¿Como le fue a la economía bogotana en 2010?

Autor: 
Alfredo Bateman Serrano Manuel Riaño Sacipa y José María Roldán Restrepo

La publicación de este Balance de la economía de Bogotá en 2010 es parte del encomiable esfuerzo que viene realizando la Secretaría de Desarrollo Económico para dar un permanente seguimiento a la evolución de las variables económicas en la ciudad.

ComoLe2010.jpg
Foto:OdeBogotá

El 2010 se convirtió en el año de la recuperación de la actividad económica, tanto en el país como en la capital colombiana.

En Bogotá, esta situación llegó acompañada de una importante y significativa reducción de la tasa de desempleo, luego de un 2009 particularmente difícil en términos económicos. En este contexto, la Secretaría de Hacienda Distrital estimó que en el 2010 la economía bogotana creció 4%, mientras que en el 2009 el crecimiento habría sido de tan solo 0,3%.

Por actividades económicas, los sectores de comercio, construcción y turismo registraron un comportamiento muy dinámico en la ciudad, como también el sector de servicios -el más relevante para la ciudad-, del cual desafortunadamente no hay información local. Asimismo, hay que destacar el hecho de que la industria capitalina registró en el 2 010 un pequeño c recimiento, después de 2 años con caídas en la producción manufacturera.

En el 2010 empezó la recuperación industrial en Bogotá En detalle, a partir del segundo trimestre del 2010 empezó la recuperación de la industria manufacturera bogotana, que durante los primeros nueve meses del año creció 1,8%, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane).

Vale la pena indicar que los niveles de producción aún se encuentran por debajo del máximo histórico registrado a finales del 2007. La recuperación de la industria bogotana en el año que pasó estuvo liderada por el sector de ‘vehículos automotores y autopartes’ (crecimiento de 24,6% en la producción) y, en menor medida, por otros renglones como ‘farmacéuticos’ (6,2%), ‘caucho y plástico’ (5,5%), ‘productos de molinería’ (17%) y ‘bebidas no alcohólicas’ (10,7%).

Compartir este artículo