En noviembre cae el abastecimiento en la principal plaza de Bogotá en 12,5%

Autor: 
Maritza Valencia Ramírez

Con un ingreso en noviembre de 136.051 toneladas de alimentos a la principal plaza de abastos de la ciudad, Corabastos, el abastecimiento de alimentos frescos en Bogotá registró una caída de 12,5% respecto a octubre, es decir 19.387 toneladas menos que el mes anterior y la más pronunciada en lo que va del año. Los grupos de verduras y hortalizas, frutas frescas y tubérculos, raíces y plátanos, registraron una disminución en su volumen en 13,0%, 12,7% y 11,3%, respectivamente.   En consecuencia, la variación del índice de precios de los subgrupos de hortalizas y frutas para el total de la ciudad fue negativo, como un reflejo del mayor abastecimiento en los meses de septiembre y octubre de 3,9% y 2,1%, respectivamente.

tn_MAO_8118.jpg
Foto:OdeBogotá

Con un ingreso en noviembre de 136.051 toneladas de alimentos a la principal plaza de abastos de la ciudad, Corabastos, el abastecimiento de alimentos frescos en Bogotá registró una caída de 12,5% respecto a octubre, es decir 19.387 toneladas menos que el mes anterior y la más pronunciada en lo que va del año. Los grupos de verduras y hortalizas, frutas frescas y tubérculos, raíces y plátanos, registraron una disminución en su volumen en 13,0%, 12,7% y 11,3%, respectivamente.
En consecuencia, la variación del índice de precios de los subgrupos de hortalizas y frutas para el total de la ciudad fue negativo, como un reflejo del mayor abastecimiento en los meses de septiembre y octubre de 3,9% y 2,1%, respectivamente.
En noviembre ingresaron 136.051 t de alimentos a Corabastos, 19.387 t menos que las registradas en octubre.

Precios internacionales de los alimentos se mantienen estables

En noviembre, el índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura - FAO - permaneció casi invariable respecto a octubre, (192,6 p.p), pero disminuyó 6,4% comparado con el mismo mes del año anterior. Según comunicado de la misma Organización, la disminución de los precios de los lácteos (-3,4%) y el azúcar (-3,2%) en el mes, contrarrestaron el incremento en los precios principalmente de los cereales y de los aceites y la carne, manteniendo el índice constante.
En detalle, el descenso en las cotizaciones de los anteriores grupos, obedece, en el caso de los lácteos, a la disminución en la demanda de importaciones desde China y la Federación Rusa y a la alta disponibilidad para la exportación de estos productos. Del mismo modo, los precios del azúcar aumentaron como consecuencia de las lluvias que se generaron durante el mes disipando las expectativas de una posible sequía en la principal zona productora de Brasil y a las abundante existencias para la comercialización.
En contraste, los mayores precios de los cereales en noviembre (2,6%), respondieron al aumento en los futuros de los precios internacionales del trigo, el maíz y la soya en las principales bolsas mundiales donde se cotizan estos granos. En este sentido, los futuros del trigo crecieron 4,59% respecto a octubre, debido a las condiciones desfavorables de los cultivos en los países del hemisferio Norte. Para el caso del maíz, éste creció 0,40% por las expectativas de una menor producción en los próximos meses y de una disponibilidad cercana a los 5 millones bushel para el consumo, el cultivo y el uso industrial. Por su parte, las cotizaciones internacionales de la soya subieron 0,05%, que se explica por la mayor demanda de importaciones en el mundo.
En consecuencia, se espera que la producción mundial de cereales se sitúe en 2.522 millones de toneladas, 10 millones de toneladas más respecto a la estimación de octubre.
Para el caso de los aceites y grasas el alza en los precios internacionales en noviembre (0,7%), se produjo por los mayores precios del aceite de palma tras la disminución de la producción en Malasia e Indonesia y la firme demanda mundial de importaciones.

Mayores precios en materias primas se trasladarán en los próximos meses en precios de productos locales

En noviembre las variaciones en los precios internacionales de los alimentos se trasladaron al productor y al consumidor bogotano, aunque en menor proporción. Así, el incremento en los precios del trigo se ha reflejado en un mayor precio al productor de la harina de trigo a escala nacional (2,48%). Sin embargo, este comportamiento no se trasladó al consumidor bogotano durante este mes, dado el rezago existente entre los precios internacionales y los locales, por lo cual es de esperarse que esta tendencia al alza se refleje en los precios de los alimentos en el mes siguiente. Esta misma situación se presentó igualmente, en el caso del alimento para animales que registró en el mismo período un aumento en el IPP nacional de 0,37%, sin generar incrementos en los precios del pollo.

Menor abastecimiento de alimentos en Corabastos durante el mes de noviembre

De acuerdo al Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario - SIPSA, en noviembre ingresaron a Corabastos (principal plaza bogotana), 136.051 toneladas de alimentos, es decir, 19.387 t menos que en el mes anterior. Del total de alimentos, 49.406 t corresponden a verduras y hortalizas; 41.234 t a tubérculos, raíces y plátanos y 33.792 t a frutas frescas.
Respecto al volumen de las verduras y hortalizas, este fue menor en 13,0% (7.371 t) consecuencia de un menor abastecimiento de ajo y acelga desde los municipios de Mosquera y Madrid (Cundinamarca).
Por su parte, en el mismo mes el grupo de tubérculos, raíces y plátanos, registró una disminución de 11,3% en su volumen (5.278 t) por la reducida cantidad que ingresó de papas R-12 y criolla, proveniente de los municipios de Zipaquirá y Chocontá en el departamento de Cundinamarca.
En el caso de las frutas frescas la disminución en el volumen de ingreso a la principal plaza de la ciudad de 12,7% (4.938 t) fue generado por el escaso abastecimiento de naranja Valencia desde Lejanías y el Castillo en el Departamento del Meta y de Banano Urabá desde San Juan de Urabá en Antioquia.
En este sentido, el comportamiento anterior no se vio reflejado en el promedio de los hogares bogotanos durante el mes de noviembre, donde la inflación de alimentos fue negativa (-0,13%) jalonada principalmente por los menores precios de las frutas frescas (-4,31%) y las hortalizas y legumbre (-1,70%).
En detalle, en el grupo de las frutas se registró una caída en los precios de la mayoría de alimentos que lo componen, las cotizaciones del tomate de árbol y la mora fueron los más representativos con descensos de 5,95% y 3,32%, respectivamente. Este comportamiento se aprecia igualmente para el caso de las hortalizas y legumbres que durante el mismo período (noviembre) registraron variaciones negativas, principalmente para las hortalizas frescas. De este modo, el precio de la cebolla fue 15,53% más bajo, seguido de la zanahoria que cayó 11,94% y de otras hortalizas frescas (-6,81%).

 

Compartir este artículo

No olvide: 

Oferta mundial de cereales se situó en noviembre en 2.522 millones de toneladas según FAO, consecuencia de los fuerte incrementos en los precios del maíz. Índice de los precios internacionales de los alimentos permanece estable en noviembre, pero cae 6,4% respecto al mismo mes de 2013. Alza en precios internacionales de cereales se trasladará a precios al consumidor bogotano en los próximos meses. En noviembre ingresaron 19.387 t menos de alimentos a Corabastos. Las verduras y hortalizas registraron el menor ingreso con 7.371 t menos que en octubre.

Publicaciones: