Contenido y alcance del derecho individual al trabajo

La presente nota tiene por objeto ofrecer algunos elementos relacionados con el derecho al trabajo, con el fin de establecer un contexto normativo para el desarrollo y exposición de las acciones adelantadas por las entidades distritales en el marco de la Feria Colombia Responsable.

tn_mao_7435.jpg
tn_mao_7435.jpg

La presente nota tiene por objeto ofrecer algunos elementos relacionados con el derecho al trabajo, con el fin de establecer un contexto normativo para el desarrollo y exposición de las acciones adelantadas por las entidades distritales en el marco de la Feria Colombia Responsable, de la cual hace parte el derecho al trabajo[1].

 DEFINICIÓN DEL CONCEPTO DE TRABAJO

De acuerdo con el Pacto internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el derecho a trabajar “comprende el derecho de toda persona a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente escogido o aceptado”[2].

En cuanto al trabajo abordado como derecho humano, se entiende como “el derecho a participar en las actividades de producción y prestación de servicios de la sociedad y el derecho a participar en los beneficios obtenidos mediante estas actividades conjuntas en una medida que garantice un nivel de vida adecuado.

En síntesis, el derecho al trabajo busca la participación en el mercado laboral de todas las personas que quieran trabajar, lo que supone la distribución del trabajo de una manera que permita la participación de todos en la economía, de acuerdo con el nivel de educación, la capacitación, el acceso a los recursos y las preferencias de la persona en cuanto al modo de ganarse la vida.

Cabe señalar que según la Declaración de Viena de 1993, todos los derechos están interrelacionados, son universales, indivisibles e interdependientes. En este contexto, el derecho al trabajo está ligado a otros derechos tanto sociales como civiles y políticos, y tiene una importancia fundamental para el ejercicio de otros derechos como la vida, la dignidad humana, la igualdad, la alimentación, la vivienda y la educación, entre otros. Por lo mismo, resulta evidente que el trabajo es un medio para alcanzar el desarrollo y satisfacer las necesidades básicas del ser humano.

[1] El contenido de estas notas se inspira en los resultados del estudio titulado “Contenido y Alcance del Derecho Individual al Trabajo – Marco para la evaluación de la política pública del derecho al trabajo desde una perspectiva de derechos humanos” publicado por la Defensoría del Pueblo y la Agencia de los Estados Unidos de América para el Desarrollo Internacional -USAID. Angélica Molina Higuera, 2005.

[2] Círculo de Derechos, una herramienta de entrenamiento para el activismo en defensa de los derechos económicos, sociales y culturales. International Human Rights Internship Program y Asian Forum for Human Rights and development, 2000, página 20.

Compartir este artículo