Abastecimiento de tubérculos fue mayor en Bogotá que en el país

Autor: 
Maritza Valencia Ramírez

Del total de alimentos que ingresó en marzo a las principales plazas de mercado mayorista en Bogotá, las verduras y hortalizas representaron el mayor volumen (56.451 t), 37,5% del total; seguido de los tubérculos, raíces y plátanos con una participación de 28,6% (42.985 t), frutas frescas con 24,3% (36.562 t) y otros grupos con 9,6% (14.474 t).

plaza20dejulio.jpg
Foto:OdeBogotá

De acuerdo con el Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario - SIPSA, el volumen de alimentos que ingresó en marzo a las principales plazas del país, alcanzó un total de 360.827 t, de las cuales, 41,7% ingresaron a Bogotá (150.472 t), lo que significó un incremento de 4,2% respecto a febrero, que se tradujeron en 6.074 toneladas adicionales de alimentos.

Abastecimiento de alimentos por grupo. Bogotá y Colombia. Variación mensual (%). Marzo de 2016

Fuente: DANE - Sipsa

Del total de alimentos que ingresaron en marzo a las principales plazas de mercado mayorista en Bogotá, las verduras y hortalizas representaron el mayor volumen (56.451 t), 37,5% del total; seguido de los tubérculos, raíces y plátanos con una participación de 28,6% (42.985 t), frutas frescas con 24,3% (36.562 t) y otros grupos con 9,6% (14.474 t).

Por su parte, del total del abastecimiento de verduras y hortalizas registrado en el país en marzo, 54,1% ingresaron a la capital, en tanto que de las frutas y los tubérculos y plátanos participaron con 42,9% y 41,4%, respectivamente.

El volumen de verduras y hortalizas acopiado en las principales plazas de la ciudad creció en marzo comparado con el mes anterior, pero fue menor en 0,4 p.p. con respecto al registro del total nacional. Este aumento se generó por el mayor ingreso de acelga y tomate larga vida a la capital.

Lo anterior, se reflejó, particularmente, en los precios al consumidor del tomate en Bogotá que cayeron 31,1%. Por el contrario, los precios del subgrupo de hortalizas y legumbre crecieron 4,4% debido a los mayores precios de la arveja (12,5%) y la legumbre seca (4,2%) y otras hortalizas (15,4%), que contrarrestaron la presión a la baja que ejercieron sobre el valor del subgrupo productos como el tomate, la zanahoria (-3,7%) y la cebolla (-2,3%).

Mayores precios de alimentos frescos pese a repunte en el abastecimiento

Adicionalmente, se observa que, para el periodo de análisis (febrero - marzo 2016), la variación del Índice de Precios al Productor para Colombia (no existe información regional) presentó una tendencia similar a la del IPC, toda vez que aquellos productos que registraron alzas en sus cotizaciones como las legumbres, también registraron un crecimiento en términos de IPP, que para este caso (legumbres) fue de 43,1%.

Por su parte, esta tendencia también se hizo evidente para los productos que disminuyeron sus precios al consumidor como el tomate, que presentó una caída en el precio al productor de 22,1%.

Igualmente, a partir del reporte estadístico de precios diarios de Corabastos, se evidencia la dinámica anterior. Particularmente, que el tomate chonto disminuyó 35,1%, al pasar de $1.636 a $1.061; mientras que el precio de la arveja verde aumentó 65,9%, pasando de $3.174 a $5.265.

En marzo, el comportamiento del abastecimiento de tubérculos y plátanos no se tradujo en menores precios al consumidor en Bogotá. En este sentido, mientras que el volumen de tubérculos y plátanos acopiado en las principales plazas de la ciudad se incrementó tres veces más que en el total nacional, impulsado por el mayor ingreso de papa criolla y plátano hartón; la variación de los precios al consumidor fueron cercanos a 5%. Este indicador fue jalonado, principalmente, por los precios al consumidor de la papa y el plátano, que en el periodo de análisis registró un valor de 5,2% y 5,0%, respectivamente.

La tendencia de los precios finales es coherente con los resultados del Índice de Precios al Productor para Colombia de estos productos, que registraron un aumento de 11,2%, en el caso de la papa y de 7,8% en el caso de los plátanos.

Por su parte, los reportes de Corabastos corroboran esta dinámica. De esta forma, en el tercer mes del año se observa que los precios mayoristas de la papa sabanera crecieron 36,2%, al pasar de $2.032 el kilo en febrero a $2.767, y los de la papa tocarreña, que aumentaron 45,7%, pasando de $1.659 el kilo a $2.417. Del mismo modo, los precios de la yuca llanera fueron mayores (7,4%), al variar de $1.294 a $1.389.

Precios de frutas en marzo fueron mayores a los de los tubérculos y las verduras

En marzo, el ingreso de frutas a las Centrales de Corabastos y Las Flores, fue mayor comparado con el registro del mes anterior. Esta situación responde al abundante ingreso de aguacate papelillo y lulo a la capital. Sin embargo, en este subgrupo se presentó la misma dinámica de los tubérculos, en la cual un mayor abastecimiento no se traduce en menores precios al consumidor.

En consecuencia, la variación del Índice de Precios al Consumidor de frutas en Bogotá para este periodo fue de 8%, impulsado por las altas cotizaciones de la mora (15,4%) y la naranja (10,2%). A esto se suma la información disponible de los precios al productor, que para el mes de marzo, registraron variaciones positivas para el banano y los cítricos. Así, mientras que en el primer caso el alza en las cotizaciones fue de 7,8%, para los cítricos esta cifra ascendió a 5,6%.

Por su parte, los precios mayoristas de las frutas, tomados de la medición que realiza Corabastos, concuerdan con la información del IPC. De este modo, nuevamente se registran alzas en los precios, siendo los más afectados el limón Tahití (36,5%), al pasar de $2.091 el kilo a $2.853, y la mora castilla, que se cotizó en febrero a $2.361 el kilo y a $3.115 en marzo.

Variación mensual del IPC de los alimentos que ingresan a Bogotá. 2015 - 2016

Fuente: DANE.-IPC

Compartir este artículo

No olvide: 
  • Pese al mayor ingreso de tubérculos y plátanos a las plazas de la ciudad en marzo, los precios al consumidor de productos como la papa y el plátano continúa con un comportamiento alcista.
  • Los altos Precios al Productor colombiano continúan generando alzas en los precios finales de los alimentos, contrarrestando el efecto que puede generar un mayor abastecimiento.
  • En marzo, la variación de los precios al consumidor de las verduras, los tubérculos y las frutas crecieron 4,4%, 4,5% y 8,0%, respectivamente.

 

Publicaciones: