Impacto de la construcción del cable aéreo en Ciudad Bolívar

Autor: 
Jorge Armando Herrera Barrera

Las condiciones topográficas y de accesibilidad existentes en algunas zonas de la ciudad de Bogotá, ligadas a sus altas densidades poblacionales, hicieron que la Administración Distrital diseñara medios de transporte público alternativos a los actuales, que ya han sido implementados en otras ciudades del país, como es el caso del sistema de transporte por cable aéreo. Bogotá, con una población cercana a los ocho millones de habitantes, con la primera economía del país, requiere un sistema de transporte multimodal e integrado, a la altura de otras capitales del mundo. Existe conceso general en la ciudad respecto a que el sistema Trasmilenio que existe rebasó la capacidad para atender a millones de usuarios diarios que deben desplazarse a sus destinos, llegar a tiempo a sus trabajos, colegios y demás actividades cotidianas. Las grandes ciudades del mundo hoy en día cuentan con sistemas integrados de transporte. Entre ellos el metro y el cable aéreo. El sistema de transporte público urbano de pasajeros a través de cables aéreos en Bogotá, se convierte en uno de los proyectos más importantes para la movilidad de la ciudad. Este proyecto busca mejorar la calidad de vida de los habitantes del área de influencia, mejorar la movilidad y facilitar un medio de transporte seguro, articulándolo y conectándolo con el sistema intermodal de transporte masivo en la capital. Lo anterior, si se tiene en cuenta que la movilidad producto de un buen sistema de transporte, se traducen en mejor calidad de vida y mayor productividad en la ciudad. La siguiente nota editorial del Observatorio de Desarrollo Económico da luces sobre la importancia de esta construcción del cable aéreo en la localidad de Ciudad Bolívar, resaltando los beneficios que traerían la obra, la importancia de un sistema de transporte de estas características, la experiencia de otras ciudades, los costos de la obra y en general el impacto socioeconómico para la capital del país.

tn_MAO_6862.JPG
Foto:OdeBogotá

Dentro de los proyectos de la ciudad está la construcción de dos líneas de cable que conectarán a dos zonas de la ciudad de difícil acceso al transporte público masivo como es el caso de las localidades de Ciudad Bolívar y San Cristóbal.

El sistema de movilidad de la ciudad no puede depender únicamente del Transmilenio y el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), de ahí la importancia de articular y complementar todo el sistema de transporte con el metro y proyectos como el cable aéreo y sistema férreo.

La realidad en el día a día es que la ciudad presenta un problema de congestión. Cada vez son más los vehículos particulares en la capital, hoy en día se podría estar hablando de un millón 600 mil vehículos matriculados en Bogotá, sin contar con el parque de motocicletas que sobrepasan las 400 mil. Bajo este escenario, el cable aéreo surge como una alternativa que puede contribuir a la movilidad, con la claridad de que no va solucionar el problema hasta no tener un sistema completamente articulado, pero si es un paso importante para descongestionar el tráfico de la ciudad y lo más importante, brindarle una mejor calidad de vida a los habitantes de la localidad de Ciudad Bolívar.

Experiencia en otras ciudades

Los cables aéreos o teleféricos son sistemas de transporte aéreo constituidos por cabinas colgadas de una serie de cables que se encargan de hacer avanzar a las unidades a través de las estaciones. Tienen una historia centenaria, con aplicaciones desde 1914 en Berna, Suiza.

En el país, la primera aplicación de cables aéreos para transporte público en zonas marginadas se completó en Medellín en 2004. El Metrocable de Medellín es un sistema de transporte teleférico y subtipo cable aéreo para movilización urbana de tránsito rápido. Está compuesto por 3 líneas de servicio comercial, con una extensión total de 9,37 kilómetros y cuenta con 8 estaciones en operación. El subsistema es operado por la Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá (Metro de Medellín), empresa que tiene la mayor experiencia en operación de este tipo de sistemas de transporte urbano en Colombia. Hoy existen aplicaciones similares en otras ciudades como La Paz, Caracas, Manizales y Rio de Janeiro y un proyecto en construcción en Cali.

Algunas ciudades del mundo están planeando o implementando los sistemas de cable inspirados en la experiencia latinoamericana. Como por ejemplo, Londres abrió en 2012 la “Emirates Air Line” como antesala a los juegos olímpicos; Nueva York planea el “East River Skyway” con el fin de mejorar la conexión entre ambos lados del río y la ciudad de Haifa en Israel planea un cable de 4 kilómetros para complementar su red de transporte público. Otras ciudades como Singapur, Lisboa y la alemana Coblenza ya han apostado por el teleférico.

Aspectos generales de la localidad de Ciudad Bolívar

La localidad de Ciudad Bolívar está ubicada al sur de la ciudad y limita al norte, con la localidad de Bosa, al sur con la localidad de Usme; al oriente con las localidades de Tunjuelito y Usme y al Occidente con el municipio de Soacha. La localidad posee una extensión territorial de 12.998 hectáreas, de las cuales 2.088, pertenecen al área urbana. Su topografía es, en un 90 % montañosa.

Ciudad Bolívar es la localidad más extensa del distrito, está organizada administrativamente en 326 barrios y 8 UPZ y habita una población de aproximadamente 675 mil habitantes. Allí se evidencian situaciones de inequidad social, precariedad del espacio público, deficiencia de transporte, inseguridad y deterioro ambiental; lo cual se refleja en los distintos indicadores socioeconómicos que calcula el Distrito. Todo lo anterior hizo que se priorizara la intervención pública distrital para la construcción de un sistema de transporte público de pasajeros que supliera en parte las necesidades y limitaciones de los habitantes de esta parte de la ciudad.

Aspectos técnicos del proyecto

El proyecto del cable aéreo de Bogotá, contará con 7,2 kilómetros, de los cuales 3,4 serán para Ciudad Bolívar y los restantes para la localidad de San Cristóbal. Contará con 7 estaciones totales, 38.000 Km2 de espacio público, 60 pilonas o torres que sirven de soporte al sistema, de las cuales 24 estarán ubicadas en Ciudad Bolívar, y se estima en 12.5 minutos el tiempo promedio de viaje. El proyecto pretende dar accesibilidad a los usuarios y residentes de las localidades de Ciudad Bolívar y San Cristóbal Sur.

El proyecto, sistema y estructura en Ciudad Bolívar:

El sistema contempla la implementación de un sistema de góndola con capacidad para 3.600 pasajeros por hora y se compone de dos circuitos que en su trazado cuenta con cuatro estaciones:

-Estación Portal Tunal (Transferencia al Sistema Transmilenio)
-Estación Juan Pablo II (Estación intermedia I)
-Estación Manitas (Estación Intermedia II)
-Estación Ilimaní (Estación de retorno)

El trazado del cable en Ciudad Bolívar, proyecta 4 estaciones, iniciando en el portal del Tunal, pasaría por la estación intermedia de Juan Pablo II, siguiendo con la estación intermedia en el sector Manitas-Villa Gloria y finalizaría en la estación de retorno del sector de El Paraíso, en el Parque Ilímani.

Trazado del cable de Ciudad Bolívar

En total se requerirán 191 predios para instalar las 24 pilonas o torres que sostendrán la estructura, lo mismo que a las 157 cabinas que transportaran a los usuarios.

Los usuarios del sistema Cable Aéreo en la localidad de Ciudad Bolívar, tendrán la posibilidad de transbordar del Transmilenio en el portal Tunal, a sus lugares de retorno en cualquiera de las estaciones intermedias o en el paraíso. Los 3,4 kilómetros de cable aéreo que conectará a Ilimaní con el Tunal, se espera transportar, principalmente, a los habitantes de las UPZ de Lucero y San Francisco.

Costo y cronograma de la obra

En general se estima que el cable aéreo de Ciudad Bolívar costaría 165.881 millones de pesos, con un plazo de ejecución y operación de 2 años aproximadamente.

Los costos de la obra del cable aéreo se descomponen en 3 ítems: la inversión en la consultoría, con un costo de 20.000 millones de pesos, lo que corresponde al 12,1% de la obra. Un segundo componente que es la provisión electromecánica, la cual hace referencia a los equipos electromecánicos, con un monto total de 75.000 millones de pesos, el cual prevé un anticipo del 30% (22.500 millones de pesos) al inicio de la obra y un 70% a contra entrega (52.500 millones de pesos) al final de la obra. Finalmente un tercer componente, correspondiente a la construcción de la obra por un valor de 70.811 millones de pesos, lo que equivale al 42,7% del costo total. En cuanto al cronograma y tiempo de inversión de la obra se estima en aproximadamente 2 años; 5 meses llevaría la etapa de la consultoría y 20 meses el desarrollo de la obra.

El proyecto del sistema de cable aéreo en la localidad de Ciudad Bolívar comprende la ejecución de los trabajos necesarios, estudios, diseños y construcción de obra civil, suministro, montaje y puesta en funcionamiento del componente electromecánico.

Impacto socio-económico

La construcción del cable aéreo en ciudad Bolívar en Bogotá en la localidad de Ciudad Bolívar impactará el sector de la construcción en la ciudad en los años 2016 y 2017. De acuerdo a ejercicios realizados por el Observatorio de Desarrollo Económico, el impacto en el PIB de la ciudad será mínimo, por las magnitudes macroeconómicas de la capital; pues recordemos que el Producto Interno Bruto de Bogotá para el año 2013 es de aproximadamente 174 billones de pesos a precios corrientes, sin embargo, la inversión del cable aéreo sí se vería reflejada en el sector de las obras civiles, en aproximadamente un punto adicional de crecimiento en el valor agregado. Lo anterior, teniendo en cuenta que la construcción en su conjunto participa en el PIB de la ciudad con 6.4%, discriminado en construcción de edificaciones (4,6%) y construcción de obras civiles (1,8%).

Precisamente por su pequeña participación en el PIB de la ciudad y las magnitudes macroeconómicas, el impacto en el PIB total es mínimo; sin embargo la obra traerá una serie de encadenamientos en otros sectores, como los servicios a las empresas, industria, comercio y transporte. Las obras de la construcción generaran movimiento de tierras, obras de espacio público, estructuras de concreto, edificaciones, servicios públicos domiciliarios, obras para la red de alcantarillado y acueducto, obras de instalaciones eléctricas, entre otras.

Vale la pena destacar que esta construcción de este proyecto podría crear 700 nuevos empleos, entre directos e indirectos. Los empleos, se crearan principalmente en actividades de relocalización de redes de servicio público, construcción de estaciones e implementación del sistema.

A manera de ejemplo, en el cable de Medellín los empleos generados en la fase de operación y mantenimiento fueron 230; 149 personas externas para seguridad y aseo, y 100 jóvenes aprendices de cultura metro. Como referentes de empleo se tiene la zona centro oriental de Medellín, la cual genera 1.212 empleos el proyecto del tranvía Ayacucho y sus dos cables. De estos, 981 personas trabajan en relocalización de redes de servicio público, en el vaciado de losas y en la implementación del corredor conformado por andenes y vía tranviaria, para la construcción de los dos nuevos cables se contrataron 150 personas. El cable aéreo Yarumos de Manizales ha generado 91 empleos para la ciudad, 59 de ellos directos y 32 indirectos.

Se estima que los usuarios y residentes de la localidad de Ciudad Bolívar permitan la movilización de 3.600 pasajeros en hora pico, reduciendo notablemente los tiempos de recorrido, que pasarían de una hora en buses y busetas a 13,5 minutos con el cable aéreo en Ciudad Bolívar. Al final del día en un recorrido de 27 minutos ida y vuelta, le ahorrará a los usuarios entre media y una hora diaria de recorrido.

La interconexión de las 4 estaciones del cable aéreo de Ciudad Bolívar, ofrecerá la posibilidad de vinculación e integración de la comunidad con importantes vías y servicios de transporte a diferentes barrios. La construcción y acondicionamientos de las estaciones del cable aéreo, podría generar una serie de nuevas adecuaciones pensando en el bienestar y necesidades de los usuarios, tales como centros culturales, jardines infantiles, supercades, zonas verdes, polideportivos, entre otros.

Conclusiones

La construcción del cable aéreo en la localidad de Ciudad Bolívar impactará el sector de la construcción en la ciudad en los años 2016 y 2017, específicamente se vería reflejada en el sector de las obras civiles, en aproximadamente un punto adicional de crecimiento en el valor agregado. Otros sectores económicos se verían beneficiados por el encadenamiento de la construcción de esta obra en la capital. Adicionalmente, la construcción de este proyecto podría crear 700 nuevos empleos, entre directos e indirectos.

Bogotá enfrenta en la actualidad uno de los problemas más grandes para la ciudadanía, que es la movilidad, la ciudad requiere urgentemente soluciones que se transformen en una mejor calidad de vida para los habitantes de la ciudad y esto se transformará en una mayor productividad para la economía de la capital; entre estas soluciones a corto plazo se ha venido hablando de la construcción del metro y el cable aéreo en la ciudad, modos de transporte necesarios para una población cercana a los ocho millones habitantes.

Una de las ventajas de los cables aéreos, es que abren la puerta a la intervención urbana en sectores con población de bajos ingresos, promoviendo el desarrollo social y económico de la localidad de Ciudad Bolívar.

Entre los beneficios que obtendrá la ciudad con el cable aéreo, están la reducción en los tiempos de desplazamiento, minimizará el ruido y contaminación visual, reducción en la emisión de residuos contaminantes, aporte al medio ambiente y lo más importante mejor calidad de vida en los habitantes, proporcionando un sistema seguro y eficiente.

 

 

 

Compartir este artículo