Inflación de septiembre producto de alzas en educación y alimentos

Autor: 
Tomás Ramírez Tobón

La ciudad experimentó un aumento en los precios más alto que el promedio nacional en cinco de las doce divisiones de gasto

InflaciónSeptiembre2019
Foto: OdeBogotá

La inflación para el mes de septiembre de 2019 en Bogotá cerró en 0,31%, significa un aumento de 0,23 puntos porcentuales (p.p.) frente a agosto y de 0,17 con respecto a septiembre de 2018. Bogotá registró un aumento mensual del IPC 0,08 p.p. superior al de Colombia (0,23%), superando el promedio nacional por primera vez desde el mes de mayo. Además, registró la tercera inflación mensual más alta entre las 13 ciudades principales, superada únicamente por Cali (0,44%) y Cúcuta (0,46%).

La ciudad experimentó un aumento en los precios más alto que el promedio nacional en cinco de las doce divisiones de gasto: alimentos y bebidas no alcohólicas (0,7%); muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar (0,19%); educación (1,39%); restaurantes y hoteles (0,58%); y bienes y servicios diversos (0,56%).

Variación y contribución mensual IPC por división del gasto, septiembre de 2019

Fuente: Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE. Elaboración ODEB, octubre 2019.

Este mes en particular la inflación estuvo marcada por un aumento en los precios de educación y por un aumento en los precios de los alimentos. Estas dos divisiones de gasto fueron las de mayor contribución a la inflación total de la ciudad, aportando 0,09 p.p. cada una.

El efecto de la educación en la inflación responde a un efecto estacionario, ya que en el mes de septiembre usualmente se pagan las matrículas en instituciones de educación básica y media. Consecuentemente, cuando se analiza de manera desagregada la división de educación los rubros que más aumentaron sus precios fueron los de educación preescolar y básica primaria y el de educación secundaria, aumentando 2,18% y 2,81% y contribuyendo a la inflación 0,05 y 0,04 p.p. respectivamente. 

Así mismo, la buena cobertura del servicio en estos niveles educativos en Bogotá, hacen de la educación la quinta división de gasto con mayor peso en el IPC de la ciudad, por lo que el aumento en los precios de educación se transmite con especial fortaleza.

Por su parte, el aumento en los precios de los alimentos, fue jalonado principalmente por las frutas, las cuales tuvieron un aumento mensual en sus precios de 4,25%, seguido de leche, queso y huevos (1,36%) y aceites y grasas (1,00%).

Inflación año corrido por división del gasto, septiembre 2019

Fuente: Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE. Elaboración ODEB, octubre 2019.

Las cifras a nivel nacional parecen indicar que la depreciación empezó a pasarle factura a la inflación, en septiembre la inflación anual cerró en 3,82% mientras la de alimentos cerró en 6,48%. En Bogotá se puede observar comportamientos similares, pero incluso con mayor presión sobre los precios de los alimentos. En lo que va corrido del año, Bogotá acumula una variación del IPC de 3,08% mientras que la división de alimentos ya acumula una inflación de 6,52%.

De continuar esta tendencia el Banco de la República tendría que subir sus tasas, lo que podría ralentizar la inversión real y desacelerar la economía. Además, el efecto depreciación puede sentirse con mayor intensidad sobre la inflación en lo que resta del año, dada el alza en el consumo de bienes transables que supone la época navideña.

Compartir este artículo

No olvide: 

El efecto de la educación en la inflación responde a un efecto estacionario, ya que en el mes de septiembre usualmente se pagan las matrículas.

Tipo de Recurso: 
Archivo Adjunto
Temáticas: 
Publicaciones: