8,6% de desempleo en Bogotá, la tasa más baja en más de dos décadas

Autor: 
Luis Felipe Dussán Zuluaga y Esteban Martínez

Por primera vez la recuperación en los niveles de producción y ventas industriales se reflejan en nuevos empleos: 47 mil

tn_MAO_7424.jpg
Foto:OdeBogotá

Sin duda durante el 2010 mejoró el escenario laboral en Bogotá, incluso por encima del resto del país. La tasa de desempleo de 8,6% no sólo es la más baja desde mediados de los ochentas, sino que ubica la desocupación de la ciudad en un solo digito, como en gran parte de los países desarrollados. A 2011 se espera que se reactive la generación de empleo desde la industria, tras la primera señal positiva registrada durante este período. También será el momento de profundizar el trabajo en materia de calidad del empleo.

Desempleo seguirá siendo prioridad económica para el mundo en 2011

A partir de la última información disponible a escala internacional, se evidencia que el desempleo seguirá siendo durante el 2011 la principal preocupación de las economías del globo, ya que en el presente año no hubo una satisfactoria recuperación en este aspecto a pesar del repunte del comercio y la industria. Por ejemplo, en Estados Unidos se registró durante noviembre una tasa de desocupación de 9,8% después de situarse tres meses consecutivos en 9,6%. Caso contrario ocurrió con Canadá, su vecino del norte, que disminuyó en 0,3 puntos porcentuales y alcanzó un nivel de desempleo de 7,6%. La situación en Europa muestra dos panoramas opuestos: países como Alemania, Suecia e Irlanda presentaron menores desempleos en contraste con el mes anterior, en tanto que en el Reino Unido, Austria y Polonia, registraron subidas en sus indicadores. En América Latina, las naciones que tienen actualizados sus indicadores de empleo mostraron mejoras en esta materia: México, Brasil y Venezuela al igual que nuestro país registraron descensos al alcanzar tasas de 5,6%, 5,7 % y 7,7% respectivamente. En Colombia el desempleo fue de 10,5%. Por segundo período consecutivo la capital del país tiene desempleo de un solo dígito Para el trimestre móvil septiembre-noviembre la tasa de ocupación en el distrito capital fue la más alta del país con 64,2%, 7,3 puntos porcentuales más que la de la nación, que registró un nivel de ocupación del 56,9% para el mismo intervalo de tiempo. Con este nuevo dato, el número de bogotanos y bogotanas empleados llega aproximadamente a 3,8 millones. En la capital se generaron poco más de 333 mil nuevos puestos, suficientes para absorber a las 263 mil personas que salieron a buscar trabajo, lo que implica que una vez más el número de nuevos empleos es mayor al número de personas que ingresan al mercado laboral, disminuyendo así el nivel de desempleados en la ciudad. Respecto a la tasa de desempleo, en la capital para el mismo periodo esta se redujo de 11% en el mismo periodo de 2009 a 8,6% en 2010; equivalente a 360 mil personas desocupadas, 70 mil ciudadanos y ciudadanas menos que hace un año. Con esta nueva reducción en la tasa de desempleo, la capital de la república continúa siendo la segunda ciudad con menor nivel de desempleo del país, después de San Andrés y Providencia, que presentó una tasa de 8,2%. Reto para el 2011: la calidad de empleo Termina el 2010 y se mantienen las preocupaciones por las condiciones contractuales de los trabajadores de la ciudad: de los 333 mil puestos de trabajo generados en la capital, el 53,9% corresponde a empleados asalariados (asociados a una mayor calidad de empelo) y el restante 46,1% pertenece a trabajadores no asalariados, es decir, a trabajadores familiares sin remuneración, empleados domésticos y trabajadores por cuenta propia o autónomos (relacionados con la informalidad). Ahora, pese a que esta sigue siendo una preocupación, es importante resaltar que la situación de la ciudad es mejor que la del país. Del total de colombianos y colombianas que se encuentran laborando, el 37,7% son asalariados, mientras que el restante 62,3% corresponde a trabajadores no asalariados. De otro lado también preocupa, aunque en menor manera, el aumento sostenido en el inconformismo de la gente en Bogotá frente a sus condiciones laborales durante el 2010. Hoy cerca del 34,4% presentan alguna clase de inconformismo con su actividad laboral, bien sea porque desean mejorar sus ingresos, aumentar las horas trabajadas o que desean tener un oficio acorde con sus capacidades personales, en tanto que esta tasa era de 29,8% al comenzar el año. De hecho, 10 de cada 100 personas laborando en la ciudad están inconformes por sus ingre- 3 sos, 8 porque su actividad laboral no se adecua a sus capacidades y 4 porque no están de acuerdo con el número de horas trabajadas. Empleo industrial por fin reacciona en Bogotá Durante el período analizado, se destacó el repunte en el número de nuevos empleos generados por la industria, pues la recuperación en los niveles de producción y ventas no se había reflejado en mayores demandas de empleo; aspecto que impacta positivamente la calidad del empleo en la ciudad. Con los 47 mil nuevos puestos de trabajo, equivalentes al 14% de los nuevos empleos creados en la capital, el sector totaliza 655 mil trabajadores, cifra no observada desde principios del 2009.
Comercio, hoteles y restaurantes, por su parte, fue el sector que continuó jalonando la generación de empelo (168 mil nuevos puestos), consolidándose como la actividad económica que más aporta a la recuperación del mercado Laboral. En contraste, “Servicios, comunales, sociales y personales” eliminó cerca de 5 mil empleos, siendo la única rama que presentó varió negativamente durante este período.

Compartir este artículo

No olvide: 

La tasa de ocupación en el Distrito Capital, de 64,2%, fue la más alta del país. Se crearon 333 mil nuevos puestos de trabajo, llegando a 3,8 millones de personas laborando en Bogotá. La tasa de desempleo se redujo de 11% a 8,6% entre el trimestre septiembrenoviembre de 2009 y de 2010. Bogotá es la segunda ciudad del país con menor desempleo. Diez de cada cien personas laborando en la ciudad están inconformes por sus ingresos, ocho porque su actividad laboral no se adecua a sus capacidades y cuatro porque no están de acuerdo con el número de horas trabajadas.

Publicaciones: