Se desacelera caída de producción industrial de me-dianas y grandes empresas en Bogotá

Autor: 
Vivian Cristina Sierra Ibáñez

La confitería, café y otros productos alimenticios fue el sector con mayor dinamismo y principal. Su crecimiento fue del 15,3%, con una contribución de 1,2%.

tn_MAO_6791.jpg
Foto:OdeBogotá

En Bogotá, durante el segundo trimestre de 2013 se registró una caída de 0.4% respecto al mismo periodo del año anterior. Este dato presenta una importante recuperación frente al primer trimestre de 2013, período en que la variación fue –7.1%. Sin embargo, la tendencia negativa en el nivel de la producción industrial manufacturera persiste.

El empleo manufacturero presentó una variación de -2.4% en el periodo, profundizando así la caída tras cinco semestres consecutivos de variaciones negativas, de acuerdo con la información de la MTMR. Este resultado contrasta con los resultados derivados de la GEIH, donde se incluye información de pequeñas y micro empresas. De acuerdo con esta encuesta, el empleo en el sector industrial en Bogotá creció 6.9% en el segundo trimestre de 2013.

 

La producción industrial nacional da muestras de recuperación

 

Los datos correspondientes al segundo trimestre (abril-junio) de 2013 muestran un crecimiento de -0.3% en la producción industrial en Colombia. Con este nuevo dato las medianas y grandes empresas de la industria nacional completaron cuatro trimes-tres consecutivos a la baja. Sin embargo se observa una mejora en la tendencia, ejemplo de ello es que durante el primer trimestre del año la industria creció –6.6% respecto al mismo trimestre del año anterior.

A escala nacional, las diferentes regiones presentaron tasas de crecimiento positivas en su nivel de producción industrial con la excepción de Bogotá. El Eje Cafetero fue la región que mayores crecimientos presentó (7.4%); seguida de los Santanderes (7.3%); Barranquilla (4.4%) y Medellín y Cali, que crecieron 3.6% y 2.4% respectivamente.

Las ventas a nivel nacional presentaron una variación de 0.9% lo que igualmente finaliza un periodo de tres trimestres consecutivos de variaciones negativas. Al igual que la producción, la recuperación es notoria toda vez que en el primer trimestre la caí-da fue de –6.6%. Los datos anteriores permiten inferir que el mercado doméstico se está reactivando. Las ventas nacionales aumentan, la producción presenta caídas menos profundas y se observa que la recuperación es generalizada en las regiones.

 

‘Elaboración de productos lácteos’ y ‘bebidas alcohólicas’, los dos sectores más dinámicos durante el periodo

 

Durante el segundo trimestre de 2013 la producción industrial en Bogotá presentó una variación de -0.4% frente al mismo periodo del año anterior. La producción industrial de medianas y grandes empresas de la capital completó cinco períodos de caídas consecutivas. Sin embargo, se observa una mejoría en el comportamiento del sector; tras haber presentado una variación en el primer trimestre del año de –8.3% frente a igual periodo del 2012.

Al analizar el comportamiento por subsectores se encuentra que las dos actividades industriales de mayor variación fueron ‘vehículos, automotores y autopartes’ (–31.9%) y ‘actividades de edición e impresión’ (–19.4%). La industria automotriz bogotana sigue enfrentan-do fuertes retos, principalmente por la competencia con carros importados de igual gama, lo que ha llevado a una disminución en las ventas. En Medellín por el contrario, debido al tipo de modelos ensamblados, la ensambladora principal se ha abierto paso al mercado externo permitiendo al sector alcanzar crecimientos de 14% en su producción. Por su parte, los sectores que contribuyeron a un mejor crecimiento de la industria capitalina fueron ‘Elaboración de productos lácteos’ (21.8%); ‘Bebidas alcohólicas’ (18%) y ‘Fabricación de maquinaria y equipo’ (14.8%).

 

Crecimiento de las ventas industriales marca el camino hacia la recuperación del sector

 

En Bogotá durante el segundo trimestre de 2013 las ventas del sector industria registraron una variación 1.5%, rompiendo con las progresivas caídas que habían presentado durante los últimos cuatro trimestres. Asimismo el comportamiento de las ven-tas en este periodo presenta una importante recuperación frente al primer trimestre del año (-7.9%), presentando así indicios de activación de la demanda en la capital.

Sin embargo, Bogotá fue la región que menos creció, aunque lo hizo por encima de lo registrado en el país (0.9%). El Eje Cafetero, los Santanderes y Barranquilla fueron las regiones con mejores comportamientos en sus ventas, al presentar crecimiento de 7.3%, 6.6% y 6% respectivamente.

En Bogotá, las ventas se vieron jalonadas por el crecimiento de los subsectores ‘Bebidas alcohólicas’ (23%); ‘confitería, café y otros productos alimenticios’ (17.2%); ‘fabricación de maquinaria y equipo’ (17.5%) y ‘elaboración de productos lácteos’ 17.7%. La suma de sus contribuciones a la variación total es de 3%.

Por otra parte, los subsectores que registraron resultados negativos en las ventas de las medianas y grandes empresas de la ciudad fueron ‘vehículos automotores y autopartes’ (–27.5%), seguido de ‘actividades de edición e impresión’ (-4.5%) y ‘farmacéuticos, jabones y otros químicos’ (-4.1%)’.

 

Se profundiza la caída en el empleo industrial en Bogotá

 

Una consecuencia natural de la reducción en la producción, es la subsiguiente caída del empleo en el sector, que por lo general se presenta con algún tiempo de rezago como respuesta a los cambios en el comportamiento de la producción.

Durante el segundo trimestre de 2013, el número de ocupados en el sector industrial de la ciudad cayó 2.4%, proporción mayor a la caída en la producción. Esta disminución es la más profunda observada tras cinco períodos consecutivos de comportamientos negativos.

Lo anterior se puede explicar por la fuerte disminución en la producción presentada en el trimestre inmediatamente anterior. Por el rezago se esperaría, que de presentarse recuperaciones en la industria, las caídas en el empleo en los próximos trimestres sean cada vez menores, e incluso llegaran incrementar.

La caída del empleo en la ciudad es mayor a la presentada a escala nacional (-2%) y la segunda más baja frente a las demás regiones. En los Santanderes el nivel de ocupación del sector cayó 3%. Precisamente por el rezago arriba descrito, aunque las regiones han tenido buenos comportamientos en ventas y producción, siguen presentando variaciones negativas en el empleo, con la excepción de Barranquilla, que creció 1.7%. Cali, el Eje Cafetero y Medellín cayeron –2.4%, -2.1% y –1.7% respectiva-mente.

En el caso de Bogotá, los empleos temporales fueron los que más cayeron (-3.1%), mientras que el empleo permanente cayó –1.9%. El personal de producción, como es de esperarse, cayó –2.3%, mientras que el de administración y ventas tuvo una mayor contracción (-2.6%). Los subsectores industriales ‘Vehículos auto-motores’ (-17.4%), ‘prendas de vestir’ (-8.8%), ‘edición e impresión’ (-8.6%) y ‘otras industrias manufactureras’ (-5.4%) presentaron las mayores reducciones de personal durante el periodo. Estos contribuyeron con 2.4% de la caída total.

Por otra parte, los subsectores que aumentaron su personal en la capital durante el período analiza-do fueron ‘productos lácteos’ (7.2%), ‘confitería, café y otros productos alimenticios’ (6.2%) y ‘productos de panadería’ (3.9%). No obstante, la suma de sus contribuciones es pequeña (0.5%).
Finalmente, es importante anotar que, mientras que la Muestra Trimestral Manufacturera Regional arroja una tendencia decreciente en el empleo, la Gran Encuesta Integrada de Hogares muestra completamente lo opuesto, un crecimiento de 6.9%. La razón es que a diferencia de la MTMR, la GEIH no deja de lado a las pequeñas empresas, lo que lleva a pensar que son éstas las que, además de estar creando empleo, contrarrestan la caídas del mismo en las medianas y grandes empresas.

 

Las expectativas nacionales de mejora muestran primeros signos de recuperación

Según la EOIC de la Andi (resultados a mayo) el 41.6% de las empresas consideran que la situación de la empresa estará mejor, mientras que solamente el 6.1% piensa que empeorará. Además, el 53.4% de los encuestados consideran que la situación de su compañía es buena. Por otra parte, la EOE de Fedesarrollo arrojó buenos avances para los meses de marzo y mayo en cuanto a expectativas industria-les y empleo, aunque el resultado se revirtió un poco en junio.

Compartir este artículo

No olvide: 

Bogotá es la única región que registró disminución en la producción industrial de las pequeñas y grandes empresas, incluso más que a escala nacional (-0.3%). Después de cuatro trimestres de caídas consecutivas, la cifra de ventas de las medianas y grandes empresas presentó un crecimiento de 1.5%. Son solamente dos los sectores responsables de la caída de la producción de las medianas y grandes empresas de la ciudad: ‘vehículos, automotores y auto-partes’ (–31,9%) y ‘actividades de edición e impresión’ (–19.4%). Sumadas sus contribuciones, se tiene que aportaron –4.8% a la reducción total del sector .

Temáticas: 
Publicaciones: