Formación Funcionamientos y Capacidades

Autor: 
Julián Libreros Mireya López Ch. (Universidad Jorge Tadeo Lozano)

En este artículo se presentan las experiencias de varios países desarrollados y en desarrollo, en aspectos como: la conformación del Sistema de Formación para el Trabajo, la articulación institucional, la intervención público-privada, los sectores prioritarios, la forma como opera, los programas especiales de inserción laboral y la financiación.

cuaderno05.jpg
Foto:OdeBogotá

La acumulación de capital humano se constituye en una oportunidad para los países de fortalecer y mejorar su proceso de desarrollo productivo, sus indicadores sociales y su competitividad. La principal causa que determina las ventajas comparativas, la riqueza de las naciones y los mejores indicadores de calidad de vida, es la acumulación y el uso del conocimiento y la tecnología en sus procesos productivos, de bienes o servicios.

Es así como la formación para el trabajo en el mundo aporta tanto al campo de la política social, en relación con el desarrollo personal y profesional de las personas y su integración a la sociedad, como al campo de las políticas productivas y laborales, en relación con el aporte a la productividad, competitividad e inserción laboral.

Las más innovadoras experiencias de ejecución de la formación para el trabajo en el mundo conciben la formación profesional como parte de un conjunto de acciones de transferencia tecnológica, adaptación e innovación. “Esto está marcando un viraje tanto conceptual como metodológico en la acción de instituciones, centros de formación y unidades de educación tecnológica que incorporan, en esta concepción de la formación, los contenidos y metodologías propios de lo que se ha dado en llamar educación tecnológica”.

Se busca con esto sobrepasar la dimensión de las aplicaciones técnicas, para que, a través de las nuevas metodologías de enseñanza - aprendizaje y la investigación, la educación tecnológica sea un elemento de innovación y transformación de las actividades económicas de un país. 

Si bien la formación para el trabajo no genera por sí misma empleo, resulta estratégica para cualquier política activa de mercado de trabajo, en tanto centra la atención en la “empleabilidad”, definida en la Recomendación 195 de la Organización Internacional de Trabajo -OIT-, como “las competencias y cualificaciones transferibles que refuerzan la capacidad de las personas para aprovechar las oportunidades de educación y de formación que se les presenten con miras a encontrar y conservar un trabajo decente, progresar en la empresa o cambiar de empleo y adaptarse a la evolución de la tecnología y de las condiciones del mercado de trabajo”.

En este sentido, el concepto de empleabilidad en los sistemas de formación para el trabajo se enfoca en desarrollar el conjunto de competencias personales, sociales, técnicas y tecnológicas que permitan a las personas gestionar sus propios procesos de desarrollo laboral y profesional a lo largo de la vida, en contextos de aprendizaje permanente, para que no sólo logren un adecuado desempeño profesional, sino que además conozcan y comprendan las razones para su acción, con la capacidad de relacionar lo aprendido, transferirlo a otras situaciones y adaptarse a los nuevos contextos sociales y laborales, los cuales actualmente demandan incluso la capacidad de crear nuevos empleos a través de emprendimientos y estrategias de cooperación.

Con este propósito, la educación tecnológica y la formación para el trabajo y el desarrollo humano, buscan mejorar las posibilidades de inserción laboral de las personas con el desarrollo de competencias clave que les permitan el aprendizaje permanente (aprender a aprender), permaneciendo activos y productivos a lo largo de su vida (no necesariamente en un mismo puesto o actividad), estimulando y fortaleciendo la capacidad de cada persona para definir y gestionar su propio itinerario profesional.

En este artículo se presentan las experiencias de varios países desarrollados y en desarrollo, en aspectos como: la conformación del Sistema de Formación para el Trabajo, la articulación institucional, la intervención público-privada, los sectores prioritarios, la forma como opera, los programas especiales de inserción laboral y la financiación. A partir de estos rasgos distintivos se establecen los temas por mejorar en nuestro país, se realiza el diagnóstico de la educación técnica, tecnológica y la formación para el trabajo en Bogotá y de los programas y proyectos más representativos en el marco de la formación para el trabajo, y finalmente enunciar algunos aspectos clave con recomendaciones para el diseño de la política de formación para el trabajo y el desarrollo humano en Bogotá.

Compartir este artículo

Tipo de Recurso: 
Archivo Adjunto
Archivo de descarga: 
Publicaciones: