Distrito inicia año con una inflación de 0.54%

Autor: 
Deison Dimas

Durante el mes de enero, la variación general de los precios de los alimentos y el alza en las tarifas en el transporte urbano —bus y buseta— afectaron el costo de vida capitalino. En el primer grupo, las hortalizas y legumbres reflejaron incrementos promedio de 4.54%, en especial, la cebolla, el tomate y el repollo. Adicionalmente, el incremento en el precio de algunas frutas frescas como la naranja, la mora castilla, entre otras, coadyuvaron al resultado final del índice. En materia de transporte, el aumento decretado de 50 pesos en el pasaje de buses y busetas; y 100 pesos en la tarifa de taxis, incidió en la variación mensual de 1.65% en este grupo de gasto.

tn_MAO_8630 SSPP.jpg
Deison Dimas

En enero alza en precio alimentos y tarifas de transporte público explican la inflación

La inflación de 0.54%, en este primer mes del año en la ciudad de Bogotá resultó superior a la registrada en el mismo período del año 2013 (0.32%). Además, este índice es superior 0.05 puntos porcentuales (p.p.) al registrado a nivel nacional (0.49%), y ubica al Distrito como la cuarta ciudad con el mayor costo de vida mensual.

El comportamiento de la inflación en enero en el Distrito Capital fue influenciado principalmente por un ajuste en el precio en los alimentos de 0.91% y de las tarifas en el transporte de 1.65%.

En orden de importancia, en los alimentos la fluctuación correspondió a una variación positiva en las hortalizas y legumbres (4.54%), las frutas (8.18%) y las comidas por fuera del hogar (0.75%).

Las hortalizas y legumbres mostraron un abastecimiento poco normal debido a las variaciones climáticas y a la finalización de algunas cosechas en determinadas zonas de producción.

Por un lado, en las hortalizas y legumbres frescas el ajuste de precios correspondió a 4.73%, destacándose los incrementos en los precios de la cebolla (17%), en especial, la junca y la cabezona roja. La variedad de cebolla junca, proveniente de Fómeque, Quetame, Ubaqué y Cáqueza (Cundinamarca) se cotizó en promedio a $907 el kilo, registrando un incremento de 15.4% respecto al mes anterior.

En este mismo grupo, el tomate en todas sus variedades - chonto, milano y larga vida– presentó incrementos en las cotizaciones en la plaza de mercado de Corabastos. Durante el mes de enero, la baja producción de tomate chonto en Fómeque, ubicó el precio en $1,286 el kilo, incrementado 26% respecto a diciembre del año pasado. De igual forma, el escaso abastecimiento de tomate larga vida, proveniente de Fómeque, Quetame y Ubaque, permitió alzas de hasta 60%, ubicando el precio en enero en $1,100 en la principal central de abastos del país.

Las frutas frescas también registraron una importante variabilidad en sus cotizaciones. En este inicio de año la naranja en todas sus variedades presentó un alza promedio de 23%.

Particularmente, la variedad naranja valencia, que cerró el mes con una cotización de $843 el kilo, y la naranja ombligona, $821 kilo, incrementaron 18% y 16%, respectivamente; incidiendo de forma preponderante en la variación final del precio de esta fruta.

Por otra parte, la mora castilla, fruta preponderante en la canasta de consumo de los hogares bogotanos, registró un alta variabilidad en su precio. La disminución en la producción de Cabrera y Chocontá, Cundinamarca, se tradujo en un alza mensual inusitada de 49% en la central de Corabastos. En últimas, el precio promedio del kilo en la central fue de $2,435.

Siguiendo con los alimentos, las comidas fuera del hogar siguen afectando el costo de vida de los capitalinos. En este año, el precio de los almuerzos, principal gasto en prioridad, varió mensualmente 0.75%, mientras que para este mismo mes, el año anterior, la variación fue 0.85%.

En otro ámbito de análisis, las tarifas de transporte también afectaron el costo de vida mensual en esta ciudad. En efecto, las medidas resolutivas de la Secretaría de Movilidad, en los Decretos 600 y 601 expedidos en diciembre de 2013, tuvieron un considerable impacto en la inflación. El aumento de 50 pesos en el pasaje de buses y busetas, y 100 pesos en la mínima de taxi, fueron los principales incrementos con que inició el nuevo año el transporte público de la ciudad.

Para contextualizar, en los buses y busetas de más de diez años circulando en la ciudad ahora su pasaje cuesta $1,450 (lunes y viernes) y $1,500 (nocturno, domingos y festivos). Mientras que para buses, busetas y microbuses de modelos más recientes, la tarifa quedó establecida en $1,550 y $1,600, en los mismos rangos de tiempo establecidos.

En el caso de los taxis, la carrera mínima quedó establecida en $3,600 y el valor de la unidad equivalente a 100 metros recorridos pasó de 70 a 72 pesos. En este mismo decreto se estableció que las unidades de arranque (25 unidades) pasaron de $1,800 a $1,900.

En los últimos doce meses, la variación de los precios en el Distrito se ubicó en 2.66%, representando una diferencia porcentual de 0.81 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de análisis, el año anterior. Respecto a Colombia (variación 12 meses de 2.13%), Bogotá se ubica en la tercera ciudad del país con las mayores variaciones positivas en el costo de vida, después de Riohacha y San Andrés, y manteniendo la misma tendencia del año anterior.

Alza en pasajes de transporte afecta más a los bogotanos de menores ingresos

En cuanto al ingreso, la inflación mensual para los bogotanos de menores ingresos fue 0.63%, mientras que para los ciudadanos de altos ingresos esta se ubicó en 0.59%.

Como punto de comparación, el costo de vida para los ciudadanos de menores ingresos presentó un aumento con respecto al mismo periodo del año anterior, teniendo en cuenta que en 2013 dicha variación fue de 0.28%.

En esta población, la variación en el grupo de transporte fue 2.78%, indicando de una u otra forma que el efecto en el alza de las tarifas impactó en mayor medida el bolsillo en estos estratos.

Por su parte, para los ciudadanos de mayores ingresos, la inflación en enero fue 0.59%, indicando de igual forma un aumento con respecto al mismo periodo el año 2013 (0.39%).

Contrario a lo que sucede en otros estratos, en los sectores de ingresos altos, el incremento del costo de vida se ve impactado por el alza en los alimentos, en especial, las frutas y las comidas en restaurantes.

Inflación de bienes y servicios regulados y Transables

La inflación sin alimentos para el mes de enero en Bogotá fue 0.40%, cifra superior al registro en el mismo mes el año 2013 (0.25%), reflejando el impacto que tuvieron estas alzas en la inflación final del Distrito.

Para los bienes y servicios regulados, la variación en las cotizaciones en enero fue 1.45%, obedeciendo a las mayores cotizaciones de las tarifas de buseta (7.17%), otros servicios de transporte urbano (6.84%), bus (3,09%) y taxi (1.77%).

Los bienes transables en enero registraron una variación de 0.17%. Esta variación se debió a los cambios en los precios de los productos de cuidado del cabello (2.10%), ceras (1.81%), revistas (1.72%), jardines (1.27%) y teléfonos móviles (1.19%).

Dentro de los bienes no transables, los pagos complementarios variaron 4.77%, que incluyen en esencia las cuotas moderadoras a las EPS y ARS. Además, el servicio de protección registró una variación de 2.13%, que corresponde al pago mensual en las guarderías infantiles.

Compartir este artículo

No olvide: 

La inflación en enero de 2014 para Bogotá fue 0.54%, mientras que la reportada para Colombia fue 0.49%.  La inflación en los alimentos en Bogotá fue 0.91%. En orden de importancia, las hortalizas, legumbres, frutas frescas y comidas en restaurantes incidieron en el aumento del costo de vida capitalino.  Las tarifas en el transporte público aumentaron durante este año, reflejando un incremento mensual de 3.14% para este subgrupo de gasto.  Diversión y educación fueron los grupos de gasto que menos incidieron en la inflación mensual del Distrito. El primero registró una variación de -1.20% y el segundo -0.03%.

Temáticas: 
Publicaciones: