Dinámica Comercial entre Bogotá y Ecuador

Autor: 
Ana Cristina Sierra

Ecuador es hoy el tercer socio comercial de Colombia después de Estados Unidos y Venezuela y se ha convertido en un socio comercial estratégico para Bogotá.

tn_MAO_8153.jpg
Fotografo ODE

Dinámica Comercial entre Bogotá y Ecuador

Ecuador es hoy el tercer socio comercial de Colombia después de Estados Unidos y Venezuela y se ha convertido asimismo en un socio comercial estratégico para Bogotá. En 2013 fue el segundo país de destino de las exportaciones bogotanas, ganando participación frente a Venezuela, y convirtiéndose así en un comprador importante para las exportaciones capitalinas de productos como medicamentos, tejidos, productos químicos y manufacturas.

Ecuador es la séptima economía latinoamericana, con un PIB de $80,900 millones de dólares en 2012 y una población de 15.4 millones de personas. Esta economía depende en gran medida de sus recursos petroleros, que representan más de la mitad de sus exportaciones y aproximadamente dos tercios de los ingresos del sector público en años recientes. Por su parte, Colombia, cuyo PIB es de $366,000 millones de dólares, es la cuarta economía de la región. Al igual que Ecuador, depende en gran medida de las ventas externas de petróleo, lo que hace de Colombia el tercer exportador latinoamericano de petróleo a Estados Unidos, y la mayor fuente de carbón para dicho país. Ecuador es un socio comercial de gran relevancia para Colombia y para Bogotá, principalmente porque es un comprador importante de productos derivados de industrias de tecnología alta y media, porque es una fuente de demanda muy importante para la industria colombiana en general.

La presente nota editorial del Observatorio de Desarrollo Económica analiza las principales características del comercio entre Bogotá y Ecuador, brindando al lector información sobre el comportamiento histórico de las compras de bienes y servicios entre las dos economías.

La primera parte la conforma la presente introducción, seguida de una segunda sección en la que se presenta un breve análisis del comercio entre Colombia y Ecuador, así como la dinámica comercial entre Bogotá y Ecuador; una tercera sección analiza el comportamiento de los sectores y productos con mayor participación en el comercio entre Bogotá y Ecuador, y finalmente la cuarta sección presenta un breve esbozo de las principales perspectivas a futuro del comercio con el vecino país.

Ecuador en el comercio de Colombia y Bogotá

El comercio entre Colombia y Ecuador empezó a fortalecerse a partir del año 2000 con el dinamismo que tomaron los mercados como la industria automotriz, los productos de mar, los medicamentos, los textiles y la energía. Entre los años 2001 y 2005 el comercio entre los dos países tuvo su mayor crecimiento y tras la crisis comercial de 2009 cayó a niveles del año 2006 con una recuperación evidente a partir de 2010.

Las relaciones comerciales de Colombia y Ecuador están establecidas dentro del marco de la zona de libre comercio formada por los países miembros de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) —que incluye también a Perú y Bolivia—, cuyo objetivo es facilitar el comercio en esta región creando una zona especial, la cual entró a funcionar plenamente en 1993. A través de esta, se eliminaron las barreras arancelarias y no arancelarias y se formó una unión aduanera a través de un Arancel Externo Común (AEC) ante terceros países. Adicionalmente, se armonizaron las políticas en varios campos importantes como la nomenclatura arancelaria común, las normas sobre origen, la valoración aduanera y el régimen sobre propiedad intelectual. El mecanismo del arancel externo común cuenta con una estructura escalonada de cuatro niveles básicos de 5% para insumos y materias primas, 10% y 15% que aplica a productos semielaborados y 20% a bienes de consumo final o elaborados (anexo 1 de la Decisión 370 de 1994) y con una serie de modalidades de diferimiento arancelario que permiten a los países apartarse de la estructura básica mediante reglas establecidas en la misma decisión1.

De esta forma, el comercio entre los dos países ha mantenido una dinámica saludable a través de los años. Sin embargo, en 2008 estalló una crisis política, la más aguda entre las dos naciones, en la cual se rompieron las relaciones diplomáticas y que en un principio no pareció afectar el comercio bilateral. Sin embargo, con la crisis económica de 2009 que golpeó al mundo entero, Ecuador decidió aplicar una primera política de salvaguardia general, aduciendo problemas de balanza de pagos y acogiéndose a las normas de la OMC.

En adición a esta medida, posteriormente adoptó una política de salvaguardia cambiaria al comercio con Colombia, a lo cual el Gobierno colombiano respondió apelando en el marco de la CAN a las instancias correspondientes. Aludiendo una pérdida de competitividad por la depreciación anual del peso colombiano que inició a mediados de 2007, en el 2009 el gobierno ecuatoriano implementó la medida de salvaguardia cambiaria a un total de 627 subpartidas arancelarias cuyo origen fuera Colombia.

Las medidas adoptadas por el gobierno ecuatoriano frente al comercio con Colombia llevaron a la disminución de las exportaciones colombianas hacia el vecino país en 2009, cuando se vendieron $1,257 millones de dólares, cifra inferior a los $1,500 millones de dólares del año anterior. Para 2010, el intercambio ya se había recuperado hasta 1,807 millones de dólares. A partir de entonces la tendencia ha sido positiva. En este sentido, la crisis diplomática con Ecuador no ha tenido el efecto permanente que ha tenido la misma situación con Venezuela, país que fue el principal socio comercial de Colombia, y con el cual el comercio bilateral se ha visto reducido de forma significativa a partir de la ruptura de relaciones, sin señales de recuperación en el futuro inmediato.

En 2013 Colombia exportó a Ecuador $1,975 millones de dólares, que representan 3.4% de las exportaciones totales del país. De este total, $1,824 millones de dólares se destinaron a bienes distintos al café, los minerales y los combustibles. De esta forma, las ventas al vecino país representaron 10% del total de las exportaciones no tradicionales de Colombia.

Adicionalmente, Colombia es el segundo destino de las exportaciones ecuatorianas no petroleras, después de Estados Unidos. En el periodo enero-noviembre de 2013 las ventas hacia Colombia representaron 3.7% del total de las exportaciones de Ecuador al mundo, principalmente exportaciones industriales con alto valor agregado.

En el caso particular de Bogotá, en 2013, Ecuador representó el segundo destino para las exportaciones de la ciudad y participó con el 15% de las ventas totales de la ciudad hacia el exterior (Gráfica 1). En años recientes Ecuador ha ganado participación como socio comercial, gracias al crecimiento de la demanda de productos colombianos y al deterioro de las compras desde Venezuela, lo que ha generado que este último mercado pierda participación en el total de ventas desde la ciudad. Bogotá refleja el comportamiento de las relaciones comerciales entre Colombia y Ecuador, ya que para el caso de la ciudad también se presenta una balanza comercial positiva.

La balanza comercial de Bogotá con el vecino país ha presentado un comportamiento constantemente superavitario en los últimos años En 2012, año en que las importaciones desde el vecino país alcanzaron el nivel más alto desde 2010, la balanza comercial de Bogotá frente a Ecuador se deterioró y presentó su nivel más bajo en los últimos seis años.

Las exportaciones de Bogotá a Ecuador han mostrado una tendencia fluctuante en los últimos cuatro años (Gráfica 3). En 2009 se vieron afectadas por la crisis económica y diplomática, razón por la cual presentaron un crecimiento negativo, reflejado en las menores ventas colombianas hacia el vecino país. En 2010 las exportaciones presentaron una recuperación marcada con un crecimiento de 32%, llegando a facturar 458 millones de dólares en ese año. En el 2011 las ventas presentaron nuevamente una caída de 10%, causada principalmente por la disminución significativa en las ventas de vehículos automotores (-46%) y de otros equipos de transporte (-91%). Posteriormente en 2012 se presentó una nueva recuperación (8.6%) aunque menos marcada que la de 2010. Por último, con el crecimiento presentado en 2013 (7.1%) se alcanzó el mayor nivel de exportaciones de los últimos años al vecino país.

Por último, es importante resaltar la alta concentración de las exportaciones bogotanas hacia Ecuador en sus dos principales ciudades, es decir, Quito y Guayaquil. En 2013, 91% de las exportaciones de la capital hacia el vecino país tuvieron como destino estas ciudades.

Tipo de productos exportados desde Bogotá a Ecuador

La oferta desde el Distrito Capital hacia el vecino país está compuesta principalmente por productos industriales, donde se destacan productos químicos, textiles, productos de caucho, plástico y vehículos automotores.

Entre los años 2009 y 2013 se han presentado cambios importantes en la composición de las exportaciones desde Bogotá hacia Ecuador, principalmente representados por la caída de las exportaciones de vehículos automotores, remolques y semirremolques y el crecimiento en las exportaciones de sustancias y productos químicos. También se observa un leve aumento de las exportaciones de maquinaria y equipo entre 2011 y 2012.

Por su parte, el crecimiento de 7% en las exportaciones totales desde Bogotá hacia Ecuador entre 2012 y 2013 se explica principalmente por el aumento de las ventas en productos minerales no metálicos (119%), maquinaria y aparatos eléctricos (80%) y productos químicos (5%). En contraste, la fuerte caída en la demanda de vehículos automotores y cueros evidencia la transformación de la demanda de productos desde Colombia y el impacto de factores como la fuerte devaluación del dólar que continuó deteriorando fuertemente la balanza comercial ecuatoriana frente al intercambio con Colombia.

A pesar del resultado positivo de las ventas de Bogotá hacia Ecuador en 2013, entre 2012 y 2013 se presentó una nueva caída en las exportaciones de vehículos automotores, con una variación de -33%. Este sector, que representaba 27% de las ventas hacia dicho país en 2010, ha presentado una tendencia consistentemente decreciente a partir de 2011, llegando a representar sólo el 7% de las exportaciones al vecino país en octubre de 2013. En contraste, las ventas de sustancias y productos químicos, que en 2009 representaban sólo representaban 9% del total exportado a Ecuador, han presentado un crecimiento positivo a partir de 2010, y actualmente se ubican en 116 millones de dólares, es decir, 29% de las exportaciones de Bogotá a Ecuador. El crecimiento de este sector se explica principalmente por las ventas de productos de aseo y cosméticos, que en la actualidad representan el principal rubro exportado hacia ese país. En segundo lugar de importancia se encuentran las ventas de productos textiles con una participación de 14% en las exportaciones totales desde Bogotá hacia el vecino país.

La pérdida de dinamismo de las exportaciones del sector automotor ha impactado de manera particular la industria bogotana ya que la capital concentra la mayor parte de las ensambladoras ubicadas en el país. En 2011 Ecuador decidió disminuir en 20% el volumen total de importaciones orientadas al sector automotor, impactando así las compras desde Colombia y en especial las ensambladoras bogotanas. La disminución en las compras se ha mantenido desde 2011, contribuyendo así al deterioro del sector en Bogotá (ver la nota editorial “Dinámica del sector automotor en Bogotá”.

Perspectiva del comercio entre Bogotá y Ecuador

En las anteriores secciones se ha resaltado la importancia de la economía ecuatoriana para el comercio exterior tanto de Colombia como de Bogotá. En este sentido, cabe resaltar nuevamente que Ecuador es hoy un socio comercial muy relevante para el país y para la ciudad, dado que las exportaciones se concentran en bienes manufacturados, generando así una importante demanda para la industria colombiana en general.

En el caso de Bogotá, a pesar de la caída en las compras del sector automotor, la participación de sectores como “sustancias y productos químicos” y “textiles” ha ganado terreno contribuyendo a estimular estos dos sectores de gran importancia para la economía capitalina.

Otros sectores como “productos de caucho y plástico” y “maquinaria y aparatos eléctricos” también presentan un comportamiento a destacar, principalmente por su creciente participación en el total de las exportaciones desde Bogotá.

Aun así, preocupa que partir del pasado 10 de diciembre de 2013 entró en vigencia una nueva normativa del gobierno ecuatoriano en la cual se exigen requisitos técnicos para los productos que entran a ese país, tales como certificaciones de rotulados, empaque, calidad microbiológica, inspecciones y prácticas de manufactura, requisitos que los empresarios colombianos aún no han podido cumplir. Por esta razón las medidas ya están generando represamientos de las exportaciones colombianas. Actualmente la medida cobija 15 subpartidas de cosméticos, algunos productos de aseo, prendas de vestir, ropa de hogar y baldosas, lo que en total suma más de 290 productos. Las autoridades del vecino país argumentan que estas medidas fueron implementadas con el objetivo de contrarrestar el desequilibrio en la balanza comercial e impulsar la producción local.

En todo caso resulta preocupante el efecto que estas medidas puedan generar en las exportaciones colombianas a Ecuador. Aunque existe una gran preocupación en todos los sectores afectados, la situación del sector de aseo y cosméticos es especialmente alarmante, pues Ecuador es el mercado más importante para este tipo de productos. A 2013, este país importaba aproximadamente 240 millones de dólares de este sector, de los cuales Colombia vendía 140 millones de dólares, lo que los convierte en el segundo renglón en los envíos a dicho país. De estas ventas, 83% proviene de empresas bogotanas.

Esta nueva normativa puede tener un efecto especialmente negativo en las ventas de Bogotá al vecino país, pues, como se explicó anteriormente, los cosméticos y textiles, sectores afectados por la medida, son los principales rubros de exportación de Bogotá a Ecuador, sumando 49% del total de las ventas hacia el vecino país. Actualmente las autoridades colombianas se encuentran negociando estas condiciones con las autoridades ecuatorianas, esperando que este tipo de medidas no afecten significativamente el comercio entre los dos países en el largo plazo.

Adicionalmente, los efectos de la dolarización sobre la economía ecuatoriana han llevado a que la ausencia de dominio sobre la política monetaria sea contrarrestada con una fuerte política comercial, que busca garantizar el equilibrio de la balanza de pagos de este país. Por tal razón se están haciendo múltiples ajustes que buscan disminuir las compras externas desde dicha economía y las recientes medidas adoptadas son un buen ejemplo de ello.

Dadas estas modificaciones en las condiciones de los intercambios, es importante que tanto el gobierno nacional como el distrital ofrezcan información oportuna y adecuada para que sus empresarios puedan continuar exportando a Ecuador y evitar así una contracción importante de las exportaciones hacia dicho país.

Compartir este artículo