En julio crece abastecimiento de alimentos mensual en 14,3% en la principal plaza de Bogotá

Autor: 
Maritza Valencia Ramírez

Con un ingreso en julio de 159.395 toneladas de alimentos a la principal plaza de abastos de la ciudad, Corabastos, el abastecimiento de alimentos en Bogotá registró un aumento de 14,3% respecto a junio, es decir 19.941 toneladas más que el mes anterior. Los grupos de frutas frescas, verduras y hortalizas, y tubérculos, raíces y plátanos, registraron un incremento en su volumen en 19,5%, 11,9% y 11,8%, respectivamente.    No obstante, la variación del índice de precios de alimentos para el total de la ciudad fue positivo, como un reflejo en la reducción del abastecimiento en el mes anterior (junio), cuando el abastecimiento en Corabastos cayó 9%. 

tn_MAO_6975.jpg
Foto:OdeBogotá

Con un ingreso en julio de 159.395 toneladas de alimentos a la principal plaza de abastos de la ciudad, Corabastos, el abastecimiento de alimentos en Bogotá registró un aumento de 14,3% respecto a junio, es decir 19.941 toneladas más que el mes anterior. Los grupos de frutas frescas, verduras y hortalizas, y tubérculos, raíces y plátanos, registraron un incremento en su volumen en 19,5%, 11,9% y 11,8%, respectivamente.
No obstante, la variación del índice de precios de alimentos para el total de la ciudad fue positivo, como un reflejo en la reducción del abastecimiento en el mes anterior (junio), cuando el abastecimiento en Corabastos cayó 9%.

Índice de precios internacionales de alimentos (FAO) cae 2,1% en julio respecto al mes anterior

En julio, el índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura - FAO - cae 2,1% respecto a junio, ubicándose en 203,9 puntos. Según comunicado de la misma Organización, la disminución de los precios de los cereales (- 5,5%), los lácteos (-4,4%) y los aceites y grasas (-4,1%) generaron presión a la baja sobre el índice general, siendo el primero el que más incidió. Por su parte, los precios de la carne crecieron 1,8%, en tanto que los del azúcar permanecieron estables.
En detalle, el descenso en las cotizaciones de los anteriores grupos, obedece, en el caso de los cereales, a la caída en los precios del maíz y el trigo en las principales bolsas mundiales donde se cotizan estos granos. En el caso del futuro del trigo este cae 9,3% en julio respecto al mes anterior mientras que el maíz lo hace en 15,8%, consecuencia de las buenas perspectivas respecto a la producción de ambas cosechas en los principales países exportadores del cereal, así como el incremento en las existencias para exportación previstas para la campaña comercial 2014/15. En este sentido, la producción mundial de cereales se sitúa en 2.498 millones de toneladas, incluido el arroz elaborado, 18 millones de toneladas más respecto a la estimación de junio.
Igualmente, los precios de los lácteos presentaron la misma tendencia que los cereales gracias a la disminución en la demanda de importaciones y la alta disponibilidad de los productos lácteos para la exportación. En cuanto a los menores precios de los aceites y grasas, la disminución obedece al descenso en las cotizaciones de aceites de soya y de palma, generados por las buenas expectativas de la cosecha en el primer caso y por la disminución de las importaciones mundiales para el segundo.
En el caso de la carne, los precios se incrementaron 1,8% en julio respecto al mes anterior, situación que obedece al fuerte aumento en los precios de la carne de bovino en Australia por la reducción de la misma para la exportación y la mayor demanda de importaciones desde China.
Respecto a los precios internacionales del azúcar, estos permanecieron estables frente al mes anterior, aunque por encima de su cotización de un año atrás (8,4%) consecuencia de la incertidumbre en la producción de Brasil e India.

La tendencia de precios mundiales se traslada a los mercados bogotanos

Las variaciones en los precios internacionales de los alimentos se han traslado en lo corrido del año al consumidor bogotano, aunque, como sucede regularmente, en una menor proporción. Es así como la reducción en los precios del trigo se ha reflejado en un menor precio al productor de la harina de trigo a nivel nacional (-0,43%) y un menor precio al consumidor bogotano de cereales y productos de panadería (-0,35%). De igual manera, la reducción mundial en el precio de la leche ha reducido los precios al consumidor en 0,02%, mientras que en el caso de las carnes, el incremento internacional se refleja en el consumidor bogotano en 1,7% en carne de res, 0,55% en pollo y 0,06% en cerdo. Si bien las tendencias de precios a nivel internacional no son el único factor que interviene en los precios locales, si marcan la tendencia en la dinámica local de la formación de precios.

Mayor abastecimiento de alimentos en Corabastos durante el mes de julio

De acuerdo al Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario - SIPSA, en julio ingresaron a Corabastos (principal plaza bogotana), 159.395 toneladas de alimentos, es decir, 19.941 t más que en el mes anterior. Del total de alimentos, 60.277 t corresponden a verduras y hortalizas; 45.033 t a tubérculos, raíces y plátanos y 41.924 t a frutas.
Respecto al grupo de frutas frescas, en julio se registró un aumento en el abastecimiento a la principal plaza de la ciudad de 19,5% (6.833 t) generado por el abundante abastecimiento de mango tommy desde Anapoima y Anolaima en Cundinamarca y de papaya hawaiana desde Valencia Córdoba. Por su parte, el volumen de las verduras y hortalizas fue mayor en 11,9% (6.481 t) consecuencia de una mayor oferta de pepino cohombro desde los municipios de Fusagasugá y Manta (Cundinamarca). En el caso de los tubérculos, raíces y plátanos, el abastecimiento crece 11,8% (4.754 t) por el aumento en la cantidad de plátano guineo proveniente de Anolaima y Venecia (Cundinamarca) y de papa única desde Chocontá y Villapinzón (Cundinamarca).
No obstante, en el promedio de los hogares bogotanos, la inflación de alimentos fue positiva (0,25%), dado que la participación del abastecimiento de Corabastos es pequeña frente al total de consumo de alimentos en la ciudad y, en el caso particular de los productos frescos donde es más fuerte esta plaza, el traslado de los precios frente a una reducción de la oferta se demora hasta un periodo según cálculos del Observatorio de Desarrollo Económico.
En este aumento de precios de los alimentos, el subgrupo que más influyó fue el de frutas (3,26%) jalonado por los precios de las naranjas (5,45%) y el tomate de árbol (3,47%), seguido de las hortalizas y legumbres (-1,07%) consecuencia de los mayores precios del tomate (21,40%) y la zanahoria (20,37) y de los tubérculos y plátanos (0,57%) generado principalmente por el aumento en los precios de la yuca en 3,84%.

 

 

Compartir este artículo

No olvide: 

Oferta mundial de cereales se sitúa en julio en 2.498 millones de toneladas según FAO, consecuencia del buen comportamiento en las cosechas de cereales en Estados Unidos. Índice de precios internacionales de los alimentos se reduce 2,1% en julio por la caída en los precios de cereales, lácteos y aceites y grasas. Caída en precios internacionales de cereales se traslada a precios al consumidor de productos de panadería en Bogotá, en menor proporción. En julio ingresaron 19.941 t más de alimentos a Corabastos (Bogotá), siendo las frutas las que registraron el mayor ingreso con 6.833 t más que en junio.

Publicaciones: