Abastecimiento de alimentos en enero cayó 5,0% en la principal plaza de Bogotá

Autor: 
Maritza Valencia Ramírez

En enero, el menor abastecimiento de  tubérculos y hortalizas en Corabastos se tradujo en mayores precios al consumidor bogotano de papa (34,4%), cebolla(12,3%), tomate (11,4%) y zanahoria (9,1%).

tn_mao_6581.jpg
Foto:OdeBogotá

Con un ingreso en enero de 2016 de 148.108 toneladas de alimentos a la principal plaza de abastos de la ciudad, Corabastos, el abastecimiento de alimentos en Bogotá registró una disminución de 5,0% respecto a diciembre, es decir, 7.817 toneladas menos que el mes anterior.

En detalle, el volumen de algunos de los grupos de alimentos frescos que ingresaron a la Plaza en enero fue menor. Así el abastecimiento de verduras y hortalizas se redujo 11,1%, y el de los tubérculos 7,2%. En contraste el volumen de ingreso de las frutas creció 3,8% en el mes.

Abastecimiento de alimentos en Corabastos. Miles de toneladas y variación mensual (%). Enero 2015 - 2016

Fuente: Sistema de Información de Precios del Sector Agropecuario, DANE

Índice de precios internacionales de los alimentos (FAO) cae 1,9% en el primer mes del año 

En enero, el índice de precios internacionales de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura - FAO - cayó 1,9% respecto a diciembre, ubicándose en 150 puntos. Según comunicado de la Organización, la disminución de los precios del azúcar (-4,1%), los lácteos (-2,9%), los cereales (-1,9%), los aceites y grasas (-1,9%) y la carne (-1,1%)ejercieron presión a la baja sobre el índice general.

En detalle, el descenso en las cotizaciones de los anteriores grupos, obedece, en el caso del azúcar, a las buenas cosechas en Brasil, que después de varios meses de incertidumbre generada por las condiciones climáticas, fue mucho mejor de lo esperado; permitiendo que la caída en la producción de este producto en China, India, Sudáfrica y Tailandia no afectara en absoluto el comportamiento de los precios.

Los lácteos presentaron una tendencia similar a la del azúcar, que se explica principalmente por la abundante producción de leche en la Unión Europea, la alta disponibilidad de la misma en Oceanía y la poca actividad de las importaciones. En el caso de los cereales, la reducción de los precios se generó como consecuencia de la abundante oferta a escala mundial y el aumento del número de vendedores que ha ampliado el mercado. Esto se ha hecho evidente particularmente, en los menores precios del trigo y el maíz, los cuales han registrado variaciones negativas en sus precios de 21,9% y 7,8%, respectivamente. Así mismo, el pronóstico para la producción mundial de cereales en la temporada comercial 2015/16 se estima en 2.501 millones de toneladas, es decir 30,1 millones de toneladas menos que las registradas en la campaña anterior (2014/15), pero que se consideran suficientes para satisfacer la demanda prevista para el resto de la temporada.

Por su parte, los precios de los aceites y grasas fueron menores, principalmente por la diminución de los precios de la soja, que en enero registraron una caída de 12,1%, situación que se generó gracias a la alta producción que se dio de esta oleaginosa en la mayoría de los países, exceptuando Brasil y Estados Unidos.

Así mismo, los precios de los cárnicos registraron una variación negativa, debido a que la abundante producción que suele registrarse en Oceanía en esta época del año, disminuyó los precios de la carne de ovino. Adicionalmente, como era de esperarse, la escasa demanda internacional de bovino se tradujo en menores precios del producto y en una mayor presión a la baja sobre el índice.

Índice de los precios internacionales de los alimentos. Enero 2015 - 2016

Fuente: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura - FAO.

Precios locales de cereales y panificables afectados por alza en la tasa de cambio

La reducción, en el último año (enero 2015 - enero 2016) de los precios internacionales de los cereales (-15,9%) no se refleja en la economía local en el mismo sentido, toda vez que, mientras que los precios internacionales del trigo y el maíz han disminuido 21,9% y 7,8% en el mismo periodo, los precios al productor de estos han aumentado 25,5% y 18,7%, respectivamente. A esto se suma que los precios al consumidor de los productos de panadería y las harinas en Bogotá han aumentado 9,6% y 8,5%, respectivamente.

El permanente aumento de la tasa de cambio, que entre enero de 2015 y el mismo mes dela año anterior ha crecido 37,7%, ha contrarrestado el impacto de los precios externos en las cotizaciones de los productos mencionados, generando que los consumidores bogotanos hayan gastado más dinero en estos productos en el último año.

Menor ingreso de tubérculos en Bogotá, se tradujo en mayores precios en enero

De acuerdo al Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario - SIPSA, en el primer mes del año ingresaron a Corabastos (principal plaza bogotana), 148.108 toneladas de alimentos, cifra inferior en 5,0% respecto a diciembre de 2015, es decir .7.817 t menos de alimentos en el mes. Por el contrario, dicho abastecimiento es superior al registrado en enero del año anterior en 3,8%, que se traduce en 5.378 t más. 

En general, del total de alimentos, 54.449 t corresponden a verduras y hortalizas (36,8%); 41.784 t a tubérculos, raíces y plátanos (28,2%) y 36.460 t a frutas (24,6%).

Respecto al volumen de las verduras y hortalizas, este fue menor en 7,2% (4.203 t menos) consecuencia de una menor oferta de ajo y apio desde los municipios de Mosquera y Tenjo (Cundinamarca). En el caso de los tubérculos, raíces y plátanos, el abastecimiento disminuyó 11,1% (5.208 t menos) por la reducción en la cantidad de papa criolla proveniente de Subachoque en el Departamento de Cundinamarca y de arracacha desde el municipio de Cajamarca en Tolima.

Por su parte, en enero, el grupo de frutas frescas registró un crecimiento en el abastecimiento a la principal plaza de la ciudad de 3,8% (1.350 t más) generado por el abundante abastecimiento de banano Urabá proveniente del municipio de San Juan de Urabá en Antioquia y de Curuba desde Sutamarchán localizado en Boyacá.

El escaso ingreso en el abastecimiento de alimentos en enero  en Corabastos se vio reflejado en el aumento del índice general de precios (1,2%), particularmente en el de alimentos (2,6%) en Bogotá. El anterior comportamiento fue jalonado principalmente por los mayores precios de los tubérculos y plátanos que incrementaron 24,1%; seguido en menor proporción por las verduras y hortalizas que aumentaron 3,4%, en el mismo periodo. Al interior de estos grupos los productos que más incidieron en este comportamiento fueron: la papa (34,4%) y otros tubérculos como: el ñame y los cubios que en conjunto crecieron 12,6%, para el primer caso y la cebolla (12,3%), el tomate (11,4%), la zanahoria (9,1%) y las legumbre secas (14,2%). 

Inflación anual por subgrupo de alimentos. Bogotá. Enero 2016

Fuente: DANE.

Notas metodológicas:

  • Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación - FAO. Registra los precios internacionales de cereales, aceites, azúcar, lácteos y cárnicos.
  • Sistema de Información de Precios del Sector Agropecuario - SIPSA. Registra el ingreso de alimentos a las principales Centrales de Abastos del país.
  • Bolsas de Kansas y Chicago para la cotización internacional de los cereales.

 

Compartir este artículo

No olvide: 
  • El pronóstico más reciente de la oferta mundial de cereales para la temporada comercial 2015/16 se estima en 2.501 millones de t según FAO, esto es 30,1 millones de t menos que en 2014/15.
  • En enero, el índice de precios internacionales de los alimentos cayó 1,9% por la disminución en los precios del azúcar, los lácteos, los cereales, los aceites y la carne.
  • El constante aumento en la tasa de cambio, se ha traducido en mayores precios al productor colombiano de trigo y maíz, principalmente.
  • En el último año, el volumen de alimentos que ingresaron a Corabastos fue mayor en 3,8%. Para este periodo, se registraron 5.378 t más.
Publicaciones: