¿Inflación o contracción de la demanda interna? El costo de oportunidad de la política monetaria

Autor: 
Diana Carrero

El pasado 19 de mayo, el Banco de la República comunicó su decisión de incrementar la tasa de interés de intervención por tercera vez consecutiva en el año.

venta-huevos.jpg
Fotografo ODE

¿Inflación o contracción de la demanda interna? El costo de oportunidad de la política monetaria

El pasado 19 de mayo, el Banco de la República comunicó su decisión de incrementar la tasa de interés de intervención por tercera vez consecutiva en el año. Luego de mantenerla en su menor nivel histórico durante el 2010, justificó el cambio basándose en condiciones monetarias y reales que serían consecuencia, tanto del crecimiento económico nacional, como del comportamiento de los mercados internacionales. Frente a esta situación, el Banco considera pertinente responder de manera temprana y prudencial a las presiones inflacionarias y a las expectativas de largo plazo.

A nivel nacional, existe un mayor dinamismo de la demanda interna y del crédito, a lo cual se suma la percepción de futuros incrementos en la contribución del gasto público, producto de las actuales administraciones y de la intervención del Estado tras la ola invernal en la mitigación y reconstrucción de la infraestructura. Se ha visto, además, que las expectativas de inflación a largo plazo, aunque han disminuido, continúan por encima del límite superior del rango de la meta. Frente a estos factores, el Banco Central considera que una política contractiva para mitigar las presiones inflacionarias, propendería a la estabilidad del sistema financiero y a la sostenibilidad del producto y del empleo, manteniendo la inflación dentro de los límites esperados.

Compartir este artículo