Santa Fe, con la tasa de informalidad más alta en el distrito

Autor: 
Deison Luis Dimas Hoyos Ana María Valencia Mosquera Anyela María Guerrero Albarracín

En Santa Fe, el 9,5% de los hogares manifestaron tener algún miembro que por falta de dinero no consumió ninguna de las tres comidas uno o más días a la semana.

InformalidadFuerte2015.png
Foto: DANE, Encuesta Multipropósito para Bogotá 2014 - EMB

Los resultados de la Encuesta Multipropósito para la localidad de Santa Fe muestran un panorama poco alentador en materia de pobreza e inclusión laboral. En efecto, en los últimos tres años el indicador de necesidades básicas insatisfechas —NBI-  presenta un ligero incremento, mientras que el territorio concentra la mayor tasa de informalidad en el distrito. 

Por otra parte, en Santa Fe, mientras el Índice de Condiciones de Vida  - ICV - para 2014 se ubicó en 89,1, disminuyendo 1,8 puntos respecto a 2011,  37,3% de los hogares se considera pobre, resultado que hace tres años se ubicó 3,2 puntos porcentuales por debajo.

En Santa Fe aumenta la pobreza

Los recientes resultados de la Encuesta Multipropósito para Bogotá de 2014 - EMB, realizada por el DANE en convenio con la Secretaría de Planeación Distrital, permiten realizar un análisis socioeconómico de las localidades de Bogotá. En este boletín se presentan los análisis para pobreza y calidad de vida, capacidad de pago de los hogares, mercado laboral y acceso a las TIC, por ser los temas que periódicamente analiza el Observatorio de Desarrollo Económico de Bogotá.

El indicador de Necesidades Básicas Insatisfechas - NBI - permite captar la disponibilidad y el acceso a los servicios básicos mediante la evaluación de cinco componentes: vivienda inadecuada, hacinamiento crítico, servicios inadecuados, alta dependencia económica e inasistencia escolar, muchos de los cuales mejoran cuando el hogar cuenta con recursos económicos. En la localidad de Santa Fe, el porcentaje de personas pobres por NBI se ubicó en 11,6%, lo cual representa un incremento de 4,8 puntos porcentuales con respecto a 2011. Por su parte, la miseria por NBI pasó de 0,2% en 2011 a 1,4% en 2014. El mayor porcentaje de personas pobres se explica por la mayor incidencia que tuvieron componentes como vivienda inadecuada, hacinamiento crítico e inasistencia escolar, los cuales aumentaron en el periodo analizado 2,1; 4,1 y 0,9 puntos porcentuales respectivamente.

El ICV en Santa Fe se situó en 89,1 puntos (el cálculo es de 0 a 100) inferior en 1,8 puntos a la calificación de 2011. Este indicador está conformado por cuatro factores: acceso y calidad de los servicios, educación y capital humano, tamaño y composición del hogar, y calidad de la vivienda.

En cuanto a las medidas de percepción, la EMB muestra que en Santa Fe, 59,8% de los jefes de hogar considera que las condiciones actuales de su familia son buenas frente a 2,9% de ellos que cree que estas condiciones son malas.

La  pobreza subjetiva, que es otra medida de percepción, indaga sobre la satisfacción de las necesidades del hogar o sus condiciones de vida.

La EMB 2014 muestra que en Santa Fe, 37,3% de los hogares se considera pobre, cifra que con relación a 2011 presenta un aumento de 3,2 puntos porcentuales.

En la localidad analizada, 9,5% de los hogares manifestaron tener algún miembro, que por falta de dinero, no consumió ninguna de las tres comidas uno o más días a la semana. En general, 39% de los  hogares de esta localidad (0,8 puntos más que en 2011) creen que las condiciones de alimentación del hogar mejoraron, debido en la mayoría de los casos a un aumento de los ingresos del hogar (75,2%).

De 9,9% de los hogares que consideraron que estas condiciones empeoraron, 30% expresa que fue por una pérdida económica importante. De la misma forma, 29,3% consideró que fue por el aumento de los precios de los bienes y servicios (14,6 puntos menos que en 2011).

53,8% de los hogares de Santa Fe solo alcanzan a cubrir los gastos mínimos con sus ingresos

La capacidad de pago de las personas se refiere a los ingresos, gastos y riqueza, e informa sobre las posibilidades de pago de los hogares y personas para obtener los bienes y servicios que les son necesarios para alcanzar un nivel determinado de calidad de vida.

En promedio, los hogares de Santa Fe, pagan $83.672 por los servicios de acueducto, alcantarillado y recolección de basuras, $14.346 más que en 2011. El pago mensual promedio en gas natural y energía eléctrica representa $17.305 y $46.651 respectivamente, dichos pagos aumentaron con respecto a los registros de 2011, cifra que puede afectar la capacidad de las personas para disponer de sus recursos—luego de aportar al hogar— para destinarlos a sus gastos personales o al ahorro.

En concordancia con lo anterior, 53,8% de los habitantes de la localidad manifiestan que el ingreso del hogar solo alcanza para cubrir los gastos mínimos, percepción que aumentó 1,4 puntos con respecto a 2011. Esta localidad ocupa el cuarto puesto dentro de las localidades que tienen esta percepción, después de La Candelaria, Chapinero, y Los Mártires.

Santa Fe tiene la tasa de informalidad laboral más alta

Bogotá ha presentado mejoras en materia de empleo en los años recientes, las cuales se evidencian en una tasa de desempleo de un dígito y unas altas tasas de ocupación y de participación jamás vistas en la historia de la ciudad.

Aunque el tamaño poblacional de la localidad es relativamente menor respecto a otras localidades, según los resultados presentados, la localidad de Santa fe registró una tasa de ocupación de 61% para 2014, siendo una de las localidades, junto con Chapinero, La Candelaria y Suba, con las mayores tasas de ocupación en la ciudad. Respecto a 2011, la localidad disminuyó 0,4 puntos la tasa de ocupación; prueba de ello, es que tan solo 647 personas lograron ingresar al mercado laboral, un resultado ínfimo, contrastado con los 296 mil nuevos empleos que se crearon en la ciudad en el mismo periodo de análisis.

En materia de género, Santa Fe tiene una tasa de ocupación femenina de 52,9%, siendo este dato inferior al de hace tres años, cuando se ubicó en 53,8%. Por el lado de los hombres, la tasa de ocupados fue 69,4%, del mismo modo, disminuyendo 0,2 puntos porcentuales  al observado en 2011. Como se observa, la disminución de los indicadores de ocupación en la localidad, fueron desfavorables para hombres y mujeres, sin embargo, ellas se vieron desfavorecidas en mayor proporción que los hombres de las dinámicas de la empleabilidad en la ciudad.

En la localidad hay 52 mil ocupados, los cuales, de acuerdo con la información por ramas de actividad económica están concentrados en tres sectores: comercio y restaurantes que ocupa al 31,2% de los trabajadores; le sigue servicios comunales, sociales y personales que vincula al 21,1% y actividades inmobiliarias y empresariales con una ocupación de 14,8% de la población empleada. En cuanto a la forma de inserción al mercado de trabajo, en los habitantes de Santa Fe predomina el profesional independiente. Según la EMB, el 45,2% de los empleados trabaja como independiente o cuenta propia, mientras que el 44,1% como empleados de empresa particular.

En cuanto a empleos de calidad, considerando como asalariados aquellos ocupados en una empresa particular y en el sector gobierno, la proporción de empleos de calidad fue 48,6%, disminuyendo más de cuatro puntos porcentuales respecto al registro de 2011 (52,8%).  Santa Fe tiene la mayor tasa de informalidad laboral en el distrito (59,3%), en los últimos tres años este indicador aumentó 2,8 puntos porcentuales, lo que debe enviar un alerta importante, para realizar intervenciones que mitiguen este comportamiento.

El 80% de las personas tiene celular

El tema de los usos de medios tecnológicos en la actualidad mide en cierta medida el grado de desarrollo de una sociedad moderna. Según la encuesta Multipropósito el 54,9% de las personas usa computador en la localidad de Santa fe. En cuanto a la conexión a internet, el 41,1% de los habitantes mayores de 10 años frecuentan el uso de la red, de los cuales el 61% se conecta todos los días a la semana. En cuanto a los lugares de acceso, el 73% accede desde su hogar, mientras que el segundo lugar de conexión es el trabajo, 30,7% que lo hacen en este lugar. Por último, la encuesta revela que el 80% de población en la localidad tiene celular.

  • La EMB 2011 y 2014 permite conocer la situación de los hogares de Bogotá a escala localidad. Los resultados de la misma no son comparables con otros resultados de otras encuestas a hogares a escala ciudad, por ejemplo, Gran Encuesta Integrada de Hogares o la Encuesta de Calidad de Vida.

Compartir este artículo

No olvide: 

31,2% de los trabajadores en Santa Fe, se encuentra vinculado al sector de comercio y restaurantes. 62,7% de los hogares de Santa Fe no se consideran pobres. Esta cifra es la más baja en la capital. El pago promedio de los servicios de energía eléctrica y gas natural se incrementó entre 2011 y 2014, $3.115 y $662 pesos, respectivamente. El 80% de los habitantes de Santa Fe tiene celular, siendo una de las localidades de menor cobertura en la ciudad en cuanto a tenencia de este bien de comunicación

Publicaciones: