Abastecimiento de alimentos en febrero cae 4,5% en la principal plaza de Bogotá

Autor: 
Maritza Valencia Ramírez

Con un ingreso en febrero de 136.250 toneladas de alimentos a la principal plaza de abastos de la ciudad, Corabastos, el abastecimiento de alimentos en Bogotá registró una disminución de 4,5% respecto a enero, es decir 6.475 toneladas menos que el mes anterior.    En este sentido, el menor volumen registrado en el segundo mes del año en los grupos de tubérculos, raíces y plátanos, frutas frescas y verduras y hortalizas fue de -8,0%, -5,6% y -0,1%, respectivamente, influyendo en el total del abastecimiento.  

tn_MAO_8184.jpg
Foto:OdeBogotá

Con un ingreso en febrero de 136.250 toneladas de alimentos a la principal plaza de abastos de la ciudad, Corabastos, el abastecimiento de alimentos en Bogotá registró una disminución de 4,5% respecto a enero, es decir 6.475 toneladas menos que el mes anterior.
En este sentido, el menor volumen registrado en el segundo mes del año en los grupos de tubérculos, raíces y plátanos, frutas frescas y verduras y hortalizas fue de -8,0%, -5,6% y -0,1%, respectivamente, influyendo en el total del abastecimiento.

Menor abastecimiento de tubérculos, raíces y plátanos en Corabastos se tradujo en mayores precios al consumidor bogotano. La papa aumentó sus precios 8,14% frente a diciembre.

Índice de precios internacionales de alimentos (FAO) cae 1,9% en enero respecto al mes anterior

En febrero, el índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura - FAO - cae 1,0% respecto a enero, ubicándose en 179,4 puntos. Según comunicado de la misma Organización, la disminución de los precios de los cereales (-3,2%), el azúcar (-4,9%) y los precios de la carne (-1,4%) ejercieron presión a la baja sobre el índice general. Por su parte, los aceites y grasas permanecieron casi invariables (0,4%) en el mes, mientras que los lácteos incrementaron en 4,6%.
En detalle, el descenso en las cotizaciones de los anteriores grupos, obedece, en el caso de los cereales a los menores precios del trigo (7%), siendo éste el que más contribuyó. Los abundantes suministros que se han registrado durante el 2015, sumados a las grandes existencias son el principal factor que explica este comportamiento. Asimismo, el pronóstico para la producción mundial de cereales continúa al alza y se estima en 2.542 millones de toneladas, 8 millones de toneladas más que el pronóstico de febrero, por las expectativas de una mayor producción de trigo en Argentina y Estados Unidos.
El comportamiento de los precios del azúcar, responde a las buenas expectativas de suministros abundantes en las principales zonas productoras de azúcar como Brasil y el debilitamiento de su moneda frente al dólar.
En el caso de la carne, los precios descendieron 1,4% en febrero respecto al mes anterior por el descenso de los precios de carne de bovino y ovino, mientras que los precios de la carne de aves de corral permanecieron constantes. Adicionalmente, el anuncio de la Unión Europea de la financiación al almacenamiento privado de carne de cerdo, generó un aumento en los precios.
Los precios de los aceites y grasas se mantuvieron estables, debido a que los efectos de las inundaciones en Malasia fueron contrarrestados por el aumento en el consumo de Indonesia. Sin embargo, vale la pena resaltar el aumento en la cosecha de soya de América del Sur, que disminuye el precio del aceite.
Finalmente, los precios de los lácteos registraron una variación positiva, que se explica por el aumento en el precio de la leche en polvo, producto de las sequias en Nueva Zelandia, principal productor, y la disminución en la producción de la Unión Europea.

Traslado de precios internacionales a la economía local

La reducción en los precios internacionales de los cereales no se refleja en la misma magnitud en la economía colombiana consecuencia del incremento del dólar.
Por ejemplo, mientras que el trigo ha reducido su cotización en la bolsa de Kansas (-1,1%) de 540 US$/bushell a 535 US$/bushell entre enero y febrero de 2015, en ese mismo periodo, el peso continua devaluado frente al dólar americano, situación que ha compensado la caída de estas materias primas y ha encareciendo las importaciones de los productos. El caso contrario se presenta con la soya y el maíz, los cuales aumentaron 7,3% y 3,9%, respectivamente.

Menor ingreso de todos los grupos de alimentos a Corabastos

De acuerdo al Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario - SIPSA, en febrero ingresaron a Corabastos (principal plaza bogotana), 136.255 toneladas de alimentos, cifra inferior en 4,5% respecto a enero (6.475 t menos de alimentos en el mes). Asimismo, dicho abastecimiento es menor al registrado en febrero del año anterior en 3,0%, que se traduce en 4.191 t menos.
En general, del total de alimentos, 52.539 t corresponden a verduras y hortalizas (38,56%); 36.457 t a tubérculos, raíces y plátanos (26,76%) y 35.866 t a frutas (26,32%).
Respecto al volumen de las verduras y hortalizas, este fue menor en 0,1% (60 t) consecuencia de una menor oferta de apio y cilantro desde los municipios de Mosquera y Une (Cundinamarca). En el caso de los tubérculos, raíces y plátanos, el abastecimiento disminuyó 8,3% (3.312 t) por la reducción en la cantidad de papa criolla y de papa parda pastusa proveniente de Subachoque y Villapinzón en el Departamento de Cundinamarca.
Por su parte, en febrero, el grupo de frutas frescas registró una disminución en el abastecimiento a la principal plaza de la ciudad de 5,6% (2.120 t) generado por el escaso abastecimiento de aguacate papelillo proveniente del municipio de Mariquita en Tolima y de maracuyá desde La Unión en el Valle del Cauca.
El escaso ingreso en el abastecimiento de alimentos en febrero en Corabastos se vio reflejado en el aumento del índice general de precios (1,36%), particularmente en el de alimentos (1,9%) en Bogotá. El anterior comportamiento fue jalonado por los mayores precios de los grupos de hortalizas y legumbres, tubérculos y plátanos y frutas que incrementaron en 10,2%, 2,0% y 1,2%, respectivamente.
En detalle, los alimentos que más incrementaron sus precios fueron: en el grupo de verduras y hortalizas el tomate choto (11,5%) y el fríjol (7,8%); en tubérculos y plátanos, la papa subió 1,8% y los plátanos 3,2%. Finalmente, las frutas que registraron mayores incrementos en sus precios al consumidor fueron el tomate de árbol (8,4%) y las naranjas (4,5%).

 

Compartir este artículo

No olvide: 

Oferta mundial de cereales se situó en marzo en 2.542 millones de toneladas según FAO, esto es ocho millones de toneladas más que en febrero. En febrero, índice de precios internacionales de alimentos cae 1,0% por la reducción en los precios de la carne, el azúcar y los cereales. 2015 continua con la misma tendencia de los tres años recientes de descensos en los precios internacionales de los alimentos. Entre febrero de 2014 y el mismo mes de 2015, se redujo el volumen de alimentos que ingresaron a Corabastos. Para este periodo la variación anual fue de -3,0%.

Publicaciones: