Informe de seguimiento a la medida de pico y placa extendido

Autor: 
SDDE

El 5 de mayo de 2009, el alcalde de Bogotá adoptó y promulgó el Decreto 033 “por el cual se dictan disposiciones para el mejor ordenamiento del tránsito de personas y vehículos por las vías públicas", es decir, se puso en operación la medida conocida como pico y placa extendido. La medida se adoptó con el propósito de minimizar el impacto que sobre la movilidad tendrían las obras viales que se desarrollarán en diferentes sectores de la ciudad, así como para reducir la congestión, los niveles de contaminación y de accidentalidad. Desde ese momento y particularmente en los primeros meses de adoptada la medida distintos sectores políticos, gremiales y empresariales han lanzado diversas críticas por los supuestos impactos negativos en materia económica que habría tenido la medida.

tn_MAO_7731.JPG
Foto: Archivo ODE

El debate alrededor de los impactos de la medida del pico y placa extendido se resumen en si ella viene siendo la causante de los malos resultados económicos como han insinuado y afirmado explícitamente muchos de los afectados.

FENALCO atribuía a la medida la caída en las ventas del comercio, mientras, CORABASTOS argüía que era la causante del incremento de los alimentos y que se estaba poniendo en riesgo la seguridad alimentaria y FENDISPETROL de la caída en la venta de gasolina.

Indiscutiblemente el pico y placa tiene un impacto económico sobre los sectores relacionados con el sector automotor que en un modelo de equilibrio parcial podría resultar siendo negativo, pero en un modelo de equilibrio general el efecto podría ser incluso positivo por los efectos que sobre la eficiencia y la productividad produce la medida. Sobre las cifras generales el impacto resulta marginal y las cifras negativas son productos de la crisis internacional que esta afectando al país y la ciudad.

Técnicamente, y a pesar de los insistentes mensajes gubernamentales de nivel nacional indicando que el país se encontraba blindado frente a la crisis internacional de mayores dimensiones desde la Gran Depresión, ya a nivel nacional nos encontramos en recesión, dados los dos crecimientos consecutivos negativos del PIB trimestral.

Compartir este artículo