Continúa disminución del desempleo en Bogotá

Autor: 
Luis Felipe Dussán Zuluaga

Por cuarto periodo consecutivo, el empleo industrial mostró signos de recuperación, generando en esta ocasión 73 mil puestos de trabajo.

tn_MAO_7393.jpg
Foto:OdeBogotá

Registrando una tasa de 11,2% para el trimestre móvil diciembre febrero, la ciudad de Bogotá disminuyó una vez más sus niveles de desocupación. En esta ocasión, la disminución fue de 1,7 puntos porcentuales frente al año anterior, cuando el distrito obtuvo un porcentaje de 12,9%.
A pesar de registrar un aumento considerable de la oferta de mano de obra, debido principalmente, a las personas dedicados a oficios del hogar que salieron masivamente a buscar trabajo, el distrito capital creó 237 mil nuevos empleos impulsados por la fuerte generación de puestos de trabajo del sector industrial.

Persiste el optimismo pese al heterogéneo panorama laboral del mundo

Aunque aún no se han materializado las positivas expectativas de creación de puestos de trabajo en todo el globo, los expertos en el tema persisten en catalogar este año como aquel que generará suficientes empleos para revertir los efectos negativos de la crisis del 2008. Estados Unidos, principal economía del mundo, disminuyó por tercer mes consecutivo su tasa de desempleo, pasando en esta ocasión de 9% a 8,9%, una cifra no observada desde de abril del 2009. Al mismo tiempo, Canadá, su vecino del norte, mantuvo estables sus niveles de desocupación en 7,8%. Mientras tanto, en el escenario europeo, la mayoría de países presentaron síntomas favorables: Alemania, Suecia y Rusia, entre otros, mejoraron sus indicadores laborales alcanzando niveles de 7,3%, 7,9% y 7,4% respectivamente. No obstante, continua la preocupación de la Unión Europea (UE) por las repercusiones que tienen en sus mercados laborales los problemas macroeconómicos de los denominados ‘PIIGS’ (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España por sus siglas en inglés). Por ejemplo Irlanda, a puertas de ser el próximo país en ser ‘rescatado’ por la UE, registró un drástico aumento de 1,2 puntos porcentuales (pp.) y alcanzó una histórica tasa de desempleo de 14,6%, cifra no registrada en esta nación desde junio de 1994. En Asia, mientras Corea del Sur observó un aumento en sus niveles de desocupación y obtuvo una tasa de 4%, Australia mantuvo estable este mismo indicador en 5%. Japón, que aún sufre las lamentables consecuencias del terremoto del pasado 11 de marzo, vio como su tasa de desempleo disminuyó en 0,3 pp. y llegó a 4,6%. Por el lado de Latinoamérica, Brasil presenció su segundo aumento consecutivo en su indicador laboral, después de siete periodos de bajas, alcanzando así un 6,4% (-0.3 pp.). A su vez, con una tasa de 5,3%, México mejoró sus niveles de desocupación en 0,1 pp. Nuestro país por su parte, disminuyó el porcentaje de desempleados en 0,3 pp. y llegó a una tasa de 12,5%. Bogotá disminuye sus niveles de desocupación. Para el trimestre móvil diciembre-febrero, la tasa de desempleo de Bogotá D.C. fue de 11,2%, cifra inferior en 1,3 pp. a la registrada en la nación, y en 1,7 pp. respecto al mismo trimestre del año pasado, cuando la ciudad obtuvo un nivel de desocupación del 12,9%. De esta forma, la capital de la república reduce el número de desempleados en 45 mil personas, llegando así a cerca de 468 mil desocupados. El porcentaje de ocupados de la ciudad llegó a 62%, aumentando en 2,9 pp. respecto al mismo periodo del año anterior. Por lo tanto, en términos absolutos existen 3,7 millones de bogotanos y bogotanas con un puesto de trabajo, producto de los 237 mil empleos creados en esta ocasión. Con estos nuevos indicadores y en comparación con la nación como un agregado, Bogotá se sitúa como la ciudad con mayor tasa de ocupación de la nación, 1 pp. por encima de Bucaramanga, que registró la segunda mayor. De la misma forma, vale la pena resaltar al distrito capital como la quinta ciudad con menor nivel de desocupación, después de las ciudades de la costa Caribe como San Andrés (8,7%), Barranquilla (9,4%), Santa Marta (10,8%) y Cartagena (10,9%). Además, la ciudad posee la mayor oferta de trabajadores de la nación. Por su parte, situada en 69,8%, la tasa global de participación que mide la oferta de trabajadores, se incrementó en 2 pp., acrecentando así las presiones sobre el mercado laboral de la capital. Este indicador refleja los 85 mil nuevos capitalinos que salieron a buscar trabajo después de encontrarse como inactivos (personas que no laboraron ni buscaron trabajo durante dicho periodo). Esta cifra está compuesta por los 131 mil trabajadores del hogar, menos los 18 mil personas que empezaron a estudiar, y los 28 mil categorizados como ‘otros’, que voluntariamente dejaron de buscar en qué laborar durante este periodo.
No obstante de ser superior a la de la nación, la calidad del empleo en Bogotá continua preocupando. Con esta nuevas cifras, el 53,3% de los ocupados de la ciudad son asalariados (categoría asociada a una mayor calidad de empleo) y el restante 46,7%, pertenece a trabajadores no asalariados, es decir, a trabajadores familiares sin remuneración, empleados domésticos y trabajadores por cuenta propia o autónomos (relacionados con la informalidad y una menor calidad). Aunque la participación de trabajadores no asalariados preocupa en términos de la calidad del empleo, es pertinente aclarar que esta relación es muy inferior a la del promedio nacional, puesto que sólo el 38,3% de los colombianos y colombianas que laboran son asalariados, mientras que el restante 61,7% corresponde a trabajadores no asalariados. Por otra parte y continuando con la tendencia del año anterior, los bogotanos y bogotanas continúan manifestando su insatisfacción laboral: el 32,4% de los ocupados en la capital presentan alguna clase de inconformismo (más 2,6 pp. respecto al mismo periodo del año anterior) , bien sea porque desean mejorar sus ingresos, aumentar las horas trabajadas o que desean tener un oficio acorde con sus capacidades personales. Preocupa además que este indicador es superior al de la nación, que registró un 31%. Por cuarto periodo consecutivo, empleo industrial aumenta en la capital. Durante este trimestre el sector industrial contabilizó 73 mil nuevos puestos de trabajo, convirtiéndose así, en el sector que más impulsó la generación de empleos de la ciudad, junto con los sectores ‘comercio, hoteles y restaurantes’ y ‘servicios, comunales, sociales y personales’ con 67 y 52 mil empleos respectivamente. En contraste, el sector ‘intermediación financiera’ disminuyó en 30 mil puestos de trabajo su personal.

Compartir este artículo

No olvide: 

La tasa de desempleo se redujo de 12,5% a 11,2% entre diciembre-febrero de 2010, y el mismo periodo de 2011. El número de desempleados en Bogotá se redujo en 45 mil personas. Bogotá es la ciudad con mayor tasa de ocupación y la quinta con menor nivel de desocupación del país. El 54% de los ocupados de Bogotá son empelados asalariados. 85 mil nuevos capitalinos salieron a buscar trabajo después de encontrarse como inactivos. Esta cifra está compuesta por los 131 mil trabajadores del hogar, menos los 18 mil capitalinos que empezaron a estudiar, y los 28 mil categorizados como ‘otros’.

Publicaciones: