Producción industrial de Bogotá se contrae 0,9% en el tercer trimestre

Autor: 
Juan Diego Lobo Clavijo

Luego de mostrar cifras positivas en el primer semestre del año, la producción manufacturera de la capital volvió a retroceder (0,9%) durante el tercer trimestre de 2016. Lo anterior evidencia una ralentización del mercado interno y una interrupción al  impulso con que venía desarrollándose el aparato productivo local. El resultado del trimestre se explica principalmente por el debilitamiento de la demanda interna, que surgió como reacción al choque ocasionado por el paro camionero y a la evolución del ingreso nacional en el contexto actual. La principal contribución a la variación de la producción real de la ciudad correspondió a hierro, acero y elaborados de metal, situación que se genera por una menor cantidad de pedidos, esencialmente por parte del sector de la construcción.

tn_mao_8826
Foto: ODEB
Producción industrial grandes y medianas empresas en Bogotá. Variación anual del trimestre (%)

 

Fuente: Dane, Muestra Trimestral Manufacturera Regional —MTMR.

 

Luego de mostrar cifras positivas en el primer semestre del año, la producción manufacturera de la capital volvió a retroceder (0,9%) durante el tercer trimestre de 2016. Lo anterior evidencia una ralentización del mercado interno y una interrupción al  impulso con que venía desarrollándose el aparato productivo local. El resultado del trimestre se explica principalmente por el debilitamiento de la demanda interna, que surgió como reacción al choque ocasionado por el paro camionero y a la evolución del ingreso nacional en el contexto actual. La principal contribución a la variación de la producción real de la ciudad correspondió a hierro, acero y elaborados de metal, situación que se genera por una menor cantidad de pedidos, esencialmente por parte del sector de la construcción.

Para las empresas, el año prosiguió con la expectativa de la acogida de los ajustes propuestos por los sectores productivos y asimismo la posterior aprobación de la reforma tributaria, la depreciación del tipo de cambio y la progresiva reducción de la inflación; situaciones que hacían prever que se mantendría el rezago del sector manufacturero frente a otros sectores económicos, a pesar de los resultados optimistas de los primeros seis meses de 2016.

Según pudo establecer el Banco de la República por medio de la Encuesta Mensual de Expectativas, los productores manufactureros bogotanos manifestaron que, a la fecha, existe producción en proceso y la intención de invertir en los próximos doce meses en mejoramiento y ampliación del parque industrial.

Por otro lado, el personal ocupado se redujo un 0,4%, resultado que va en línea con la contracción vista en  trimestres pasados y que a su vez rompe con el resultado positivo del periodo inmediatamente anterior (0,3%). Sin embargo, se espera que la demanda de mano de obra aumente durante el cuarto trimestre del año en Bogotá. ManpowerGroup advirtió que entre los productores fabriles aumentó la disposición por incrementar los niveles de contratación, al situarse en un 16% para empresas medianas y en 29% para empresas grandes. Para el caso de la economía capitalina, la expectativa neta de empleo pasó de 9% a 13% entre el tercer y cuarto trimestre de 2016.

Aunque en los últimos doce meses la producción manufacturera de la ciudad acumula una leve caída de 0,9%, las ventas cerraron en terreno negativo con una variación de -0,6%, lo que conllevó a una acumulación de existencias y, por ende, a descartar la necesidad de generar nuevos volúmenes de inventario.

Tercer trimestre poco satisfactorio para los industriales capitalinos

 

Durante el tercer trimestre de 2016, la industria bogotana registró menores niveles de producción, ventas y personal ocupado respecto al mismo periodo de 2015. Sólo cinco de las catorce agrupaciones manufactureras analizadas en Bogotá jalonaron positivamente la producción real del trimestre, destacándose la ampliación del portafolio de productos a ofrecer y a su vez mayores solicitudes de pedidos. En particular, sobresalen las contribuciones positivas de lácteos, café, cacao, chocolate y confitería (0,8%), derivados de petróleo fuera de refinería, sustancias químicas básicas y otros productos químicos (1,2%) y otras manufacturas (0,4%), que en conjunto aportaron 2,5% a la variación del trimestre.

Debe señalarse que la persistencia de tasas de cambio elevadas ha impulsado la sustitución parcial de la importación de textiles por la compra de producción local, situación que ha fortalecido a dicho sector. Por otra parte, considerando que el fenómeno de El Niño finalizó en mayo, podría inferirse que el efecto neto sobre la producción alimentaria fue menos severo de lo esperado. El comportamiento positivo del sector de “derivados del petróleo fuera de refinería, sustancias químicas básicas y otros productos” se vio impulsado por una mayor demanda de medicamentos, cosméticos y fertilizantes.

Producción real en Bogotá según subsectores. 
Variación anual del II trimestre%, 2016/2015

Fuente: Dane, MTMR.

 

Estos buenos resultados fueron contrarrestados, principalmente, por la menor dinámica de producción registrada en elaboración de hierro, acero, elaborados de metal, minerales no metálicos y metales preciosos (-0,8%) y fabricación de artículos de plástico y caucho (-1,2%), agrupaciones que en conjunto restaron 2 p.p.

        Por su parte los industriales agremiados en la ANDI manifestaron algunas  dificultades que encuentran en el mercado, resultados expresados en la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC). De acuerdo con dicha encuesta, los principales factores que dificultaron la labor industrial fueron: el tipo de cambio, la falta de demanda y el costo y/o suministro de materias primas.

Según información reportada por la DIAN, la importación de bienes en Bogotá presentó una reducción significativa para los tres trimestres corridos de 2016 la cual fue de -22,8%. Dentro de estas se destaca que aquellas importaciones provenientes de países asiáticos se contraen para dicho periodo en comparación al comportamiento registrado para 2015. Para efectos informativos, cabe mencionar que las importaciones desde China se contrajeron en 20%, desde Japón en  21,3% y desde Corea del Sur en  26,9%. Finalmente, la capacidad instalada creció para el tercer trimestre, superando al promedio histórico registrado por la ANDI al situarse en 78,1%, superior 4,6 p.p. en comparación al nivel promedio del tercer trimestre de 2015.

 

Producción manufacturera regional con comportamiento negativo

 

La información recabada por el DANE a través de la Muestra Trimestral Manufacturera Regional (MTMR), señala que sólo en una de las seis regiones investigadas aumentó la producción real durante el tercer trimestre del año, lo que derivó en el crecimiento de 2,3% a escala nacional, sin incluir refinación de petróleo. Para este trimestre se destaca el crecimiento obtenido en la Costa Atlántica (5,9%) por cuenta de sustancias químicas básicas.

En general, la producción de hierro y fundición y otras manufacturas son las líneas que jalonaron el sector en Colombia durante este periodo; no obstante, se apreciaron resultados mixtos en otras líneas manufactureras. En opinión de los industriales, la demanda interna es fundamental para que se revierta este comportamiento y se traduzca en un crecimiento del PIB.

 

 

Compartir este artículo

No olvide: 
  • Producción manufacturera bogotana se contrajo 0,9% durante el tercer trimestre de 2016.
  • Requerimiento de personal en el sector fabril retornó a terreno negativo en la capital del país. A septiembre de 2016 cayó el personal ocupado en actividades administrativas (1%) y en el área de producción (0,1%).  
  • Producción real de hierro, acero y elaborados de metales en la ciudad contribuyó en 1 p.p. a la caída en los últimos doce meses.
Temáticas: 
Publicaciones: