Precios de alimentos al alza en el inicio de 2014

Autor: 
Maritza Valencia Ramírez

El índice de precios al consumidor de alimentos durante 2014, presenta una tendencia al alza consecuencia de una reducción en la cosecha de algunos productos de alta comercialización en la capital como la papa y algunas frutas frescas, así como la presión en los precios internacionales de cereales consecuencia del conflicto político entre las potencias mundiales de Estados Unidos y Rusia y algunas sequías en las principales regiones productoras del mundo.  Adicionalmente, el índice de precios de los cereales que calcula la FAO alerta sobre un crecimiento persistente en el valor de productos lácteos, consecuencia de los limitados suministros.

tn_MAO_8184.jpg
Foto:OdeBogotá

El índice de precios al consumidor de alimentos durante 2014, presenta una tendencia al alza consecuencia de una reducción en la cosecha de algunos productos de alta comercialización en la capital como la papa y algunas frutas frescas, así como la presión en los precios internacionales de cereales consecuencia del conflicto político entre las potencias mundiales de Estados Unidos y Rusia y algunas sequías en las principales regiones productoras del mundo.
Adicionalmente, el índice de precios de los cereales que calcula la FAO alerta sobre un crecimiento persistente en el valor de productos lácteos, consecuencia de los limitados suministros.
En la primera quincena de febrero entraron 27,742 toneladas de verduras y hortalizas a Corabastos.

Commodities al alza en los mercados internacionales

Después de que en los mercados internacionales, la cotización de las materias primas destinadas para la alimentación: trigo, maíz y soya, que transformados hacen parte fundamental de la dieta de los bogotanos, llevaran varios meses con una tendencia a la baja, tras la especulación de los resultados de una producción histórica de las cosechas mundiales de estos granos, los precios mostraron un comportamiento contrario, en particular para el caso del trigo que, consecuencia del conflicto político en Ucrania y, en general, por la tensión política entre Estados Unidos y Rusia, incrementó su cotización 19% en los tres primeros meses del año.
Esta situación ya se refleja en el ámbito local. La economía bogotana, y en general la Colombia, depende 99% de los mercados internacionales para abastecerse de trigo, principal insumo para la producción de harina de trigo y a su vez productos panificables, y en este sentido, en lo corrido del año, el índice de precios al productor a febrero, calculado para Colombia, ya sube 6% mientras que la harina lo hace en 4%.
Cabe recordar que, según la información de la Encuesta de Ingresos y Gastos para Bogotá (2007), los panificables son el tercer producto más consumido en la ciudad y el segundo en el que más gastan los hogares de menor ingreso, por lo anterior, la dinámica mundial del trigo afecta directamente el bolsillo de los bogotanos. Respecto al maíz y la soya la variación en los precios internacionales ha tenido una tendencia similar a la del trigo. Estos bienes, cuyo abastecimiento al igual que el trigo se basa en las importaciones, son el principal componente en la estructura productiva de la proteína animal (huevo, carne de pollo y cerdo) así como de productos lácteos, este último ocupa el primer lugar del gasto realizado por los bogotanos de menores ingresos junto con el pan y el arroz. Sin embargo, este incremento de 19% para el maíz y 12% para la soya en el primer trimestre del año en los mercados internacionales aún no se refleja en el precio al productor de alimento para animales que, hasta febrero, mantenía su precio estable.

Altas temperaturas también inciden en el alzas en los precios de los alimentos

De acuerdo con los últimos resultados de la FAO, el índice de precios de los alimentos que calcula esta organización registró un incremento en marzo de 2.3%, generado por el alza en los precios de casi todos los grupos. Los cereales, aceites y grasas, cárnicos y azúcar aumentaron en 5.2%, 4.5%, 1.5% y 7.5%, respectivamente. En contraste, los lácteos caen 2.5% en marzo, después de tres meses consecutivos de importantes crecimientos.
Este comportamiento responde, en el caso de los cereales, al aumento en los precios del maíz y el trigo por lo descrito en el acápite anterior, así como un incremento en las altas temperaturas en algunas regiones de Estados Unidos y una mayor presión en la demanda de importaciones. Los aceites y grasas se vieron afectados por el clima seco en el sudeste asiático, los escasos inventarios de Malasia y la posibilidad de que aumentara el consumo interno en Indonesia. Por su parte, la variación en los precios de los cárnicos se debe al clima seco en EE.UU y en Australia que elevó los precios de la carne de bovino, mientras que para el azúcar, los pronósticos de una menor producción de caña de azúcar en Brasil y Tailandia por la sequía provocó el alza.
Por el contrario, los lácteos variaron negativamente en marzo consecuencia principalmente de la baja demanda generada por la reducción de las importaciones de China y la incertidumbre sobre el comercio con la Federación de Rusia. No obstante, el indicador es 17.4% más alto en marzo de 2014 respecto al mismo período de 2013, por una persistente reducción en los suministros.

Precios de alimentos al alza en Bogotá en 2014

Los precios de los alimentos en Bogotá han aumentado 1.67% (gráfica 2) en los dos primeros meses del año, siendo el rubro que más contribuye a la inflación de la ciudad en ingresos bajos (0.32 p.p.) como altos (0.69 p.p.). En febrero los alimentos aumentaron sus precios en 0.76%, los grupos que más influyeron en esta dinámica fueron las frutas frescas (7.49%), principalmente el tomate de árbol (14.98%) debido a las altas temperaturas que afectaron la producción en Cundinamarca y las comidas en restaurantes (1.37%).
En contraste, las cotizaciones de las hortalizas y legumbres variaron negativamente en 2.33% respecto a enero. Al interior de este grupo se registra una disminución de los precios en la mayoría de los productos, en tanto que el precio del tomate chonto, producto consumido por 45.8% de los hogares bogotanos, creció 21.81% por el escaso ingreso a las centrales de abasto de Huila, Quindío y Caldas.
Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), en Bogotá, el grupo de verduras y hortalizas fue el que registró un mayor volumen de ingreso. En la primera quincena de febrero entraron 27,742 toneladas de verduras y hortalizas a Corabastos, seguida de 22,832 toneladas de tubérculos, raíces y plátanos, este último grupo registra una caída mensual de 7.73% en febrero. Lo anterior obedece al mayor ingreso de plátano hartón proveniente de Meta, Antioquia y Córdoba a las principales centrales del país. Respecto a este producto, en la Encuesta de Ingresos y Gastos se observa que es consumido por 34.98% del total de hogares bogotanos y 14.68% de los hogares de ingresos más bajos.
Producción de papa a la baja en 2013
La producción de papa durante 2013 tuvo una caída de 4.45% según cifras de Fedepapa. Esta reducción, se da por la menor cosecha en Cundinamarca, Boyacá y Antioquia. Juan Daniel Pérez, Gerente de Fedepapa ha manifestado que el sector ha tenido problemas que se han caracterizado principalmente por la comercialización del producto “Cada vez que sale una cosecha caen los precios. Esto se agrava con la reducción del consumo interno, que ha disminuido de 75 kilos per cápita año a solo 62 kilos”. A esto se suma la persistente sobreproducción del producto y en los últimos meses por el desacuerdo de los actores frente a las negociaciones con el gobierno nacional del movimiento Dignidad Papera por la falta de asistencia técnica y de tecnología.

 

 

Compartir este artículo

No olvide: 

El índice de precios al productor de la harina de trigo sube 4% en los dos primeros meses del año, mientras que los futuros del trigo lo hacen 19% en el primer trimestre en los mercados internacionales. Índice de precios de alimentos FAO aumenta en marzo 2.3% jalonado por el comportamiento en cereales y aceites y grasas. Al interior del grupo de alimentos, en febrero, los productos que más aumentaron sus precios fueron las frutas y las comidas con 6.94% y 1.31%, respectivamente. Los productos que más se transaron en Corabastos en la primera quincena de febrero fueron verduras y hortalizas.

Publicaciones: