Inflación en Bogotá en enero fue 1,22%

Autor: 
Deison Luis Dimas Hoyos

Por ingresos, la inflación en Bogotá para Ingresos bajos fue  1,42% y para lo ingresos altos fue 1,26%. El alza en el precio de los alimentos afectó en mayor proporción a las personas con ingresos bajos.

tn_MAO_8710.jpg
Fotografo ODE

Bogotá inicia este año con una inflación mensual de 1,22%, excesivamente superior al dato de enero de 2015 (0,40%) e inferior en 0,07 puntos porcentuales al registró a escala nacional (1,29%). El principal grupo que incidió en el aumento  de la inflación fue alimentos, con una variación de 2,6%. El dato de inflación de enero en la capital solo se asemeja al dato de enero de 2008, cuando por el aumento del precio de los alimentos el registró mensual para el mismo mes fue 1,20%.

Dentro del grupo de las 24 ciudades principales del país, Bogotá fue la decima ciudad del país con menor inflación, escalafón que muestra a Cúcuta con el mayor índice (2,09%).

Inflación de enero en Bogotá e índice de precios de los alimentos (variación % mensual) 2014– 2016

Fuente: DANE– Índices

La Inflación en Bogotá en enero fue de 1,22%

En enero, la inflación en Bogotá fue de 1,22%, tres veces superior al dato de 2014 (0,40%) e inferior en 0,07 puntos porcentuales al que se registró a escala nacional (1,29%). El dato de inflación de enero en la capital solo se asemeja al dato de enero de 2008, cuando, por el aumento del precio de los alimentos el registro mensual para el mismo mes fue de 1,20%.

Dentro del grupo de las 24 ciudades principales del país, Bogotá fue la décima ciudad del país con menor inflación, escalafón que muestra a Cúcuta con el mayor índice (2,09%). La ciudad con menor inflación en enero fue Armenia, con una variación del IPC de 0,62%.

Por grupos de gasto, alimentos (2,60%), vivienda (0,75%) y otros gastos (1,16%), fueron los que mayoritariamente contribuyeron al alza anual de los precios en la capital. En enero de 2016, alimentos contribuyó en un 61% con la variación total de los precios en la capital; mientras que vivienda y otros gastos aportaron con el 18% y 5%, respectivamente.

En el grupo alimentos, la variación mensual de precios respondió, principalmente, al alza en los precios de los subgrupos de tubérculos y plátanos (24,08%), comidas fuera del hogar (1,79%), hortalizas y legumbres (3,99%), entre otros más.

Por el lado de los tubérculos y plátanos, el efecto se generó por el aumento de la papa (34,29%), que registró una disminución en la oferta productiva. Algunas variedades finalizaron cosechas y otras se vieron afectadas por la variabilidad climática que afectó su producción. Por lo tanto, se registró en enero, un menor ingreso a la ciudad de la papa R-12, única y capira, que provienen del altiplano cundiboyacense; y, por su parte, de papa pastusa, que viene, principalmente, de los municipios de Monguí, Belén y Sogamoso en Boyacá.

En materia de precios, en Corabastos, el kilo de papa pastusa se cotizó en $1.535, aumentando en 22% con respecto a diciembre. La R-12 negra se cotizó en plaza a $1.465, con un aumento del 45% en su precio. La R-12 roja se cotizó a $1.302, aumentando en 48%  a la cotización registrada en diciembre.

En el subgrupo comidas fuera del hogar (1,79%), el gasto de mayor variación fue el almuerzo, que presentó una variación mensual de 1,95%. Este gasto se vio afectado por el aumento de precios de los ingredientes del almuerzo corriente y ejecutivo.

Índice de precios en Bogotá y Colombia, variación mensual por grupo %, enero de 2016.

Fuente: DANE– Índices

El subgrupo de hortalizas y legumbres (3,99%), registró variaciones positivas de precios: por el lado de las legumbres secas (3,34%) y las frescas (4,51%).

Las secas (la lenteja y el garbanzo, en conjunto) registraron un aumento de 14,22%, mientras que el fríjol aumentó 1,92%. En las frescas, el tomate y la cebolla registraron importantes alzas de precios: el tomate presentó un variación de precios positiva de 11,41% y la cebolla de 12,25%. Por ejemplo, en Corabastos, la cebolla cabezona blanca pasó de $1.264 el kilo en diciembre a $1.546 en enero, con un aumento del 22%.

Pasando a otro subgrupo, las frutas registraron una variación de 6,45%, en especial, la naranja (12,37%), las moras (13,15%) y otras frutas frescas fueron los gastos de mayor incremento mensual. En el caso de la mora castilla, en Corabastos se cotizó el kilo en enero a $3.343, presentando un aumento de 19,4%.

A causa del alza en el precio del arroz del 3,54%, en el subgrupo de los cereales y productos de panadería se presentó un aumento de 1,74%. En promedio, este producto básico de la canasta de consumo se cotizó en la zona centro a $3.620 el kilo.

También hubo otros alimentos al alza, como la leche (1,48%) y los aceites (2,01%).

El segundo grupo de mayor incremento en el mes fue vivienda (0,75%). En este grupo, los arrendamientos marcan la pauta. El arrendamiento imputado aumentó en el mes 0,60% y el arrendamiento efectivo aumentó 0,55%.

Por su parte, los servicios públicos muestran un alza considerable. El gas aumentó 3,76% y la energía eléctrica 0,75%.

El tercer grupo en consideración que impactó el IPC de la ciudad fue otros gastos (1,16%). Aquí aumentaron de precio los productos de higiene corporal (1,69%), higiene y cuidado facial (1,35%), cuidado del cabello (1,43%) y el corte de cabello (1,50%).

Aumento de precio de alimentos afecta más a población de ingresos bajos

La inflación para los sectores poblacionales que tienen menos ingresos fue de 1,42%, mientras que para los de ingresos altos fue de 1,26%.

En los ingresos bajos, el incremento en el precio de los alimentos aporta un 73% al índice de precios total, por lo que se evidencia la alta vulnerabilidad de los recursos de estas familias ante el incremento de precios en los alimentos. Esta proporción solo llega al 40% en los ingresos altos.

En los ingresos altos, por su parte, aunque alimentos sigue siendo el principal grupo en materia de contribución a la inflación, es importante mencionar que otros grupos afectaron la dinámica de los precios, tales como vivienda, que para ese sector representa el 26% del IPC total, y el grupo diversión, que logra alcanzar una participación en la dinámica final de los precios del 10%.

Inflación sin alimentos en enero fue de 0,67%

La inflación sin alimentos en Bogotá en enero fue de 0,67%, cifra superior al registro del mismo mes en 2015 (0,05%). Para los ingresos bajos, el IPC sin alimentos fue de 0,59%, y para los ingresos altos de 0,95%.

La variación de precios anual de los bienes regulados fue de 0,26%, siendo superior al –1,22% de 2015. Los principales servicios que aumentaron fueron gas (3,76%) y energía eléctrica (0,75%).

Los precios de los bienes transables aumentaron 0,79% en enero, destacándose, principalmente, la contribución del incremento del precio de los vehículos (1,44%).

Los precios de los bienes no transables aumentaron en el mes 0,74%, debido a que se presentó un alza en el gasto del arriendo efectivo (0,55%), arriendo imputado (0,60%) y del los servicios de televisión (4,15%).

Compartir este artículo

No olvide: 

Alimentos fue el grupo que mayor aporte le hizo al IPC en Bogotá, la variación mensual fue de 2,60%. Los principales subgrupos de alimentos que aumentaron el costo de vida en la ciudad fueron: tubérculos y plátanos (24,08%); comidas fuera del hogar (1,79%); hortalizas y legumbres (3,99%). En el grupo vivienda se presentó alza en los arrendamientos, así como en todos los servicios públicos de gas doméstico y energía eléctrica.

Tipo de Recurso: 
Archivo Adjunto
Temáticas: 
Publicaciones: