El área licenciada para edificaciones aumentó 80,6% en Bogotá en los cinco primeros meses del año

Autor: 
Henry Rincón Melo

Los resultados obtenidos en materia de despachos de cemento gris; nivel de empleo e importaciones de materiales de construcción, como indicadores aproximados de la actividad real de la construcción, señalan la persistencia en la desaceleración de actividad constructora en Bogotá. Sin embargo, se debe precisar que estas variables hacen referencia a la construcción en conjunto, sin desagregar entre edificaciones y obras civiles.  No obstante, las expectativas del sector medidas a través del área licenciada, aumentaron 80,6%, como consecuencia del crecimiento del área aprobada tanto para vivienda (53,8%), específicamente de la vivienda de precios superiores a $79,6 millones, como de los otros destinos (176%), destacándose el incremento de los destinos oficina y comercio (363,8% y 138%, respectivamente).

tn__AO_9515.jpg
Foto:OdeBogotá

Continúa la caída de los despachos de cemento en Bogotá

A pesar de no contar con información sobre la actividad real del sector de la construcción en los primeros cinco meses del año, los resultados en materia de despachos de cemento, importación de insumos y equipo para la construcción, y empleo sectorial, sugieren la persistencia en la desaceleración de esta actividad. Efectivamente, en lo corrido del presente año, a mayo, se dejaron de despachar cerca de cien mil toneladas de cemento gris en la ciudad, lo que representó una caída en términos relativos de 14,3%. De la misma manera, el valor de los materiales de construcción importados disminuyó en 4% en los cinco primeros meses de 2013, respecto al mismo periodo de 2012. No obstante, es importante mencionar que este mismo indicador registró crecimientos en los meses de abril y mayo de 3,3% y 3,4%, respectivamente, lo cual sugiere un cambio en tendencia hacia el alza.

Entre los rubros que más decrecieron se encuentran: tubos de extracción de petróleo y para oleoductos, puentes y barras de hierro, destinados a obras civiles y accesorios para baños y baldosas usados en la construcción de edificaciones.

En el trimestre móvil comprendido entre marzo y mayo de 2013, el número de ocupados en construcción fue de 193.782 personas, 75.048 ocupados menos de los estimados un año atrás. No obstante, es importante precisar que los indicadores mencionados anteriormente, hacen referencia a la construcción en conjunto, sin desagregar las edificaciones y las obras civiles.

Entre enero y mayo de 2013 el área licenciada para vivienda creció 80,6%

En lo corrido del presente año, a mayo, el área licenciada para edificaciones aumentó 80,6% en la capital del país, respecto a igual período de 2012, mientras que en Colombia el crecimiento para fue 30,5%. Este resultado obedeció tanto al crecimiento de vivienda, como de otros destinos. Para el caso del uso habitacional, el área licenciada creció 53,8%, al pasar de 1.243.566 a 1.913.214 m2  (669.648 m2  adicionales). De esta área adicional la mayor proporción correspondió a viviendas de precios superiores a 135 smmlv (80,4%), mientras que el porcentaje restante se destinó a Vivienda de Interés Social. En términos de unidades, mientras que en los cinco primeros meses de 2012 se aprobaron 12.140 viviendas; en lo corrido de 2013, a mayo, se licenciaron 19.075 unidades, equivalente a un crecimiento de 57,1%.

Al desagregar este resultado por tipo de vivienda, se observa que la vivienda No VIS es la que explica en mayor medida dicho aumento, pues mientras en los cinco primeros meses de 2012 se aprobaron 8.236 unidades; en el mismo lapso de 2013 se licenciaron 13.839 viviendas. Por su parte la VIS registró 1.332 unidades adicionales en lo corrido de 2013, a mayo, lo  que representó una variación positiva de 34,1%. Este crecimiento destacado de las licencias de construcción en Bogotá se suma al remanente o stock de proyectos aprobados, que aún no han iniciado obra y que de acuerdo con cálculos de la Dirección de Estudios Socioeconómicos y Regulatorios de la SDDE, alcanza los 2,8 millones de metros cuadrados, a primer trimestre de 2013 (alrededor de 32 mil viviendas).

Por otra parte, son principalmente dos usos los que explican el crecimiento de los destinos no residenciales: oficinas y comercio. El área destinada a oficinas reportó un aumento de 461.790 m2, mientras que el área aprobada para comercio pasó de 92.816 m2  a 220.863 m2, es decir, un aumento del 138%. En menor medida las áreas destinadas a administración pública y hoteles registraron incrementos (16.131 m2 y 14.151 m2, respectivamente).

Entre enero y mayo de 2013 crecen las ventas del rango superior de Vivienda de Interés Social

Según la información de la firma La Galería Inmobiliaria, las ventas de vivienda cayeron en la ciudad 11,7% entre enero y mayo de 2012 y el mismo periodo de 2013, lo cual en términos absolutos representa un descenso en las ventas de 1.493 viviendas. Este resultado lo explica las menores ventas de vivienda No VIS, aquellas unidades cuyo precio supera los 135 smmlv (cerca de 80 millones de pesos), las cuales registraron 1.518 unidades menos que las transadas un año atrás. Sin embargo, vale la pena mencionar que las ventas de vivienda No VIS mostraron una recuperación en mayo al crecer 4,8%. De la misma manera, las ventas de Vivienda de Interés Prioritario (menos de $41,3 millones) reportaron una disminución de 209 unidades.

Por el contrario, el número de Viviendas de Interés Social vendidas sobre planos, en construcción o terminadas, en los primeros cinco meses del año crecieron levente (0,5%), pasando de 4.756 a 4.781 unidades, entre 2012 y 2013, como resultado de las mayores ventas del tope de VIS (rango de precios entre 70 y 135 smmlv), el cual creció 5,5%.

Por su parte, la oferta de vivienda, se sique manteniendo en los niveles observados desde 2011 (11.500 unidades), registrando un aumento de 2,1% en los cinco primeros meses del año. Consecuente con lo anterior, el índice de rotación mensual, entendido como el número de meses que demoraría en venderse el stock de vivienda actual, al ritmo de ventas del mes, se ubicó por encima de 5 meses, en mayo de 2013.

A mayo de 2013, los costos de vivienda continúan creciendo más que los arrendamientos

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de los arrendamientos aumentó 1,89% en lo corrido del presente año a mayo, para el promedio de los hogares que viven en arriendo en Bogotá. Este crecimiento fue mayor para la población clasificada como de ingresos bajos (2,49%). Por su parte los costos de construir vivienda en la ciudad crecieron 2,45%, cifra que supera en 0,6 puntos porcentuales el crecimiento de los cánones de arrendamiento y se explica, fundamentalmente por el aumento en los costos de la mano de obra, que en lo corrido de 2013, a mayo, fue de 5,8%. Los costos de los materiales y maquinaria y equipo, registraron incrementos de 1,1% y 0,7%, respectivamente.

Compartir este artículo

No olvide: 

El área licenciada para edificaciones aumentó 80,6% en Bogotá, en lo corrido de 2013 a marzo, mientras que en Colombia creció 30,5%. Los despachos de cemento gris cayeron 14,3% en Bogotá, en los primero cinco meses del año. Las ventas de vivienda cayeron en la ciudad 11,7% entre enero y mayo de 2012 y el mismo periodo de 2013, pasando de 12.779 a 11.286 unidades. Mientras que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de los arrendamientos aumentaron 1,89% a mayo de 2013, los costos indirectos de construir vivienda medidos a través del ICCV crecieron 2,45%.

Temáticas: 
Publicaciones: