En mayo se registró un menor acopio de alimentos frescos en Bogotá

Autor: 
Maritza Valencia Ramírez

Del total del abastecimiento de verduras y hortalizas registrado en el país en mayo, 51,7% ingresaron a la capital, de las frutas, los tubérculos y plátanos y otros grupos ingresaron 41,3%, 39,9% y 17,5%, respectivamente.

mao_8118.jpg
Foto:OdeBogotá

De acuerdo con el Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario - SIPSA, el volumen de alimentos que ingresó en mayo a las principales plazas del país, alcanzó un total de 372.434 toneladas, de las cuales, 38,9% ingresaron a las plazas de Corabastos y las Flores en Bogotá (144.767 t). En detalle, las verduras y hortalizas representaron el mayor volumen (52.319 t), 36,1% del total acopiado en la ciudad; seguido de tubérculos, raíces y plátanos con 28,8% (41.730 t), frutas frescas con 25,1% (37.371 t) y otros grupos con 9,2% (13.347 t).

Del total del abastecimiento de verduras y hortalizas registrado en el país en mayo, 51,7% ingresaron a la capital, de las frutas, los tubérculos y plátanos y otros grupos ingresaron 41,3%, 39,9% y 17,5%, respectivamente.

En mayo, el volumen de abastecimiento fue menor en 4,4% (6.627 t) respecto al mes anterior, debido al menor acopio de todos los grupos mencionados que se negociaron en Corabastos y las Flores. De este modo, los tubérculos, raíces y plátanos registraron una variación negativa de 3,5%, seguida de las frutas frescas con -3,2% y las verduras y hortalizas con -1,3%.

De acuerdo con el Sistema de Información de Precios del Sector Agropecuario, la caída en el abastecimiento de los anteriores grupos se generó principalmente por el menor ingreso a las plazas mayoristas de la ciudad de cebolla cabezona, repollo, papa, mango y papaya maradol.

Esta información corresponde exclusivamente a lo comercializado en las plazas de Corabastos y las Flores.

Cebolla, principal afectada por el menor abastecimiento de verduras en Bogotá

Para el periodo de análisis (mayo 2016), el menor abastecimiento de algunos productos de la canasta básica que se transan en Corabastos derivó en un incremento de los precios tanto del productor como del consumidor, aunque no así en todos los casos. Asimismo, cabe resaltar que el paro camionero actual inició la primera semana de junio, por lo cual sus efectos no recaen sobre las cifras reportadas en este boletín, toda vez que estas corresponden al mes de mayo.

En el grupo de las hortalizas, uno de los productos de mayor representatividad en la canasta básica de los bogotanos que más incrementó sus precios mayoristas en el mes fue la cebolla blanca cabezona, cuyo precio aumentó 36,6% en la principal plaza de la capital al pasar de $1.969 el kilo en abril a $2.690 en mayo. Esta situación no fue exclusiva de Corabastos toda vez que el incremento de los precios al consumidor de la cebolla para los hogares bogotanos fue de 18,9%.

El siguiente producto de este grupo que aumentó sus precios fue el tomate. En plaza, el precio del tomate chonto aumentó 8,9%, pasando de $1.288 a $1.403. Para el caso del consumidor, el índice de precios aumentó 12,9% y al productor 16,7%.

Otros productos de este grupo que tuvieron un importante alza en sus precios en plaza fueron: la cebolla larga (43,7%), la mazorca (22,6%), la zanahoria (21,7%) y el fríjol verde andino (17,6%).

Por su parte, el menor volumen de abastecimiento de tubérculos y plátanos generado por el escaso ingreso de papa única desde Guatavita y de papa suprema desde Subachoque, ambos municipios en Cundinamarca, generó una reacción negativa en los precios cotizados en Corabastos, donde los precios en plaza de este producto aumentaron durante mayo, consecuencia del bajo volumen acopiado en meses anteriores. Es así como en el reporte de precios de Corabastos se observó que los precios mayoristas de la papa pastusa crecieron 12,0%, al pasar de $1.599 el kilo en abril a $1.792 en mayo, en tanto que los de la yuca armenia pasaron de $1.341 el kilo a $1.447 en el mismo periodo.

En este sentido, la variación de los precios al consumidor bogotano de tubérculos y plátanos fue de 10,7%, mientras que para el productor fue de 9,3% en el caso de la papa, 8,3% para los plátanos.

Menores precios de frutas pese a caída en el abastecimiento en la ciudad

En mayo, el ingreso de frutas a las Centrales de Corabastos y Las Flores, fue menor comparado con el registro del mes anterior en 1.216 t. Esta situación responde al bajo ingreso de mango Yulima proveniente desde el municipio del Espinal ubicado en el Departamento de Tolima y de papaya maradol desde el municipio de Granada en Meta.

De este modo, se registraron alzas en los precios de algunas frutas en la principal plaza de la capital. Tal es el caso de productos como la guayaba (67,6%) que pasó de $1.695 el kilo en abril a $2.840 en mayo. A esta le siguió el lulo, que aumentó 27,8% al cotizarse en abril a $3.180 el kilo y en mayo a $4.064 y el tomate de árbol que presentó una variación positiva en sus precios de 22,1%, toda vez que en abril el precio promedio del kilo era de $1.560 mientras que en mayo alcanzó un valor de $1.904.

Por el contrario, la variación del Índice de Precios al Consumidor en Bogotá para algunas frutas fue negativo, tal es el caso de las naranjas (-20,7%), los bananos (-8,0%) y el tomate de árbol (-0,9%). En general, la reacción de los precios al volumen de abastecimiento en Bogotá no cumple necesariamen- te la relación de oferta y demanda (mayor oferta menor precio) por varios factores relacionados con los comercializadores en algunos casos, las necesidades de acopio y la asimetría en la información en la formación de los precios, entre otros.

Compartir este artículo

No olvide: 
  • El abastecimiento en Bogotá de verduras y hortalizas, tubérculos y plátanos y frutas frescas fue menor en mayo comparado con los registros del mes anterior en 680 t,
    1.535 t y 1.216 t, respectivamente
  • Los productos que más incrementaron sus precios en Corabastos en el mes de mayo fueron: la cebolla blanca cabezona (36,6%), la papa pastusa (12,0%) y la guayaba (67,6%)
  • El tomate chonto registró en mayo un incremento en los precios de toda la cadena. De este modo, el precio mayorista fue 8,9% más alto
Publicaciones: