Economía bogotana creció 4,6% en el segundo trimestre de 2015

Autor: 
Jorge Armando Herrera

En el segundo trimestre de 2015, los servicios aumentaron 3,6% en Bogotá, representando el 61% del Producto Interno Bruto de la capital.

tn_MAO_7817.jpg
Foto:OdeBogotá

En el segundo trimestre de 2015 la economía bogotana creció 4,6% con respecto al mismo trimestre del año anterior. Las actividades con mayor aumento, fueron: construcción, con un incremento de 41,3%; establecimientos financieros, actividades inmobiliarias y servicios a las empresas, con 5,1%; y actividades de servicios sociales, comunales y personales, con 3,1%.

El principal aporte al crecimiento económico de Bogotá (4,6%) y la diferencia con Colombia (3%), lo hace la actividad de la construcción, tanto de edificaciones (40,3%) como de obras civiles (41,7%), convirtiéndose en el sector ganador en la capital. Adicionalmente se destaca el crecimiento de actividades asociadas a los servicios, como la intermediación financiera, educación, salud y transporte aéreo.  Por otro lado, el comercio creció menos que los trimestres anteriores; mientras que la industria manufacturera descendió 1,5% en el segundo trimestre.

PIB de Bogotá y Colombia (crecimiento % real anual)

Fuente: Dirección de Síntesis y Cuentas Nacionales- DANE

Servicios contribuyen con 2,2 puntos porcentuales al crecimiento económico de la ciudad

La estructura económica de la ciudad de Bogotá, en el segundo trimestre de 2015, está representada en: 61% en servicios, 14,9% comercio, restaurantes y hoteles, 8,9% en industrias manufactureras y 5,3% en construcción; por su parte, los impuestos representaron el 10,6% del PIB de la ciudad. Analizando todos los servicios en su conjunto, su comportamiento determina, en gran medida, la dinámica de la economía de la ciudad, dentro de estos: los establecimientos financieros, actividades inmobiliarias y servicios a las empresas representan la tercera parte (33,6%) del PIB de Bogotá; le siguen las actividades de servicios sociales, comunales y personales (16,6%); transporte, almacenamiento y comunicaciones (7,8%); y suministro de electricidad, gas y agua (2,7%).

Los establecimientos financieros, actividades inmobiliarias y servicios a las empresas crecieron 5,1%, contribuyendo con cerca de 1,7 p.p. al crecimiento del PIB de Bogotá. Se destaca en este grupo los servicios de intermediación financiera, con un incremento de 10,2%, tanto por la dinámica creciente del ahorro, que se evidencia en el buen movimiento de los CDT, depósitos de ahorro y leasing; así como el dinamismo en los créditos comerciales, de consumo y habitacionales. Por su parte, las actividades inmobiliarias y de alquiler aumentaron 3% en la capital, en armonía con el crecimiento nacional. Los servicios a las empresas lo hicieron en 1,4%, en esta actividad se presentan comportamientos mixtos, por un lado, les fue bien a las actividades de informáticos, suministro de personal, seguridad e investigación privada, administrativas y apoyo de oficina;  por otro lado, se registraron caídas en actividades de publicidad, profesionales, científicas y técnicas.

Por su parte, las actividades de servicios sociales, comunales y personales crecieron 3,1%, contribuyendo con 0,5 p.p. Esto se explica, principalmente, por el moderado crecimiento que tuvo la administración pública (1,8%), reflejo de la austeridad en el gasto. Sin embargo, se ha sentido más la mesura económica del gasto en el gobierno nacional, en tanto que en Bogotá el sector central aumentó 1,2% y el sector local 4,1%. La educación, por su parte, presentó un aumento de 3,8%, en el que la capital centraliza casi toda la educación superior. Los servicios de salud crecieron 4,8% por los recursos que recibieron las IPS y el buen comportamiento del régimen contributivo. Las actividades de esparcimiento aumentaron 5,3% en la capital, explicados por la buena dinámica de los juegos de azar, cines y eventos deportivos.

Las actividades de los servicios de transporte, almacenamiento y comunicaciones presentaron una variación de 0,1%. En este grupo se destaca el crecimiento del 7,3% del transporte aéreo; a pesar de las señales de desaceleración de la economía en el país, los pasajeros que se movilizan por vía aérea siguen en ascenso, sin embargo, el casi nulo crecimiento del grupo se debe a la caída en 3,2% de las telecomunicaciones. Este sector ha cambiado el negocio, debido a que las empresas han disminuido sus ingresos en cuanto a una mayor oferta de planes y servicios: cada vez son más los usuarios que adquieren planes de datos y consiguen más minutos a mejores precios; también han incidido las cláusulas de permanencia y el cambiante patrón de consumo de los usuarios. El internet sigue aumentando en la capital, sin embargo, cada vez es menor el uso de la telefonía fija, reemplazada por la telefonía celular y otros medios tecnológicos asociados a la red.

Los servicios públicos, como lo son el suministro de electricidad, gas y agua, registraron una caída de 0,9% en la capital; explicado por la baja en los servicios de agua y alcantarillado de 3,2%, y la energía eléctrica en 0,3%; solamente el gas registró un aumento de 4,4% en su tasa. Los servicios públicos reducen su dinámica en el segundo trimestre de 2015 por una mejor disposición de las basuras en la capital y un menor consumo de los hogares, esto es una buena noticia.

Tasa de crecimiento por grandes ramas de actividad. Bogotá II trimestre de 2015

 

Fuente: DANE-Dirección de Síntesis y Cuentas Nacionales

Por su parte, las actividades de comercio, reparación, restaurantes y hoteles crecieron 3,1% en la capital, donde se registró una desaceleración en el segundo trimestre de 2015, con un aumento de 2,5% y 0,6 puntos porcentuales por debajo del nacional. Lo anterior está atribuido a la reducción en las ventas de vehículos como consecuencia de la devaluación del peso, así como por el encarecimiento de los productos importados como los electrodomésticos y otros artículos. Por su parte, la menor demanda de bienes durables jugaría en contra del sector, sin embargo, otras mercancías presentan un buen desempeño, como los productos de alimentos, bebidas, licores, aseo, prendas de vestir, entre otros. Por otro lado, los hoteles, restaurantes y bares aumentaron su valor agregado en 5,3%, a causa de aperturas de nuevos establecimientos y el buen comportamiento de las grandes cadenas.

Industria manufacturera continúa en descenso en el segundo trimestre del año

La industria en Bogotá registró una tasa negativa de 1,5% en el segundo trimestre de 2015. Esta disminución es explicada principalmente por: las actividades de edición, impresión, papel, cartón, con -6,3%, donde redujeron su producción de libros, cuadernos, agendas, al igual que una menor pauta publicitaria y material físico reemplazado por el medio digital Igualmente se registraron menores clientes nacionales, menos contratos y exportaciones. Los productos textiles, prendas de vestir, cueros y calzado registraron una disminución de 3,3%, explicado por la baja en las exportaciones y la demanda nacional; en la cadena textil, la industria bogotana ha encontrado en las importaciones un fuerte competidor en el mercado interno, adicionalmente, es un sector que se ha visto golpeado por el contrabando.

El grupo de alimentos y bebidas registró una caída de 5,4%, explicado principalmente por las bebidas; también se registró una disminución en los productos lácteos. Por su parte, los únicos productos en registrar un aceptable comportamiento fueron los productos de molinería, panadería y cárnicos. En el caso de las bebidas la disminución se debe a la baja demanda por parte de almacenes de cadena y los altos precios de los insumos. Los productos químicos, cauchos, plásticos y metalúrgicos básicos aumentaron 0,1%; el grupo de los químicos se recupera en la capital, se destaca el buen comportamiento de los farmacéuticos, medicamentos y aseo personal, crecimiento dado por la mayor demanda y las exportaciones; de igual forma, se registró crecimiento en los productos de caucho y plástico, más que todo por clientes nuevos. El grupo de maquinaria y equipo, vehículos, equipo de transporte, suministro eléctrico y otras industrias, aumentó 3,6%, explicado por comportamientos mixtos. Por un lado, se destacan los crecimientos de maquinaria y equipo, y aparatos eléctricos; por otro lado, continúa la menor fabricación de vehículos automotores, autopartes y otros tipos de equipo de transporte.

Si bien no fue un buen trimestre en general para la industria en el país, en Bogotá el efecto negativo ha sido más pronunciado. La primera mitad del año en curso, al igual a lo ocurrido en los últimos 3 años, ratifica la recesión y crisis estructural que vive el sector industrial en la capital, reflejado en sus caídas en el valor agregado de la actividad.

La construcción en la capital aumentó cerca de 5 veces más que en el país

El sector de la construcción registró un crecimiento de 41,3% en el segundo trimestre de 2015. La construcción de edificaciones aumentó en Bogotá 40,3%; este crecimiento se refleja en 14,6% en los metros causados residenciales y 36,4% en edificaciones no residenciales. En los residenciales, este crecimiento está explicado por el aumento en 15,6% de los apartamentos y 6,8% de casas, destacándose el crecimiento de apartamentos en los estratos 1, 2 y 3. Por el lado de los no residenciales (oficinas, comercio, bodegas y otras edificaciones no residenciales) el comportamiento es explicado principalmente por las oficinas que crecieron 42,4%, y comercio con 99,3%.

Por su parte, los establecimientos educativos, hoteles, hospitales y de administración pública, también registraron crecimientos en sus metros cuadrados. La mitad del crecimiento de los metros causados en las oficinas los aporta el estrato 5, seguido por los estratos 4 y 6. Por el lado de los establecimientos de comercio, explicado por la construcción en el estrato 4. El segundo trimestre de 2015 presenta un comportamiento positivo en la construcción de edificaciones, situación que se refleja tanto en el área censada como en la causada, y por consiguiente, en el valor agregado de Bogotá en esta actividad. El principal aporte al crecimiento económico de Bogotá, lo hace la actividad de la construcción, convirtiéndose en el sector ganador en la capital.

Por otro lado, la actividad de las obras civiles registró un aumento de 41,7%, debido a la construcción de carreteras, calles, caminos y puentes; este crecimiento se ha visto reflejado en los mayores desembolsos de las entidades distritales en el segundo trimestre de 2015. Se destacan las entidades distritales que aumentaron 137,1%, y las de servicios públicos con 13,6%, mientras las entidades privadas registraron una caída de 24,8%. Los mayores pagos del Distrito para la ampliación, mejoramiento y conservación del sistema vial, se dio en las mejoras en la red de acueducto y alcantarillado, las obras de mitigación del río Bogotá, el interconector de la carrera 30, entre otros,  promovieron el crecimiento positivo de las obras civiles. Por lo tanto, Bogotá creció cerca de cinco veces más que el crecimiento del país en la construcción, tanto en edificaciones como en obras civiles.

Economía bogotana sale fortalecida en el panorama y contexto internacional

La economía bogotana creció durante el segundo trimestre del año en 4,6%, mientras que en el país la tasa de crecimiento fue de 3% para el mismo periodo, superándolo en 1,6 puntos porcentuales. La economía colombiana se empezó a desacelerar este año principalmente por el sector minero energético y la industria manufacturera, así como el impacto en la economía colombiana del desplome de los precios del petróleo, afectando las exportaciones del país. En el segundo trimestre de 2015, la economía de Bogotá sale fortalecida con el contexto y panorama internacional, superando notablemente el promedio de las economías del continente y otras economías mundiales. Estados Unidos creció 3,7% por el gasto de los consumidores, significativa mejoría con respecto al anterior trimestre, que tuvo un crecimiento casi nulo afectado por el duro invierno; China con 7%, confirmando la ralentización de su economía y registrando el incremento trimestral más bajo de los últimos años; Japón registró una caída de 1,6%, atribuido a una disminución de sus exportaciones y por el gasto de sus consumidores.

Por su parte, la zona euro sigue en estancamiento, con un moderado crecimiento de 1,5% (España 3,1%, Reino Unido 2,6%, Alemania 1,6%, Francia 1,1%, Italia 0,6%). La economía latinoamericana, en el segundo trimestre de 2015, tuvo un pobre desempeño, debido a que se vio afectada por la desaceleración de la demanda externa, la baja en los precios de las materias primas y la crisis del sector petrolero mundial. Países como Venezuela, aunque sin cifras oficiales, presenta una evidente contracción económica; Brasil (-2,4%) registró malos resultados, donde su economía, séptima del mundo, entró en recesión, con un escenario político bastante conturbado debido a la corrupción, una inflación en alza y la necesidad de un pronto ajuste fiscal. Por su parte, Argentina con una mejora (2,3%) después de un mal año; asimismo Perú (3%),  Paraguay (2,2%), México (2,2%), Chile (1,9%) y Ecuador (1%), presentaron un crecimiento menos boyante.

Bogotá crece 4% en el primer semestre, 1,1 puntos porcentuales más que en Colombia

La economía bogotana creció 4% durante el primer semestre del año, mientras que en el país la tasa de crecimiento fue de 2,9%, siendo 1,1 puntos porcentuales más en la capital. Por su parte, en Colombia, durante el primer semestre del año, el sector primario creció muy por debajo de sus históricos, en particular en las actividades mineras. Además de un crecimiento moderado en la agricultura y malos resultados de la industria, la construcción en el país sigue con altas tasas de crecimiento, ahora lo hace a un menor dinamismo. Bajo este escenario, Bogotá sale fortalecida y, por ende, se refleja en un crecimiento superior al del país. Adicionalmente, los servicios marcan la tendencia del crecimiento global de Bogotá y pesan más en la estructura del PIB que en el país.

 

 

Compartir este artículo

No olvide: 

Por tercer trimestre consecutivo, el crecimiento de la economía bogotana es superior a la del país. La economía de Bogotá creció 1,6 puntos porcentuales por encima del crecimiento nacional. El total del Producto Interno Bruto para Bogotá en el segundo trimestre de 2015, asciende a 34,5 billones de pesos a precios constantes de 2005. La construcción se desarrolló cinco veces más en la capital que en el país La industria capitalina no levanta cabeza, registrando tasas negativas en el segundo trimestre de 2015. En el primer semestre del año, la economía subió 4%.

Publicaciones: