¿Cómo le fue a la economía bogotana? 2016

Autor: 
Cindy Bohorquez Escorcia, Cristan González Guerrero, Jorge Bustos, Jorge Eliecer Rojas, Rafael Movil Carrillo

La Secretaría Distrital de Desarrollo Económico de Bogotá, consciente de la necesidad que tiene la ciudad de contar con información económica completa y actualizada para comprender mejor la realidad socioeconómica de la ciudad, y como insumo para priorizar posibles intervenciones de política; presenta el balance económico de Bogotá para el año 2016 que trata sobre aspectos estructurales de su economía capitalina, y que constituye un complemento a las publicaciones periódicas del Observatorio de Desarrollo Económico de Bogotá, que tratan sobre análisis coyunturales de la economía de la ciudad.

caratulacomole2016thumb01.jpg
Foto:OdeBogotá

El 2016, estuvo marcado por una tendencia de bajo crecimiento a nivel mundial con flujos de divisas retornando a las economías de primer mundo, luego de la desaceleración de estas, al final de la década anterior. La economía bogotana experimentó un crecimiento mayor en un 1% con respecto al registrado en la economía de la nación (2%), que ha evidenciado una tendencia a la baja, derivada de la desaceleración del sector exportador, en particular en el renglón minero.

El PIB de la ciudad en 2016 fue de 221,8 billones de pesos, mientras que el del país fue 862,7 billones de pesos. En términos per cápita, estos valores ascienden a $27,8 millones de pesos para Bogotá y, a $17,7 millones para Colombia.

Respecto a la composición de la estructura de la economía capitalina, se encontró como en años anteriores, una participación importante del sector servicios en el agregado de la economía, que confirma esta vocación en la ciudad. Este comportamiento es secundado por el comercio, la industria y la construcción, con una menor participación (se listan en orden descendente de participación) y con un desempeño más moderado en términos de generación de valor agregado.

En forma particular, se realizó un análisis espacial de estas actividades, que permitió concluir que existe una concentración de actividades de servicios en la zona norte de la ciudad en el llamado distrito central de negocios; y en el sector de la construcción, un retroceso de las áreas vendidas en estratos medios y altos y un repunte de la actividad constructiva en el estrato bajo.

Compartir este artículo