Economía crece a una tasa de 4,5%

La explotación de minas y canteras registró un crecimiento espectacular, impulsado principalmente por el crecimiento de la producción de petróleo (18,6%).

tn_MAO_7729.JPG
Foto:OdeBogotá

Con el incremento de 4,5% del PIB en el segundo trimestre de 2010 se cumplen cuatro trimestres consecutivos de incrementos en el Producto Interno Bruto. Esta cifra fue inferior a la estimada por el mercado (5,5%), y continúa estando por debajo de la mayoría de nuestros vecinos, exceptuando a Venezuela.

El Gasto del Gobierno y el crecimiento de los sectores de explotación de minas y canteras e industria son el motor de crecimiento este trimestre. Preocupa que el Consumo sigue sin crecer al ritmo de la economía, y que la construcción cayó, siendo un importante generador de empleo.

 

¿El mundo sale de la recesión?

 

En el mundo entero, salvo contadas excepciones, se registran tasas de crecimiento positivas en el segundo semestre de 2010, Al igual que durante el último año y medio, son las potencias emergentes quienes jalonan el crecimiento mundial, con tasas altas como en China (10,3%), India (8,8%) y Brasil (8,8%), mientras que en los países de referencia para la crisis, como Estados Unidos, Gran Bretaña y la Zona Euro, siguen las tasas de crecimiento modestas (3%, 1,6% y 1,7%) o de decrecimiento como en Grecia (-3,7%) y España (-0,1%).

En Asia hay países con crecimientos extraordinarios, como en Singapur (18,8%) o Taiwán (12,5%), y, aunque no se registran crecimientos tan altos, en Latinoamérica la mayoría de países tienen crecimientos superiores a los de Colombia, como en Perú (11.9%), el ya mencionado Brasil (8,8%), México (7,6%), Argentina (6,8%) y Chile (6,5%). Venezuela sigue sin levantar cabeza, con un decrecimiento de -1,9%.

 

Gobierno motor de crecimiento

 

El dato de crecimiento del segundo trimestre de 2010, aunque positivo, se encuentra por debajo del 5,5% pronosticado por los principales analistas económicos del país. En este sentido el consumo de los hogares (3,9%) y la inversión (3,4%) aun no responden satisfactoriamente, pues registran tasas de crecimiento inferiores al las de la economía en su conjunto. En el caso de la inversión, es pertinente anotar que mientras la inversión en maquinaria y equipo y en equipo de transporte crece a tasas significativamente altas de 17,8% y 17,5%, respectivamente; la formación bruta de capital fijo de construcción y edificaciones cayó en 16,5%, lo que explica el lento dinamismo de la inversión total.

Así las cosas, el gasto del gobierno (5,9%) continua jalonando el crecimiento económico, como sucedió durante todo el 2009. Por el lado de las exportaciones, estas registraron un tímido crecimiento de 1,5%, después de cuatro trimestres consecutivos de variaciones negativas. Los sectores que mas crecieron fueron equipo de transporte (109,7%) y petróleo (18,1%), mientras que las exportaciones de minerales metálicos, tejidos de punto y ganchillo y maquinaria y equipo cayeron en 12,1%, 18,9% y 24,7% respectivamente, situación que obedece fundamentalmente a la crisis binacional con el vecino país de Venezuela, principal destino de estos productos.

Para la economía de Bogotá, la crisis comercial con Venezuela cobra vital importancia, toda vez que hasta el 2009 Venezuela fue el principal destino de las exportaciones bogotanas. Para dimensionar los efectos de la crisis en la Capital, basta mencionar que en los siete primeros meses de 2010, las exportaciones bogotanas con destino a Venezuela se contrajeron 58,5%, al pasar de US$559 millones en 2009 a US$231,8 millones en 2010.

 

Situación por sectores

 

Desde el primer trimestre del 2008 se observa una aceleración en el crecimiento del sector explotación de minas y canteras, liderado por la producción de petróleo y sus derivados. De hecho, hoy en día este sector desplazó al de construcción como impulsador de la economía, con una tasa de incremento en el valor agregado de 14,9%. Por los lados de la industria, las cifras indican una fuerte recuperación tras un 2009 difícil. Sectores fuertemente afectados durante el año pasado, como el de equipo de transporte, o tejidos de punto y prendas de vestir, crecieron en el segundo trimestre 28% y 17,3%.

El sector de sustancias y productos químicos, también relevante para Bogotá, presentó una recuperación importante, con un aumento de 10,3% durante el trimestre. Entre el grupo de industrias de alimentos, únicamente se observó una caída en el rubro de azúcar y panela (-12,3).

Las noticias negativas están relacionadas con la dinámica del sector de la construcción. No solo disminuyó en el agregado (-5,6%), sino que, más importante, decreció 16,1% la construcción de edificaciones, una de las principales fuentes de empleo en el país. La construcción de obras civiles, en cambio, creció 6,2%, sinónimo del presupuesto ejecutado por parte del Gobierno.

 

¿Qué se puede esperar?

 

Industria: la última cifra publicada por el Dane de la Muestra Mensual Manufacturera para el mes de julio, indica un crecimiento de 0,2%, la tasa más baja desde el inicio de la recuperación de este sector en noviembre de 2009. Lo anterior resulta preocupante, si se tiene en cuenta que uno de los motores de crecimiento de la economía colombiana en este año ha sido la industria manufacturera. La desaceleración de la demanda de energía industrial en julio corrobora lo anterior, toda vez que pasó de crecer a tasas superiores al 4% en el segundo trimestre al 2% en julio de 2010.

Ahora, también hay una cifra positiva: la cifra de incremento en la inversión en maquinaria y equipo (17%) es una muestra de las expectativas positivas de los industriales frente al futuro. Construcción: Las perspectivas en el terreno de la construcción no son las mejores, si se tiene en cuenta que la formación bruta de capital fijo de construcción y edificaciones cayó en 16,5%.

Compartir este artículo

No olvide: 

El PIB creció a una tasa de 4,5% en el segundo trimestre de 2010 Gasto de gobierno continua jalonando el crecimiento económico, al crecer a una tasa de 5,9%, mientras que el consumo de los hogares y la inversión registraron tasas de 3,9% y 3,4%, respectivamente. Los sectores que impulsan el crecimiento fueron minería e industria, con tasas de crecimiento de 14,9% y 8,4%, respectivamente. Preocupa la caída en la rama de la construcción (-5,6%) por su impacto en el empleo, particularmente en la construcción de edificaciones, que decreció 16,1%,mientras que la construcción de obras civiles creció 6,2%

Temáticas: 
Publicaciones: