El número de viviendas licenciadas supera la creación de nuevos hogares en Bogotá

Autor: 
Henry Rincón Melo

Como resultado del importante crecimiento en el área licenciada para vivienda en Bogotá, se observa que el número de unidades habitacionales alcanza al número de nuevos hogares que se conforman en la ciudad, lo que en conjunto, permitiría reducir el déficit habitacional. No obstante, cerca del 60% de estos nuevos hogares perciben un ingreso inferior a 4 salarios mínimos, mientras que la participación de la vivienda social licenciada en la ciudad no supera el 33% del total.

tn_MAO_6691.jpg
Foto:OdeBogotá

En el primer trimestre de 2011 el crecimiento del área licenciada en Bogotá supera al del país

De acuerdo con el Dane, el área licenciada para construir en Bogotá aumentó 68% en el primer trimestre de 2011 frente al mismo periodo del año anterior, superando el resultado observado para el total nacional (66,4%). Este comportamiento evidencia las buenas expectativas en materia de vivienda existentes en la ciudad, tanto en vivienda social, como en no Vis, con crecimientos del 69% y 88%, respectivamente.

Esta tendencia es coherente con el comportamiento de las ventas de vivienda registradas en el estudio La Galería Inmobiliaria contratado por Secretaría Distrital de Hacienda. Según este estudio, entre enero y marzo de 2011 se vendieron en Bogotá cerca de 13.800 unidades habitacionales, es decir, 1.200 más que en el mismo periodo de 2010. Es importante precisar que tanto las licencias de construcción como las ventas, muestran anticipadamente el comportamiento de la actividad constructora real o ejecución de las obras, en la medida en que cerca del 75% de la oferta se vende sobre planos.

Por tipo de vivienda se debe destacar que de las 13.293 viviendas licenciadas a marzo del presente año, aproximadamente la tercera parte corresponden a Vivienda de Interés Social (Vis) y el porcentaje restante a viviendas de precios superiores a $77 millones.

Aunque el incremento en Vis es muy importante, sigue siendo insuficiente para las necesidades históricas de la población más pobre, debido a que el mayor déficit habitacional “estructural o acumulado” (96%) se concentra en los segmentos de población con ingresos menores de 4 salarios mínimos mensuales -smml-. Adicionalmente, de los cerca de 56 mil hogares que se forman anualmente en Bogotá, el 60% corresponde a hogares con ingresos inferiores a 4 smml. Teniendo en cuenta esta situación y en la perspectiva de reducir el déficit de vivienda en el mediano plazo (10 años), en la ciudad se deberían construir cerca de 5 mil viviendas Vis al mes.

Por su parte, la oferta de vivienda medida por La Galería Inmobiliaria en el mercado bogotano, evidencia una reducción en cerca de 2.000 unidades al comparar el promedio de los tres primeros meses de 2011 y el mismo periodo de 2010. Efectivamente, mientras el año pasado, a marzo, se habían ofrecido cerca de 19 mil unidades, en 2011 dicha cifra descendió a 17.215 viviendas. Sin embargo, los resultados del área licenciada durante el 2010 y lo corrido del presente año, sugieren la generación de una mayor oferta de  vivienda en lo que resta de 2011.

¿Qué indican los principales insumos de la construcción?

Al analizar el comportamiento del cemento, el cual es uno de los principales insumos del sector de la construcción, se observa un crecimiento superior al 10% en los despachos realizados en la ciudad, registrando el mayor nivel de la última década, en lo corrido del año a marzo. No obstante, se debe suponer que el mayor consumo de cemento ha estado jalonado no solo por la dinámica de las edificaciones, sino también de las obras civiles desarrolladas en la ciudad, principalmente las relacionadas con equipamiento urbano (andenes, separadores, infraestructura deportiva, etc.).

Otro indicador que permite inferir el comportamiento del sector corresponde a las importaciones de bienes de capital y materiales para la construcción, las cuales registraron en Bogotá un crecimiento del 30% en los tres primeros meses del presente año, al pasar de US$90 millones en 2010 a US$117 millones, en el acumulado del año a marzo. Vale la pena destacar que los principales insumos de construcción importados están representados por la tubería, la baldosa y los acabados para las edificaciones.

Una nota final sobre los arrendamientos

Aunque en términos nominales, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de los arrendamientos aumentó el 1%, en lo corrido del presente año a marzo, en términos reales, es decir, deflactado por el IPC total de Bogotá, se evidencia que desde noviembre de 2010, el índice ha descendido en poco más del 1%. Si se compara con marzo y diciembre del año inmediatamente anterior, las variaciones fueron del -0,3% y -0,8%, respectivamente. Estas reducciones, aunque aparentemente sutiles, son relevantes en la medida en que suavizan la tendencia al alza de los arrendamientos observada en los últimos tres años, contribuyendo a una menor inflación, dado el peso relativo de la vivienda en la canasta del IPC.

Compartir este artículo

No olvide: 

El área licenciada en Bogotá aumentó 68% en el primer trimestre de 2011, frente al mismo periodo del año anterior, superando el resultado de la nación (66,4%). Entre enero y marzo de 2011 se vendieron en Bogotá 1.200 viviendas más que en 2010. A marzo de 2011, los despachos de cemento y las importaciones de insumos de construcción crecieron 10% y 30%, respectivamente. En términos reales, el IPC de arriendos descendió 0,3%, en lo corrido del presente año a marzo.

Temáticas: 
Publicaciones: