Producción industrial bogotana cayó 4,9% en el tercer trimestre de 2012

Autor: 
Azucena Paola Vallejo Concha

El sector de otras industrias manufactureras mostró el crecimiento más alto entre la producción industrial durante el tercer trimestre de 2012. Su contribución al crecimiento total de la industria llegó a 0,9 puntos

tn_MAO_7445.jpg
Foto:OdeBogotá

En el tercer trimestre de 2012 la producción industrial cayó −4,9%, comportamiento contrario al presentado en el mismo trimestre del año 2011, cuando este crecimiento llegó a 5,8%. La caída se explica principalmente por el comportamiento de los sectores que impulsan la industria manufacturera en la ciudad, como ‘vehículos automotores’ (−19,1%), ‘edición e impresión’ (−10,7%) y ‘productos de caucho y plástico’ (−6,0%).

En este mismo período, la tasa de ocupación también bajó hasta ubicarse en −0,8%, significativamente menor a la mostrada en el año anterior (2,0% III trimestre). Este comportamiento refleja la disminución en el número de ocupados en 8 de las 18 actividades productivas analizadas.

 

Caída de 4,9% en la producción industrial bogotana

 

En el tercer trimestre de 2012 la producción industrial de Bogotá cayó 4,9%, un comportamiento opuesto al presentado en el mismo trimestre del año 2011, cuando el crecimiento de la industria se ubicó en 5,8%, pero que durante los dos primeros trimestres del año venía mostrando una desaceleración (0,8% y −0,3% respectivamente).

El comportamiento se explica por la baja en actividades que impulsaron la industria en la ciudad y que tuvieron las contribuciones más significativas en el período analizado. Entre ellas se encuentran ‘vehículos automotores’ (−19,1%), ‘edición e impresión’ (−10,7%), ‘productos de caucho y plástico’ (−6,0%) y ‘confecciones, prendas de vestir’ (−18,4%).

 

‘Otras industrias manufactureras’ (21,3%) y ‘confitería, café y otros productos alimenticios (4,9%)’ jalonaron la producción

 

Las actividades industriales que mostraron dinámicas de crecimiento significativas en Bogotá en el tercer trimestre de 2012 fueron ‘otras industrias manufactureras’ (21,3%) y ‘confitería, café y otros productos alimenticios’ (4,9%).La dinámica favorable de ‘otras industrias manufactureras’ se explica por el incremento de pedidos de líneas de muebles y colchones por parte de los almacenes de cadena y por la demanda de closets y puertas por parte del sector hotelero de la costa caribe. ‘Confitería, café y otros productos alimenticios’ creció debido al lanzamiento de nuevos productos al mercado y al aumento de pedidos realizados por los entes gubernamentales y porque durante el año anterior se realizaron labores de mantenimiento.

Por el contrario, los sectores productivos que bajaron durante el tercer trimestre de 2012 fueron ‘bebidas alcohólicas y elaboración de cervezas’ (−75,6%), ‘elaboración de productos derivados del petróleo, fuera de refinería’ (−25,2%), ‘vehículos automotores’ (−19,1%) y ‘confecciones, prendas de vestir’ (−18,4%), aunque solamente estas dos últimas tienen contribuciones significativas a la caída del total de la industria (−2,6% y −0,5% respectivamente).

Otro de los renglones industriales que cayó fue ‘curtido y preparado de cueros, calzado y artículos de viaje’ (−17,7%). Esta dinámica sigue obedeciendo al incremento en las importaciones de calzado de origen chino, que ascendió a USD 214.376.305 CIF (ACICAM) durante los primeros 9 meses del 2012.

 

Ranking industrial deja a Bogotá en el último lugar frente a otras regiones

 

De acuerdo con las cifras del tercer trimestre de 2012, Bogotá es la región que muestra el mayor descenso en la producción industrial (−4,9%) y se ubica en el último lugar en relación con el comportamiento del sector manufacturero de Cali, los Santanderes, Medellín, Barranquilla y el Eje Cafetero.

Cali, con una tasa de −1,3%, y los Santanderes, con −0,2%, fueron las regiones que, junto a Bogotá, mostraron caídas en la industria. Por el contrario, regiones como Medellín, Barranquilla y el Eje cafetero mostraron tasas de crecimiento que ascienden a 9,6%, 2,0% y 1,3% respectivamente. Esta disparidad regional puede explicarse a partir del sector automotor, que en Bogotá tuvo una tasa de −19,1% y Medellín de 63,1%.

Lo anterior se debe a la dinámica exportadora observada en la capital del país, que generó ventas al mercado externo de menos vehículos automotores de gama media (motor de émbolo y cilindrada entre 1500 cm3 y 3000 cm3) con una participación de 8,09% dentro del total de exportaciones de este tipo de vehículos durante el período enero-septiembre, y que se dirigieron principalmente a Ecuador. Asimismo, las importaciones de este renglón productivo en Bogotá se contrajeron (−5,7%), al tiempo que las ventas se desaceleraron (4,4%).

Por otra parte, Medellín tuvo la tasa más alta de crecimiento de la industria automotriz en el tercer trimestre de 2012 (63,1%), acompañada del crecimiento de las exportaciones de vehículos de gama media (participación dentro del total de exportaciones de este tipo de vehículos de enero a septiembre fue 91,91%) y se dirigieron principalmente a México.

 

La ocupación industrial descendió a −0,8%.

 

El personal ocupado en la producción industrial de Bogotá, durante el tercer trimestre de 2012, se redujo hasta alcanzar una tasa de crecimiento de −0,8%, significativamente menor a la mostrada durante el mismo trimestre en el año anterior (2,0%). Este comportamiento refleja la disminución en el número de ocupados en varias actividades industriales. Las más bajas fueron ‘confecciones, prendas de vestir’ (−12,3%), ‘bebidas alcohólicas y elaboración de cervezas’ (−10,4%) y ‘maquinaria y equipo’ (−6,9%); pero también fueron bajas en ‘curtido y preparado de cueros, calzado y artículos de viaje’, ‘otras industrias manufactureras’, ‘vehículos automotores, remolques’, ‘edición e impresión’ y ‘elaboración de productos derivados del petróleo, fuera de refinería’.

En el análisis del empleo industrial se tiene en cuenta el tipo de contratación, que puede ser permanente o temporal. El empleo permanente descendió a −2,9%, hecho que preocupa debido a que este tipo de contratación se considera de mejor calidad para los empleados pues muestra una tendencia contraria a la observada en el mismo trimestre del año anterior (3,0%), frente a la mostrada en los dos primeros trimestres del año (0,4% para el I y II trimestre). Lo anterior se explica por una sustitución de empleos permanentes por temporales, que acompañan la caída de la producción.

El empleo temporal, por el contrario, creció a una tasa de 2,2%. Frente al mismo trimestre del año anterior (0,8%), esta tasa mostró una aceleración. Es importante mencionar que durante el año 2012 el empleo temporal venía contrayéndose al presentar una tasa de crecimiento de 1,9% en el primer trimestre y 1,2% en el segundo trimestre. Lo anterior se explica por la baja en la industria y las expectativas de continuidad de esta dinámica, que implicaron que las empresas estuvieran cada vez menos dispuestas a hacer contratos permanentes o de largo plazo.

Por otro lado, el personal ocupado en labores administrativas y de ventas creció 1,4%, mientras los ocupados en labores industriales mostraron un descenso de −1,8%, valor acorde a la caída en los principales renglones industriales, que emplean mano de obra para labores industriales acorde al volumen de producción.

Compartir este artículo

No olvide: 

Durante el tercer trimestre de 2012, ‘bebidas alcohólicas y elaboración de cervezas’ (−75,6%) fue el renglón industrial que mostró la caída más significativa. Por el contrario, ‘otras industrias manufactureras’ tuvo la mayor tasa de crecimiento (21,3%). Bogotá mostró el mayor descenso en la producción industrial, lo que la ubicó en el último lugar en relación al comportamiento del sector manufacturero de Cali, los Santanderes, Medellín, Barranquilla y el Eje Cafetero. El empleo permanente cayó: −2,9%, en contraste con el 3,0% mostrado durante el tercer trimestre de 2011. El empleo temporal creció significativamente, 2,2% frente al 0,8% del mismo trimestre del año anterior.

Temáticas: 
Publicaciones: