Bogotá mantiene estable su tasa de desempleo

Autor: 
Luis Felipe Dussán Zuluaga

Entre noviembre de 2011 y enero de 2012, la tasa de desempleo de Bogotá se ubicó en 9,8%, siendo inferior a la obtenida por la nación (10,5%). El nivel de desocupación de la ciudad se mantuvo estable por segundo periodo consecutivo después de varios trimestres seguidos a la baja.

tn_MAO_8210.jpg
Foto:OdeBogotá

Entre noviembre de 2011 y enero de 2012, la tasa de desempleo de Bogotá se ubicó en 9,8%, siendo inferior a la obtenida por la nación (10,5%). El nivel de desocupación de la ciudad se mantuvo estable por segundo periodo consecutivo después de varios trimestres seguidos a la baja. Si bien esta estabilidad es un indicador positivo, la situación actual puede significar un ‘piso’ en el descenso de la tasa de desempleo. Igualmente, se espera que, como suele ocurrir a principio de cada año, la desocupación aumente en comparación con los registros presentados a finales del año inmediatamente anterior.
Respecto a la calidad del empleo, preocupa que apenas el 37,9% de los nuevos puestos de trabajo generados en la capital del país sean asalariados, es decir, trabajos de calidad.

En materia laboral, 2012 comienza con resultados heterogéneos

Ante la posibilidad de una recesión económica generada por los problemas fiscales de las naciones europeas, el panorama laboral a escala mundial para el 2012 es incierto. Con los datos disponibles a la fecha, el primer mes del presente año continuó la tendencia de finales de 2011, donde Latinoamérica muestra signos de recuperación y Europa parece estancada.
En el caso de Estados Unidos, principal economía del globo, se registró una tasa de desempleo de 8,3%, la tercera baja consecutiva. Por su parte, Alemania disminuyó levemente su indicador y obtuvo un índice de 6,7%. No obstante, otros países europeos, como Holanda, Finlandia, Irlanda, Suecia y República Checa, aumentaron sus respectivos indicadores.
En América Latina se encontró un panorama laboral más positivo. Países como Brasil y México mejoraron su situación laboral y alcanzaron niveles de desocupación de 5,5% y 4,8% cada uno. En Colombia, según las cifras más recientes del Dane, el desempleo durante el trimestre móvil noviembre de 2011 y enero de 2012 fue de 10,5%, dato inferior al 11,8% observado durante el mismo periodo del año anterior. Una vez más, esta reducción es celebrada, no sin antes recordar, que la desocupación de nuestra nación continua siendo una de los más altas de toda la región.

Bogotá completa dos periodos consecutivos sin mejorar su tasa desempleo

Durante el trimestre móvil noviembre de 2011 y enero de 2012, la tasa de desocupación de la ciudad se ubicó en 9,8%, manteniendo así la observada durante el mismo periodo del año anterior. De esta forma, Bogotá se convierte en la segunda ciudad con menor índice de desocupación de todo el país entre las registradas por el Dane, después de Barranquilla que presentó un indicador de 7,8%.
Si bien con esta nueva cifra se completan diez periodos consecutivos presenciando niveles de desempleo de un solo dígito (hecho no observado durante la última década), preocupa que el Distrito Capital completó dos trimestres móviles consecutivos en donde la tasa de desempleo no se reduce respecto al mismo periodo del año anterior, situación que puede significar un ‘piso’ en la tasa de desempleo de la capital del país.
Los anteriores resultados se obtuvieron a pesar de la gran presión que ejerció la oferta de personas dispuestas a trabajar en la capital del país. La tasa global de participación, indicador que mide dicha oferta, alcanzó un nivel de 71,4%, después de encontrarse en 70,2% durante el mismo periodo del año anterior. Este aumento obedece principalmente a la entrada al mercado de trabajo de 14 mil personas que hace un año se dedicaban a oficios del hogar, y de 33 mil que se encontraban estudiando.
Respecto a los niveles de ocupación, la cantidad de personas con un puesto de trabajo se incrementó en 135 mil en la capital del país, cifra equivalente al 11,8% de los trabajos generados en toda la nación durante el periodo analizado. En consecuencia, el número de personas ocupadas en el Distrito Capital llegó a casi 4 millones. Con este nuevo aumento, la tasa de ocupación de Bogotá se situó en 64,4%, índice superior al observado durante el mismo periodo del año anterior (63,3%). Es importante resaltar que la tasa de ocupación de Bogotá fue la segunda más alta del país después de la registrada por Bucaramanga (64,5%), tras haber sido la primera por 15 periodos seguidos.
Ahora bien, a pesar del aumento mayor número de ocupados y de personas que ingresaron al mercado laboral, en términos absolutos, los desempleados de la ciudad aumentaron en 13 mil, con lo cual el número de personas que no poseen un puesto de trabajo quedó en aproximadamente 424 mil personas. La tasa de desempleo se mantuvo constante debido a que el incremento en el número de ocupados no fue suficiente para satisfacer el número de personas que ingresaron al mercado laboral.

En términos de calidad, continúa la tendencia registrada durante el 2011

A nivel nacional, la calidad del empleo, medida como la proporción de empleo asalariado sobre el total de ocupados, se deterioró una vez más. El 61,8% de los nuevos ocupados fueron trabajadores no asalariados (cerca de 706 mil personas), es decir, fueron trabajadores familiares sin remuneración, empleados domésticos o trabajadores por cuenta propia, que suelen estar asociados con el trabajo informal. Por su parte, el 38,2% restante fueron trabajadores asalariados (alrededor de 437 mil personas).
Como ocurrió a lo largo del 2011, la calidad del trabajo en Bogotá disminuyó en una mayor proporción respecto a la de la Nación. Para el trimestre en mención, el 62,1% de los nuevos puestos de trabajo fueron no asalariados (cerca de 84 mil personas), mientras el 37,9% restante fueron asalariados (alrededor de 51 mil personas).
En consecuencia, el empleo asalariado de Bogotá quedó en 53,4%, tras estar en 54% durante el mismo trimestre del año anterior. En el caso del país como un agregado, el porcentaje de personas asalariadas se mantuvo en 38,1%.
Como se observa, si bien el número de empleos asalariados respecto al total sigue siendo ampliamente superior en la capital del país que en toda la nación, la diferencia continua disminuyendo debido a que el porcentaje de trabajo asalariado viene decreciendo en una mayor proporción en el Distrito Capital que en toda la nación.

Sector inmobiliario, servicios y comercio, principales empleadores

De los 135 mil puestos de trabajo generados en Bogotá, el 32,3% correspondieron a el sector ‘actividades inmobiliarias’, el 30,8% a ‘servicios, comunales, sociales y personales’ y el 19,5% a ‘comercio, hoteles y restaurantes’. En suma, cuatro quintas partes del empleo generado fueron creados por estos tres sectores.
Por el contrario, ‘explotación de minas y canteras’ junto con ‘industria manufacturera’, eliminaron 3 mil y 35 mil puestos de trabajo respectivamente. De este este último sector no solo preocupa la magnitud de personas despedidas, sino también, que los trabajos allí encontrados están asociados a buenas condiciones de calidad.

Compartir este artículo

No olvide: 

La tasa global de participación (71,4%) y la tasa de ocupación (64,4%) de Bogotá, fueron las segundas mayores de todas las ciudades del país registradas por el Dane. De igual forma, el Distrito Capital posee la segunda menor tasa de desempleo de la nación (9,8%). El número de nuevos trabajos generados en Bogotá fue equivalente al 11,8% de los trabajos creados en toda la nación durante el periodo analizado. Por lo menos cuatro quintas partes del total de nuevos puestos de trabajo fueron creados por los sectores ‘actividades inmobiliarias’, ‘servicios, comunales, sociales y personales’ y ‘comercio, hoteles y restaurantes’.

Publicaciones: