En abril, frutas y cárnicos incidieron en el índice de inflación de Bogotá

Autor: 
Ana María Valencia Mosquera

En el mes de abril, el grupo de alimentos contribuyó en mayor proporción a la inflación de la ciudad, al registrar una variación de 1,0%. Esta situación se explica por el aumento de los precios en frutas frescas como la guayaba pera, el limón y el mango tommy. Otros productos alimenticios como la papa, el plátano, el tomate, la carne de res y pollo y la leche, importantes en la canasta alimenticia, variaron de forma positiva.

tn_MAO_7337 S.jpg
Foto:OdeBogotá

Los precios de las frutas frescas y las carnes de res y pollo jalonaron el aumento de los precios de los alimentos en el mes de abril

La variación de precios en Bogotá en el mes de abril correspondió a 0,27%, variación superior a la presentada en abril del año pasado (de 0,02%).

En la ciudad, el grupo de alimentos impactó en mayor medida el costo de vida, dado que las frutas fresca y las carnes de res y pollo aumentaron su precio y contribuyeron al aumento del índice.

Las frutas variaron 6,58%, incremento que se explica por el alza en los precios de las frutas frescas como guayaba pera, mango tommy y limón tahití.

Con respecto al mes anterior, la guayaba pera presentó una variación de 56,96%. Según los comerciantes, esto se debe a la reducción en el volumen de carga que ingresó desde Granada y Lejanías (Meta). El mango tommy aumentó de precio 27,43% por la reducción en los trabajos de recolección en las zonas de cultivo ubicadas en Anolaima y Anapoima (Cundinamarca), así como en El Espinal (Tolima). La misma situación ocurrió con el limón Tahití por la reducción en la carga de producto procedente de Girón (Santander) y El Espinal (Tolima).

El grupo hortalizas-legumbres tuvo una variación negativa de −0,01%, fue contrarrestada por el aumento de precio del tomate chonto, el cual presentó una variación importante de 17,23%. Esta alza se explica porque las lluvias afectaron los cultivos y labores de recolección en los municipios productores de Boyacá, lo que causó que la oferta del producto disminuyera.

En el caso de las carnes la principal contribución la tuvieron las carnes de res y pollo, cuyas variaciones correspondieron a 1,22% y 1,51%, respectivamente. El verano en las regiones ganaderas ha perjudicado los pastos y disminuido el sacrificio, por lo que todos los cortes de res (especialmente el lomo fino, la cadera, el muchacho y la sobrebarriga) han aumentado su costo. Pese a que los precios del pollo subieron, la pechuga varió de forma negativa (−3,87%) porque su demanda fue menor en contraste con la mayor oferta que hubo desde las granjas avícolas de Cundinamarca. Algunos cortes de pollo variaron hasta entre 0% y 10%, como es el caso de los muslos de pollo.

Por otro lado, los grupos vestuario (−0,12%) y transporte (−0,2%) registraron las mayores variaciones negativas. En el caso del vestuario, las prendas de hombres distintas a camisas, pantalones y ropa interior fueron las de mayor caída de precio (−1,24%). En el grupo transporte, los vehículos (−0,28%) y el bus intermunicipal (−4,84%) fueron los subgrupos con la mayor variación negativa. Los vehículos particulares cayeron de precio principalmente por fenómenos como el de la revaluación.

En Colombia, la inflación para el mes de abril fue 0,25%, y los grupos que menos contribuyeron a esta variación correspondieron a diversión (−0,11%) y transporte (−0,05%).

La inflación año corrido se explica por un mayor gasto en alimentos, vivienda y educación

La inflación año corrido en Bogotá fue 1,51%, menor que la observada en el año corrido hasta abril de 2012 (1,81%). A nivel nacional, este mismo indicador se ubicó en 1,21%.

El dato para Bogotá se vio influenciado por los grupos de alimentos, vivienda y educación. El grupo de gasto de alimentos varió hasta el mes de abril 1,72% y se constituye como el grupo que más aporta hasta dicho mes al aumento de los precios. Además de las frutas, las comidas fuera del hogar contribuyeron de forma significativa en la participación del grupo, dado que variaron 1,42%. Adicionalmente, el consumo de almuerzos en restaurantes fue el subgrupo de mayor participación.

El grupo vivienda presentó una variación de 1,36%, donde sobresale el gasto de ocupación (1,69%). En este sector, el ítem que causó mayor impacto fue el arrendamiento efectivo y el arrendamiento imputado.

Por último, el grupo de gasto educación (4,90%) presentó las principales variaciones en enseñanza en educación básica (6,28%) y en educación superior (5,11%). Estos dos subgrupos jalonaron la contribución del grupo educación en la inflación de la ciudad.

Por otro lado, la inflación de doce meses (mayo 2012 a abril 2013) fue de 2,09% en Bogotá. Esta cifra es inferior 1,12 puntos porcentuales con respecto a la inflación doce meses para el mismo periodo de 2012. En Colombia, este índice se ubicó en 2,02%.

Los bogotanos de menores ingresos gastan menos en vivienda

Las personas de ingresos bajos fueron afectadas por un costo de vida de 0,3%, en contraste con el 0,28% registrado en el mes de abril en la Nación.

Los grupos que más influenciaron el incremento fueron principalmente los alimentos (0,96%) y otros gastos (0,26%). Las frutas frescas (7,17%) y la papa (6,08%) tuvieron las más importantes variaciones para este nivel de ingreso.

En los ingresos bajos el grupo que presentó la mayor variación negativa fue el grupo vivienda, que varió −0,09% debido a la disminución de las tarifas de los servicios como energía (−2,35%) y acueducto (−0,24%).

Para los ingresos altos, en el mes de abril se registró una inflación de 0,36%, resultado que se explica por la variación en grupos como los alimentos (1,13%) y la vivienda (0,60%). Las mayores contribuciones a este cambio se presentaron en frutas y carne-derivados y en gasto en ocupación de vivienda.

Inflación de bienes y servicios regulados y transables

La inflación sin alimentos para el mes de abril de 2013 en Bogotá fue −0,01%, cifra superior en 0,16 puntos porcentuales al registro del mismo periodo el año anterior (−0,17%).

Dentro de los bienes y servicios regulados, el servicio de gas fue el grupo que más aumentó de precio al variar 0,45%. Los que variaron negativamente fueron el bus intermunicipal (−4,84%) y la energía (−3,28%).

Los bienes transables en abril registraron una variación de −0,04%. Esta variación se debió a los cambios a la baja en los precios de vehículos, cuidado del cabello y servicio de telefonía.

Compartir este artículo

No olvide: 

La inflación en abril de 2013 para Bogotá fue 0,27%, mientras que la reportada para Colombia fue 0,25%. La inflación año corrido en abril de 2013 en Bogotá fue 1,51%, influenciada principalmente por los grupos alimentos y vivienda, los cuales aportaron 1,72% y 1,36%, respectivamente. La inflación en los ingresos bajos fue 0,3%, cifra superior a la registrada en el mismo periodo de 2012 (0,01%), e inferior a la que presentan los ingresos altos (0,36%). Las frutas fue el subgrupo de alimentos que más contribuyó, registrando una variación positiva de 6,58%.

Temáticas: 
Publicaciones: