Industria cae 0,4% en II trimestre de 2011

Autor: 
José Maria Roldán

La actividad que más contribuyó en forma negativa a la variación de la producción fue la de elaboración de bebidas alcohólicas, situación que obedece al traslado de la planta de Bavaria, de Techo a Tocancipá

tn_MAO_8262.jpg
Foto:OdeBogotá

Durante el segundo trimestre de 2011, la producción industrial en la ciudad registró una contracción de 0,4% después de cuatro trimestres consecutivos con tasas de crecimiento positivas. La situación obedece fundamentalmente al traslado de la planta de Bavaria, de Techo a Tocancipá el año inmediatamente anterior. Si realizamos el análisis sin incluir esta actividad industrial, la producción fabril bogotana creció 0,4% en el periodo en mención.

Así mismo, es importante advertir que la demanda de empleo por parte del sector industrial creció 2,2%, hecho que permite inferir que los industriales tienen buenas expectativas acerca del futuro inmediato.

 

Producción industrial cae 0,4% en el segundo trimestre de 2011

 

Después de un año de crecimiento de la producción industrial, ésta cayó en el segundo trimestre del año. Junto al lento crecimiento registrado en los últimos cuatro trimestres, la producción industrial bogotana todavía no alcanza los niveles del periodo anterior a la crisis de 2008-2009. En la actualidad, la producción industrial de la ciudad se ubica en niveles cercanos a los que se tenían a mediados de 2006, aún lejos del máximo histórico de finales de 2007 (la producción de hoy representa el 88% de la de ese año).

De hecho, la caída de la producción bogotana solo fue superada por la registrada en el Eje Cafetero (-1,4%). La producción industrial en las de-más regiones del país registró tasas de crecimiento superiores al 6%, con excepción de los Santanderes, cuya producción creció 4,4%.

El comportamiento negativo de la producción industrial en la ciudad durante el periodo de estudio obedece en gran parte a la caída en la producción de los grupos industriales: bebidas alcohólicas (-96,9%), confitería y café (-9,8%), vehículos automotores (-3,1%) y otros químicos (-3%), entre otros.

En este contexto, la actividad que más contribuyó en forma negativa a la variación de la producción industrial fue la de elaboración de bebidas alcohólicas, situación que obedece al traslado de la planta de Bavaria, de Techo a Tocancipá, el año inmediatamente anterior. Esta caída contribuyó de manera negativa con 1,2 puntos porcentuales a la variación total de la producción industrial.

De hecho, si realizamos el análisis sin incluir esta actividad industrial, la producción industrial bogotana creció 0,4% en el periodo en mención. Dicho crecimiento estuvo liderado principalmente, por la producción de “hierro y acero” y de productos de caucho y plástico, que registraron crecimientos de 7,8% y 6,1%, respectivamente, y contribuyeron con 0,8 y 0,7 puntos porcentuales a la variación total de la industria bogotana. En menor medida, aportaron los crecimientos registrados en la producción de maquinaria y equipo (12,2%) y bebidas no alcohólicas (7,4%), como se observa en el gráfico.

En relación con el sector textil, de vital importancia en términos de generación de empleo en la ciudad, es necesario señalar que su producción registró una caída de 1,7% en el segundo trimestre del año. Lo anterior evidencia que la recuperación aún no llega para esta rama industrial, que se ha visto particularmente afectada por el estancamiento de las relaciones comerciales con Venezuela, principal comprador de los textiles bogotanos en el exterior y por la revaluación del peso colombiano frente al dólar.
En términos generales, el desempeño de la industria bogotana es relativamente modesto si tenemos en cuenta que las principales regiones industriales del país (Medellín, Cali, Barranquilla y Santander) registraron crecimientos positivos en la producción fabril.  Barranquilla y Medellín lideraron el crecimiento de la producción industrial en el país, al registrar crecimientos de 9,8% y 7,3%, respectivamente.

El caso de Medellín es particular, en el sentido que los sectores que jalonaron el crecimiento industrial en esa ciudad fueron el automotriz y el textil, dos de los sectores que registraron caídas en su producción en Bogotá.

Ante esta perspectiva, es evidente que la industria bogotana aún no despega de la misma manera que ha pasado con otras regiones industriales del país, situación preocupante si se tiene en cuenta la importancia relativa de la industria en términos de generación de empleo de calidad y su efecto multiplicador sobre otros sectores de la economía.

 

Crece el empleo industrial en Bogotá

 

A pesar de la caída de la producción industrial, es importante anotar que por segundo trimestre consecutivo, el empleo industrial creció en la ciudad, señal clara de que el empleo industrial se encuentra en una senda de recuperación. Durante el segundo trimestre del año creció 2,2%.

Esta señal es confirmada por las cifras de empleo de la GEIH del Dane. En el segundo trimestre de 2011 en Bogotá se generaron aproximadamente 88 mil nuevos puestos en el sector industrial, que representan 32% de los nuevos empleos creados en la ciudad para el periodo analizado.

Lo anterior también permite inferir que los industriales tienen buenas expectativas acerca del futuro inmediato, razón por la cual han decidió incrementar la planta de personal. Cabe señalar que durante el segundo trimestre, del total de las actividades investigadas (18) por la MTMB, 15 registraron incrementos en la ocupación. Los mayores aportes positivos a la variación del empleo se observaron en los grupos: productos textiles (7,9%), otros químicos (5,1%), y curtido y preparados de cuero (13,5%), entre otros.

Finalmente, es importante resaltar que el in-cremento en la ocupación no fue mayor debido principalmente al comportamiento observado en el personal ocupado en la industria de bebidas alcohólicas y “confitería, café y otros productos alimenticios” (precisamente los sectores que registraron caídas en su producción), que presenta-ron caídas en el personal ocupado de 79,8% y 3,8%, respectivamente.

Así mismo, al analizar la situación del empleo fabril por tipo de vinculación laboral, tenemos que el incremento del empleo industrial obedece al crecimiento del empleo temporal y permanente, que registraron tasas de crecimiento de 2,6% y 2%, respectivamente. En este contexto, es importante señalar que ambas formas de contratación están reaccionando positivamente, lo que sin lugar a dudas sugiere una recuperación del empleo industrial.

Compartir este artículo

No olvide: 

La producción industrial registró una caí-da de 0,4% en el segundo trimestre (crece 0,4% sin bebidas alcohólicas) El comportamiento negativo de la producción industrial en la ciudad obedece a la caída en la producción de los grupos industriales bebidas alcohólicas (-96,9%), confitería y café (-9,8%) y vehículos automotores (-3,1%), principalmente. Por segundo trimestre consecutivo, el empleo industrial crece en la ciudad. Durante el segundo trimestre del año creció 2,2%.

Temáticas: 
Publicaciones: