Desempleo sigue a la baja en Bogotá y se ubica en 9.1% en el último trimestre

Autor: 
Luis Felipe Dussán Zuluaga

Distrito Capital hubo en el útlimo trimestre 4,059,565 ocupados, 78,017 más que duran-te el mismo periodo del año anterior.

tn_MAO_7349.jpg
Foto:OdeBogotá

Según las cifras más recientes publicadas por el Dane, du-rante el periodo comprendido entre abril y junio de 2103 la ta-sa de desempleo de Bogotá se ubicó en 9.1%, cifra inferior a la obtenida por la nación (9.6%) y a la alcanzada por la ciudad durante el mismo periodo del año anterior (9.7%). Este resulta-do se produjo gracias a los 78,017 puestos de trabajo creados en la ciudad, de los cuales el 57.3% fueron generados por el sector fabril.
Los indicadores de calidad, por su parte, mejoraron debido a que el trabajo asalariado se incrementó en 3.6% y el no asa-lariado decreció en 0.1%. Por este motivo, la proporción de empleo asalariado, respecto al total de ocupados, llegó a 56.4%, lo que representó una mejora frente al 55.5% alcanza-do durante el mismo periodo del año anterior.

Bogotá redujo una vez más su tasa de desempleo

Al igual que en lo corrido del año, el nivel de desocupación de Bogotá cayó. Según las cifras del Dane, durante el segundo trimestre del presente año se presentó una tasa de desempleo de 9.1% en el Distrito Capital, cifra inferior a la obtenida por el país (9.6%) y a la registrada por la ciudad durante el mismo periodo del año anterior (9.7%).
En relación con las veintitrés principales áreas metropolitanas del país, el Distrito Capital se ubicó como la segunda ciudad con menor índice de desocupación después de Barranquilla (8.3%). En términos absolutos, el número de desempleados de la ciudad bajó en 21.383 personas. Con estas nuevas cifras el número de individuos que carecieron de un puesto de trabajo se redujo a 404,406.
Por otra parte, en materia de ocupación, Bogotá generó 78,017 nuevos ocupados durante el trimestre en mención. En otras palabras, la ciudad aportó 4 de cada 10 puestos de trabajo en el país. Al respecto, las ramas de actividad económica que presentaron mayores crecimientos en su número de ocupados fueron ‘industria manufacturera’ (aportó 44,678), ‘comercio, hoteles y restaurantes’ (creó 39,571) y ‘actividades empresariales e inmobiliarias’ (generó 39,108). Por el contrario, los sectores que despidieron un mayor número de individuos fueron ‘construcción’ (eliminó 50,686) y ‘agricultura, pesca, ganadería y silvicultura (despidió 3,671).
En este punto resulta importante destacar el comportamiento del sector manufacturero en materia laboral. Mientas en el país este sector eliminó 78,796 puestos de trabajo para el periodo en mención, en Bogotá generó 44,678 nuevos em-pleos, contribuyendo a la disminución de la caída de empleos fabriles a escala nacional.
Con estas nuevas variaciones, la cantidad de ocupados en el Distrito Capital llegó a 4,059,565 entre los meses de abril y junio. En consecuencia, la tasa de ocupación de la ciudad se situó en 65.4%, es decir, 0.2 puntos porcentuales por encima de lo observado durante el mismo periodo del año anterior (65.2%). Es importante mencio-nar que este indicador resultó el más alto del país, tal y como ocurrió durante 2013.
La tasa global de participación, indicador que mide la oferta de personas dispuestas a trabajar, correspondió a 71.9% en esta oportunidad, valor superior al 72.1% registrado durante el mismo periodo del año anterior. En términos absolutos, el número de personas que laboraron o buscaron un puesto de trabajo en el mercado laboral de la capital del país se ubicó en 4,463,971, 1.3% más que en el mismo periodo del año anterior.
El número de individuos inactivos laboralmente, por su parte, creció 2.7%. Este crecimiento se explicó por el aumento de 45,635 en el número de estudiantes y de 52,837 en el número de individuos que se dedicaron a los oficios del hogar. Por el contrario, las personas pensionadas, ren-tistas, jubiladas y otras que decidieron simple-mente no laborar o buscar un empleo, cayeron en 52,763.
En resumen, el número de desempleados en Bogotá cayó debido a la generación de puestos de trabajo y a la menor presión que ejerció la po-blación dispuesta a trabajar. La actual dinámica laboral de la ciudad se reflejó, al igual que duran-te todo el año, en el aumentó de la tasa de ocu-pación y en la disminución del nivel de desocupación.

3.6% creció el número de puestos de trabajo de buena calidad en Bogotá

Mejoró la calidad del trabajo en el Distrito Ca-pital, medida como la proporción de empleados asalariados sobre el total de ocupados. Durante el segundo trimestre del año, los puestos de tra-bajo asalariados, que se encuentran asociados con los empleos de calidad generados por las empresas y gobierno, se incrementaron en 79,910. Por su parte, los trabajos no asalariados, es decir, aquellos relacionados con los trabajado-res familiares sin remuneración, los empleados domésticos y los trabajadores por cuenta propia, cayeron en 1,893. Dado que el empleo asalaria-do creció 3.6%, mientras el empleo no asalariado cayó 0.1%, la proporción de trabajadores asala-riados respecto al total de ocupados de la ciudad aumentó de 55.5% a 56.4%, mientras que el por-centaje de no asalariados, frente al total de traba-jadores cayó de 44.5% a 43.6%. Resulta importante resaltar cómo la proporción de ocupados asalariados de la capital del país (56.4%) conti-núa siendo notablemente superior a la observada en la nación (40.8%).
Por otra parte, respecto a la satisfacción que poseen los ocupados de la capital del país con su trabajo, bien sea por su ingreso, su horario de trabajo o las labores que desempeña, el 36.4% manifestó estar inconforme. Este indicador, que resultó mayor al 34.6% obtenido durante el mis-mo periodo del año anterior, fue también superior al registrado en el país (32.8%).

Resultados del primer semestre

Con las cifras reveladas por el Dane este mes, se completó la información correspondiente al primer semestre del año (enero - junio). Así, du-rante los primeros seis meses de 2013, Bogotá registró una tasa de desempleo de 9.7%, con lo cual alcanzó un indicador inferior al presentado por el país (10.5%) y al obtenido por la ciudad, durante el mismo periodo del año anterior (10.2%).
Sobre los niveles de empleo, Bogotá obtuvo una tasa de ocupación de 64.9%, cifra mayor en comparación con el mismo periodo del año ante-rior (64.5%). La tasa global de participación, por su parte, se mantuvo estable en 71.8%.
En términos absolutos, entre enero y junio del presente año el número de personas des-empleadas fue de 432,080 (12,699 menos res-pecto a las 444,780 registradas durante el mismo periodo del año anterior), mientras el número de personas con un puesto de trabajo llegó a 4,021,646 (91,447 más en relación a las 3,930,199 observadas durante el primer semestre de 2012).
Respecto a la calidad del trabajo, el número de puestos de trabajo asalariado aumentó en 106,984, mientras el trabajo no asalariado decre-ció en 15,538. En consecuencia, como el trabajo asalariado creció 5% y el trabajo no asalariado cayó 0.9%, el porcentaje de empleos asalariados respecto al total de ocupados de la ciudad au-mentó de 54.9% a 56.3%, proporción notable-mente superior a la registrada en el agregado nacional (40.5%).

Notas metodológicas:

  • Salvo que se indique lo contrario, la información presentada en el boletín de Mercado La-boral corresponde al periodo comprendido entre abril y junio de 2013, y los crecimientos se calculan frente al año anterior.
  • De acuerdo con el Dane, toda variable cuya proporción respecto al total de la población económicamente activa sea menor a 10%, presenta un error de muestreo superior a 5%.

Compartir este artículo

No olvide: 

El Distrito Capital fue la segunda ciudad con menor desempleo (9.1%), después de Barranquilla (8.3%). El número de desempleados de la ciudad cayó en 21,383 personas, con lo que el número de individuos que carecieron de un puesto de trabajo es 404,406. Como ha ocurrido durante todo 2013, la tasa global de participación (71.9%) y de ocupación (65.4%) de Bogotá fueron las más altas registradas en el país. Los sectores que más aumentaron su número de ocupados fueron ‘industria manufacturera’ (aportó 44,678 nuevos empleos), ‘comercio, hoteles y restauran-tes’ (39,571 nuevos empleos) y ‘actividades empresariales e inmobilia-rias’ (39,108 nuevos puestos).

Publicaciones: