El índice de confianza de los consumidores se recuperó en mayo de 2019

Autor: 
Tomás Ramírez Tobón

Las expectativas del crecimiento del volumen de las ventas en los próximos 12 meses se ubicaron en 63,3% en el mes de mayo, lo que significa un aumento de 7,0 p.p.

ExpectativasAgostoBogotá2019
Foto: ODEB

Después del desplome que tuvo el índice de confianza de los consumidores –ICC de Bogotá en el mes de abril (-18,8%), Fedesarrollo reportó que, para el mes de mayo, este índice se ubicó en -13,5%. Esta cifra, aunque se mantiene en el terreno negativo, mostrando un pesimismo relativo de las personas para consumir, representa una recuperación de la confianza de 5,3 p.p. relativa al mes anterior.

Analizando los dos índices que conforman el –ICC se puede ver que, en el mes de mayo, tanto el índice de expectativas de los consumidores –IEC (-11,6%), como el índice de condiciones económicas –ICE (-16,2%), mostraron una recuperación de 2,0 y 10,5 puntos porcentuales (p.p.) respectivamente frente al mes anterior.

Como se puede observar, la mejoría del –ICC se debió principalmente al incremento marcado en el índice de condiciones económicas. Es decir, las condiciones económicas de los consumidores están mejor, pero sus expectativas demuestran escepticismo frente a la recuperación y aceleración económica que se espera en el país, por lo que retienen sus decisiones de consumo.

Índice de confianza del consumidor en Bogotá y Colombia, porcentaje mensual 2016 - 2019

Fuente: Fedesarrollo, Encuesta de Opinión del Consumidor - EOE y SDH. Elaboración ODEB

* El ICC se calcula como el promedio simple de los balances de preguntas que cuestionan la opinión de los hogares, tanto de las condiciones actuales como de perspectivas a futuro del país. Balance: Diferencia entre el porcentaje de respuestas positivas y negativas.

Otra manera de indagar sobre las expectativas económicas de los consumidores de la capital es estudiando su disposición a comprar bienes durables. En este sentido, se observa que la disposición a comprar vivienda en Bogotá en el mes de mayo cerró en -14,3%, cifra que es 2,2 p.p. inferior a la del mes pasado y que completa el quinto mes consecutivo empeorando.

De manera similar, la disposición a comprar vehículo para mayo de 2019 (-55,1%) se ubicó un punto porcentual por debajo del observado en abril (-54,1%), comportamiento que se ha mantenido desde el año anterior. Así las cosas, las conclusiones que se pueden obtener de la disposición a comprar bienes durables se encuentran alineadas con el comportamiento del –ICC; como los consumidores no tienen expectativas positivas sobre el futuro de la economía, tienden a ser más apáticos a adquirir bienes durables que por lo general son costosos, ilíquidos o que pueden comprometer ingresos futuros.

Por lo anterior, la confianza de los consumidores de la capital de la república suma otro mes con cifras negativas y prolonga la posición pesimista de los consumidores de la que no ha logrado salir la ciudad desde septiembre del 2018.

Con respecto a las expectativas de los comerciantes, el índice de confianza comercial –ICCO en el mes de mayo cerró en 21,9%, esto es 5,7 p.p. menor que el mes anterior y 0,5 puntos porcentuales menor que mayo de 2018. Adicionalmente, este índice en Bogotá cerró 4,4 p.p. por debajo del promedio nacional (26,3%).

ICCO en Bogotá y Colombia. Porcentaje, mensual 2016 – 2019

Fuente: Fedesarrollo, Encuesta de Opinión del Consumidor - EOE y SDH. Elaboración ODEB

* Balance: Diferencia entre el porcentaje de respuestas positivas y negativas

Las expectativas del crecimiento del volumen de las ventas en los próximos 12 meses se ubicaron en 63,3% en el mes de mayo, lo que significa un aumento de 7,0 p.p. con respecto al mes anterior. Esta cifra es levemente menor al promedio nacional (64,2%).

Por otro lado, la expectativa de vincular trabajadores de tiempo completo en los próximos 12 meses se ubicó en 12,0% en mayo, casi el doble del porcentaje registrado en abril (6,3%). Esta cifra ubica a Bogotá como la segunda región con mejores expectativas de generación de empleos estables después de la región Nor-oriental, conformada por Santander, Boyacá, Norte de Santander y Arauca.

Compartir este artículo