Anillo de Innovación: un proyecto global de Bogotá metropolitana

Autor: 
Oriol Balaguer

Este producto sintetiza una parte del debate que se ha desarrollado en los últimos meses, en el marco de la comisión técnica del Anillo de Innovación que reúne a las Secretarías de Desarrollo Económico, Planeación y Habitat del Distrito de Bogotá, con el apoyo de Unhabitat, con relación a cuál debe ser el trabajo a desarrollar en los próximos 18 meses para acelerar el proyecto.

tn_MAO_7776.jpg
Fotografo ODE

Las grandes ciudades del mundo (no por su tamaño sino por su talante), se han dado cuenta que deben ser precursoras a nivel mundial -por encima de los Estados- como los entes que generen los elementos territoriales para devolver los espacios a la ciudadanía mediante la recuperación ambiental y el impulso económico diversificado, de calidad y democratizado. Esas ciudades han detectado espacios que pueden y deben jugar un papel por su situación geográfica en el seno de su territorio y/o por su potencialidad social y económica.

En este orden de ideas, en Bogotá, cada vez gana más espacio en la institucionalidad pública y privada la convicción sobre la necesidad de intervenir áreas deterioradas en el centro urbano y en zonas donde se han implantado durante décadas las actividades productivas que han dado en buena parte el sitial que Bogotá tiene en el contexto nacional y Latinoamericano.

En este sentido, herramientas como El Plan de Ordenamiento territorial POT, formulado desde el año 2000, contienen lineamientos concretos para la intervención en diversos entornos, y mediante la utilización de instrumentos y mecanismos de planeación, gestión y financiación de diversa naturaleza.

Teniendo en cuenta la anterior, la intervención a la que en concreto refiere el presente documento, es la denominada Operación Estratégica Anillo de Innovación: proyecto para la revitalización y renovación urbanas, la reconversión industrial, la innovación e inclusión social. Todo ello respetando el territorio donde se encuentra, recuperándolo ecológicamente para adecuarlo a los efectos del cambio climático y mitigando sus causas.

En específico, se trata de una superficie propuesta de aproximadamente 800 hectáreas, que colindan con el centro tradicional en el oriente (Cra. 30) hasta la Avenida Boyacá en el occidente, e involucra áreas aferentes a la calle 26 y al corredor férreo en las unidades de planeamiento zonal de Puente Aranda, Zona industrial, Salitre oriental y occidental, Quinta Paredes, Granjas de techo y Simón Bolívar.

Compartir este artículo