Aumenta a 23,8% la percepción de confianza de los bogotanos

Autor: 
Nohora Margarita Sánchez Rivera

La percepción de confianza de los bogotanos sobre la situación económica actual y un año a la vista aumentó a 23,8% en diciembre de 2014, ubicándose 1,4 puntos porcentuales por encima del nivel de confianza de los consumidores en el país (22,4%). Este nuevo repunte en la confianza de los capitalinos obedece a la mejor percepción de desempeño de la economía y se refleja en la mayor disposición para adquirir artículos para el hogar, indicador que e ubicó en 29,8%, superior en 4,3 p.p al registro de diciembre de 2013.  Sin embargo, para los comerciantes minoristas bogotanos el panorama 2015 no resulta tan halagador. Las expectativas de crecimiento de las ventas, calculadas por el Banco de la República, son más bajas en Bogotá (55,3%), que en el resto del país (64,0%).

tn_MAO_8638.jpg
Foto:OdeBogotá

Repunta la percepción de confianza de los bogotanos en diciembre: sube a 23,8%

De acuerdo con los resultados obtenidos a través de la encuesta de opinión que mensualmente realiza Fedesarrollo, la confianza de los hogares bogotanos avanzó 4,4 p.p respecto al resultado obtenido en noviembre, al pasar de 19,4% a 23,8%. Así, mejora la percepción en la capital sobre la situación económica actual y las expectativas de futuro para la economía de cada hogar y del país durante los próximos doce meses hasta noviembre de 2015.

Cabe resaltar que durante el mes de diciembre de 2014, la percepción de confianza de los capitalinos (23,8%) sobrepasó en 1,4 p.p los resultados promedio calculados para Colombia (22,4%), acumulando en los últimos doce meses hasta diciembre, una diferencia positiva de 1,3 p.p.

Lo anterior se explica principalmente, por la evolución positiva del índice de condiciones económicas -ICE-, que registró entre los años 2013 y 2014 una mejora de 3,1 p.p, mientras que el índice de expectativas calculado para Bogotá –IEC- continúa marcando una tendencia negativa, retrocediendo 1,7 p.p en el mismo periodo.

Aunque existe un fuerte contraste entre ambos indicadores, se destaca que los hogares continúan percibiendo estabilidad en la situación económica actual y por tanto se mantiene al alza su disposición hacia la compra de productos para el hogar. De acuerdo con Fedesarrollo, este último indicador ascendió a 29,8% en diciembre de 2014, aumentando 4,3 p.p respecto al registro de diciembre de 2013. A lo anterior se contrapone la menor favorabilidad que para los bogotanos supone la dinámica económica del país un año a la vista, toda vez que ésta disminuyó 6,3 p.p en los últimos doce meses hasta diciembre de 2014, al situarse en 22,7%.

Los minoristas no avistan un buen año 2015

Para los comerciantes minoristas bogotanos el panorama 2015 no pinta bien. Los resultados más recientes de las encuestas de expectativas que realizan Fedesarrollo y Fenalco seis meses a la vista, en conjunto con la encuesta del Banco de la República un año a futuro, así lo señalan.

De acuerdo con los más recientes resultados del índice de confianza ICCO calculado por Fedesarrollo, la percepción económica de los establecimientos que expenden bienes en la capital se ubicó en 18,9% en noviembre de 2014, disminuyendo 0,7 p.p respecto a los resultados obtenidos durante el pasado mes de enero (19,6%) y se situó 1,0 p.p por debajo del registro del mismo mes en 2013. Para los comerciantes ubicados en la capital, la baja dinámica de las ventas, los menores pedidos y la reducción en la rotación de inventarios no auguran buenos resultados operacionales en el primer semestre de 2015, teniendo en cuenta además, la dinámica cambiaria y los ajustes tributarios que se avecinan.

Los resultados obtenidos por Fedesarrollo permiten establecer que en Bogotá, los comerciantes se sienten más vulnerables que los comerciantes del resto del país frente a la coyuntura económica, toda vez que el ICCO calculado para Colombia se ubicó en 22,0%, superando el registro de Bogotá en 3,1 p.p. En este mismo sentido, la Encuesta de Ventas y Expectativas que efectúa Fenalco, establece que para los comerciantes ubicados en Bogotá-Cundinamarca su balance de expectativas no es tan promisorio como para los comerciantes de otras regiones del país. En efecto, mientras que en Bogotá-Cundinamarca el balance para el primer semestre de 2015 se sitúa en 40%, en el resto del territorio nacional asciende a 41%. En ambos casos, el balance se redujo respecto al reportado seis meses atrás (42% y 52% respectivamente).

La encuesta de expectativas que realiza el Banco de la República, coincide con los resultados ya citados. Según ésta, las expectativas de crecimiento en el volumen de ventas durante 2015 es más conservador en Bogotá (55,3%) que en Colombia (64,0%). Asimismo, permite advertir que la coyuntura económica de la revaluación del peso, en conjunto con las disposiciones arancelarias implementadas por Ecuador en materia comercial, entre otras, parecen golpear en mayor proporción a los comerciantes ubicados en Bogotá, toda vez que sus expectativas de crecimiento en el volumen de ventas cayeron 9,0 p.p desde entre enero y noviembre de 2014, mientras que en Colombia, significó una reducción de 4,5 p.p.

Vale la pena traer a colación, que a pesar de ser positiva la dinámica de las ventas minoristas en el territorio nacional, éstas crecen en Bogotá a tasas más bajas que las del promedio nacional, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Mensual de Comercio al por Menor y Vehículos -EMCM– que realiza el DANE. De hecho, en lo corrido del año hasta el mes de noviembre, los ingresos reales del sector comercio crecieron 4,1% en Bogotá, explicado por la buena dinámica de las compras de electrodomésticos, muebles, artículos de oficina y prendas de vestir, mientras que en Colombia crecieron 8,2%.

No son buenas las perspectivas de los industriales bogotanos para primer trimestre 2015

La encuesta de opinión empresarial que mensualmente realiza Fedesarrollo, permitió establecer que los industriales en Colombia se muestran pesimistas respecto a la dinámica sectorial durante el primer trimestre de 2015. Esa misma percepción la comparten los industriales bogotanos, para quienes el índice de confianza –ICI– se ubicó en terreno negativo, cayendo a –7,9, duplicando la caída del índice calculado a nivel nacional (-4,1).

Dicha percepción se basa principalmente en el menor volumen actual de pedidos que recibieron durante noviembre los industriales asentados en la capital (-3,0) y las bajas expectativas de producción de los próximos tres meses (-9,0). A nivel nacional estos mismos índices se situaron en -6,3 y -2,0 respectivamente.

Sin embargo, el balance de las expectativas de inversión en maquinaria y equipo por parte de los empresarios bogotanos son positivas para 2015, de acuerdo con los resultados de la Encuesta de Expectativas del Banco de la República. Así, el balance de los entrevistados en la capital del país durante noviembre de 2014, establece en 9,0% las perspectivas de inversión en 2015, aunque un año atrás, el balance se ubicó en 10,0%. Si se contrasta con los resultados para Colombia, se advierte que existe mayor disposición a la inversión en el resto del país (12,7%), destacándose a nivel regional los resultados de Costa Atlántica (28,8%) y Eje Cafetero (19,4%).

Compartir este artículo