Desempleo de 9,1% en el trimestre, tercero más bajo de la década en Bogotá

Autor: 
Luis Felipe Dussán Zuluaga y Esteban Martínez

La capital generó 303 mil nuevos empleos, de los cuales 143 mil pertenecen al sector “comercio, hoteles y restaurantes”.

tn_MAO_8306.jpg
Foto:OdeBogotá

Las presiones que afronta el mercado laboral bogotano vienen creciendo, pero gracias a la recuperación de la economía en la ciudad se han creado nuevas alternativas para la generación de ingresos. Las cifras son muy positivas para la ciudad y reflejan una mejor situación relativa frente al país: el tercer menor desempleo de la década y la segunda tasa de ocupación más alta en el mismo periodo. Se destaca también que, a pesar de la recuperación de la actividad productiva industrial esto no se ve reflejado en la generación de nuevos empleos, situación a la que se le debe hacer seguimiento debido a que este es uno de los sectores que genera mayor empleo de calidad.

Desempleo, una de las grandes preocupaciones mundiales en materia económica

Con la última información disponible a escala internacional, se evidencia que en algunos países la tasa de desocupación es mayor en su capital o ciudad económicamente representativa, que en el agregado nacional. Este es el caso de Londres (9%) o Montevideo (6,6%), con tasas superiores a las del Reino Unido (7,7%) y Uruguay (6,3) respectivamente. Por el contrario Bogotá, con una tasa de 9,1%, cumple tres años con menor desempleo que el país (10,6% según el último dato comparable). Este fenómeno también ocurre en Nueva York (9,3%), Madrid (15,6%) o Paris (8,7%), que registran un menor porcentaje de desempleados que en el agregado país -Estado Unidos (9,6%), España (20,8%), y Francia (10%)-. No obstante, como se deduce de las tasas anteriores, el desempleo sigue siendo la gran preocupación mundial. Justamente, son los mercados emergentes los que siguen impulsando la economía global, logrando a su vez un mayor dinamismo de sus mercados laborales. Ejemplo de ello es Brasil, principal potencia económica de Suramérica, que registró para este periodo un mínimo histórico de 6,1%. Sao Paulo, principal centro financiero de Brasil y Latinoamérica, vivió un desempleo de 5,9%. En el ámbito nacional, se observan también los efectos de la recuperación de la economía, al completarse tres periodos consecutivos con disminuciones en los niveles de desocupación, tanto en Colombia como en Bogotá. Vale decir que esta reducción ha sido más rápida en la capital. Aumento en empleos supera estadística de nuevas personas buscando trabajo Para el trimestre móvil agosto-octubre la tasa de ocupación en el distrito capital fue de 63%, 6,5 puntos porcentuales más que la de la nación, que registró un nivel de ocupación del 56,5% para el mismo periodo. Con este nuevo dato, el número de bogotanos y bogotanas empleados llega aproximadamente a 3,7 millones. Es importante aclarar que pese a que aumentó la presión sobre el mercado laboral, la ciudad fue capaz de responder adecuadamente al generar más puestos de trabajo: en la capital se crearon cerca de 303 mil nuevos puestos, suficientes para absorber a las 242 mil personas que salieron a buscar trabajo (de las cuales 6 de cada 10 anteriormente se dedicaban a los oficios del hogar). Continuando con los buenos resultados, la ciudad redujo la tasa de desempleo en 2,1 puntos porcentuales, alcanzando una tasa de 9,1% equivalente a 376 mil personas desocupadas. Según lo anterior, disminuyó en 61 mil el número de ciudadanos y ciudadanas que estuvieron buscando empleo en la capital durante este periodo. Con esta nueva reducción, la capital de la república es la segunda ciudad con menor nivel de desempleo del país, después de San Andrés y Providencia, que presentó una tasa de 7,7% Calidad de empleo, una tarea para seguir mejorando Ahora bien, de los 303 mil puestos de trabajo generados en la capital, el 54,9% corresponde a empleados asalariados (asociados a una mayor calidad de empelo) y el restante 45,1% pertenece a trabajadores no asalariados, es decir, a trabajadores familiares sin remuneración, empleados domésticos y trabajadores por cuenta propia o autónomos (relacionados con la informalidad). Aunque la participación de trabajadores no asalariados preocupa en términos de calidad del empleo, es útil decir que esta relación es inferior a la del promedio nacional, puesto que solo el 37,9% de los colombianos y colombianas que laboran son asalariados, mientras que el restante 62,1% corresponde a trabajadores no asalariados. Continua preocupando que, al igual que en lo corrido del año, los bogotanos y bogotanas siguen manifestando su insatisfacción laboral: el 34,1% de los ocupados en la capital presentan 3 alguna clase de inconformismo con su actividad laboral, bien sea porque desean mejorar sus ingresos, aumentar las horas trabajadas o que desean tener un oficio acorde con sus capacidades personales. Este indicador es mayor que el de la nación, que registró un 33,7%. El sector “comercio, hoteles y restaurantes” sigue impulsando la generación de empleo de la capital El sector que más empleos creó en este periodo fue “comercio, hoteles y restaurantes”, al contratar cerca de 143 mil capitalinos.

Compartir este artículo

No olvide: 

Hace tres años no teníamos desempleo de un dígito en la ciudad (9,1%). La tasa de personas ocupadas (63%) es la segunda más alta de la década en la capital. En el último año Bogotá mejoró cuatro lugares para ser en la actualidad la segunda ciudad con menor desempleo en todo el país. Existen cerca de 376 mil bogotanos y bogotanas sin trabajo, 61 mil menos respecto al mismo periodo del año anterior. Al menos uno de cada tres ciudadanos y ciudadanas de la capital manifiestan alguna clase de inconformismo con su actividad laboral.

Publicaciones: