en 10,9%, cifra inferior a la registrada durante el mismo periodo del año anterior (11,2%). Sin embargo, la desocupación del país descendió en 1,1 puntos porcentuales, mientras que la de Bogotá cayó en 0,3 puntos, haciendo que la brecha entre el Distrito Capital y la nación continúe mermando y se sitúe en 0,5 puntos porcentuales.
Respecto a la calidad del empleo de la capital del país, esta aumentó por primera vez desde el trimestre móvil mayo-julio de 2011. Para el periodo en mención, el 79,5% de los nuevos puestos de trabajo fueron asalariados. Así, el empleo asalariado de la ciudad quedó en 54,2%, mejorando el 53,3% obtenido durante el mismo trimestre del año anterior.

Resultados positivos registró América Latina en el 2011

Según el informe Panorama Laboral en América Latina y el Caribe 2011, realizado por la Organización Internacional para el Trabajo (OIT), en Latinoamérica el dinámico crecimiento económico (estimado en 4,5% para el 2011), basado en el aumento de la demanda interna, el consumo privado y la inversión extranjera directa, repercutió favorablemente en el mercado de trabajo de la región. En consecuencia, se proyecta que la tasa de desempleo de América Latina se ubicó en 6,8% durante el 2011, cifra inferior a la obtenida durante el año anterior (7,3%).
No obstante, dicho informe también advierte sobre el detrimento de la calidad del trabajo en Colombia y Chile, los únicos países de los ocho con información disponible, que registraron una expansión del trabajo asalariado inferior a la del trabajo por cuentapropista. Este hecho refleja, una vez más, que a pesar de disminuir la tasa de desempleo constantemente, nuestro país tiene la necesidad imperante de mejorar la calidad del empleo.
Según las cifras más recientes del Dane, Colombia mejoró una vez más su situación laboral: para el trimestre móvil agosto octubre, nuestro país presenció una tasa de desempleo de 11,4%, dato menor al 12,5% obtenido durante el mismo periodo del año anterior. Si bien este nueva disminución es relevante, es se debe recordar que el desempleo de nuestra nación sigue siendo uno de los más altos de Latinoamérica.

Vuelve a disminuir el desempleo en Bogotá

Durante el trimestre móvil comprendido entre diciembre de 2011 y febrero de 2012, la tasa de desempleo de la ciudad se situó en 10,9%, siendo inferior al 11,2% observado en el mismo periodo del año anterior. De esta forma, Bogotá se convirtió en la quinta ciudad con menor índice de desocupación de todo el país, entre las registradas por el Dane para el actual periodo, después de Barranquilla (7,9%), Cartagena (10,1%), Santa Marta (10,2%) y Villavicencio (10,7%).
Es importante resaltar que, durante el actual trimestre móvil, Bogotá volvió a disminuir, aunque levemente, su nivel de desempleo respecto al año anterior, después de registrar dos periodos consecutivos sin mejorar este indicador.
De manera contraria a la tendencia registrada durante el 2011, en lo corrido del año la tasa de desocupación del Distrito Capital viene disminuyendo en una menor proporción a la de la nación. En esta oportunidad, el desempleo del país descendió en un 1,1 puntos porcentuales, mientras que el de Bogotá cayó en 0,3 puntos. Con estas nuevas reducciones, la brecha entre el nivel de desocupación del Distrito Capital y el agregado nacional se situó en 0,5 puntos porcentuales.
Las mejoras en el índice de desempleo de la capital del país se obtuvieron a pesar de la gran presión que ejerció la oferta de personas dispuestas a trabajar en la capital del país. La tasa global de participación, indicador que mide dicha oferta, alcanzó un nivel de 70,9%, después de encontrarse en 69,8% durante el mismo periodo del año anterior. Este aumento obedece principalmente a la entrada al mercado de trabajo de 33 mil personas que hace un año se dedicaban a oficios del hogar, y de 41 mil que se encontraban estudiando.
Por su parte, la tasa de ocupación de Bogotá se situó en 63,2%, índice superior al 62% observado durante el mismo periodo del año anterior. Así, el nivel de ocupación de la ciudad fue, por segundo periodo consecutivo, el segundo más alto del país después del registrado por Bucaramanga (63,7%). En términos absolutos, la cantidad de personas con un puesto de trabajo se incrementó en 137 mil personas en el Distrito Capital, cifra equivalente al 12,5% de los nuevos puestos de trabajo generados en toda la nación durante el periodo analizado. En consecuencia, el número de individuos ocupados en la ciudad llegó a cerca de 3 millones 838 mil.
A pesar del aumento en el número de ocupados y de personas que ingresaron al mercado laboral, en términos absolutos, los desempleados de la ciudad aumentaron en 2 mil, con lo cual, la cantidad de personas que no poseen un puesto de trabajo quedó en aproximadamente 469 mil. La tasa de desempleo descendió debido a que el incremento en el número de ocupados fue mayor al número de personas que ingresaron al mercado laboral.

Calidad del trabajo mejora en Bogotá, pero no en el país

A nivel nacional, la calidad del empleo, medida como la proporción de empleo asalariado sobre el total de ocupados, disminuyó una vez más. En esta oportunidad, el 57,6% de los nuevos ocupados fueron trabajadores no asalariados (cerca de 632 mil personas), es decir, fueron trabajadores familiares sin remuneración, empleados domésticos o trabajadores por cuenta propia, que suelen estar asociados con el trabajo informal. Por su parte, el 42,4% restante fueron trabajadores asalariados (alrededor de 465 mil personas). De esta forma, el porcentaje de personas asalariadas se situó en 38,1%, desmejorando el 38,3% registrado durante el mismo periodo del año anterior.
Por el contrario, en Bogotá, por primera vez desde el trimestre móvil mayo julio de 2011, la calidad del trabajo mejoró en comparación con el mismo periodo del año anterior. Para el trimestre en mención, el 20,5% de los nuevos puestos de trabajo fueron no asalariados (cerca de 28 mil personas), mientras el 79,5% restante fueron asalariados (alrededor de 109 mil personas). En consecuencia, el empleo asalariado de Bogotá quedó en 54,2%, mejorando así el 53,3% obtenido durante el mismo trimestre del año anterior y, siendo además, notablemente superior a la proporción obtenida a nivel nacional (38,1%).

Ocupados por ramas de actividad económica

De los 137 mil puestos de trabajo creados en Bogotá, el 34% correspondieron al sector ‘servicios, comunales, sociales y personales’, el 20,8% a ‘intermediación financiera’, el 18,6% a ‘transporte, almacenamiento y comunicaciones’ y el 18% a ‘construcción’. En suma, estas cuatro ramas aportaron el 91,3% de los nuevos ocupados. Por el contrario, ‘industria manufacturera’ eliminó aproximadamente 20 mil puestos de trabajo durante el actual trimestre móvil.

Compartir este artículo

No olvide: 

La tasa global de participación (70,9%) y la tasa de ocupación (63,2%) de Bogotá, fueron las segundas mayores de todas las ciudades del país. El Distrito Capital posee la quinta menor tasa de desempleo de la nación (10,9%), después de Barranquilla (7,9%), Cartagena (10,1%), Santa Marta (10,2%) y Villavicencio (10,7%). El porcentaje de trabajadores asalariados de Bogotá (54,2%) es notablemente superior al registrado por el agregado nacional (38,1%). El 91,3% de los nuevos puestos de trabajo de la capital del país fueron creados por los sectores ‘servicios, comunales, sociales y personales’, ‘intermediación financiera’, ‘transporte, almacenamiento y comunicaciones’ y ‘construcción’.

Publicaciones: