El comercio minorista en Bogotá aumentó 6,3% en el tercer trimestre de 2012

Autor: 
Azucena Vallejo Concha

Durante el tercer trimestre de 2012, el comercio minorista de Bogotá, creció 6,3%, cifra que aunque positiva, es inferior a la que se presentó durante el mismo trimestre del año anterior 11,1%. El crecimiento de las ventas reales, que constituyen el comercio minorista de la ciudad, se explica principalmente por subsectores como ‘equipos de oficina, informática, libros y otros’ (18,3%), ´textiles, prendas de vestir y calzado’ (9,4%) y ´farmacéuticos, cosméticos y aseo personal´ (4,5%).

tn_MAO_9189.jpg
Foto:OdeBogotá

Durante el tercer trimestre de 2012, el comercio minorista de Bogotá, creció 6,3%, cifra que aunque positiva, es inferior a la que se presentó durante el mismo trimestre del año anterior 11,1%. El crecimiento de las ventas reales, que constituyen el comercio minorista de la ciudad, se explica principalmente por subsectores como ‘equipos de oficina, informática, libros y otros’ (18,3%), ´textiles, prendas de vestir y calzado’ (9,4%) y ´farmacéuticos, cosméticos y aseo personal´ (4,5%). En este mismo período, la tasa de ocupación derivada de la actividad comercial también creció 5,9%, cifra menor a la registrada en el año anterior (8,8% III trimestre de 2011). Este comportamiento está impulsado por el crecimiento de los empleos temporales (9,1%), la disminución de los empleos temporales (-2,5%) y la continua disminución de los empleados contratados por agencia (-0,8%).

Equipo de oficina y textiles continúan impulsando comercio de Bogotá

El comercio minorista, desde la última década, viene siendo una de las ramas de actividad que impulsa la economía de la ciudad y que para 2012, fue la que le dio mayor dinamismo a la economía capitalina. Las ventas reales de comercio al por menor crecieron 6,7% en los últimos doce meses. En contraste, en 2009 se presentó una caída en las ventas de 5,0%. Durante el tercer trimestre de 2012, el comercio minorista de Bogotá creció 6,3%, cifra que aunque positiva, es inferior a la observada durante el mismo trimestre del año anterior 11,1%.

El crecimiento de las ventas reales se explica principalmente por subsectores como ‘equipos de oficina, informática, libros y otros’ (18,3%), ´textiles, prendas de vestir y calzado’ (9,4%) y ´farmacéuticos, cosméticos y aseo personal´ (4,5%). Sin embargo, otros subsectores como ‘vehículos, repuestos y lubricantes’ (1,5%) y ‘alimentos, bebidas no alcohólicas, cigarrillos y licores’ (1,8%) fueron aquellos que presentaron menores crecimientos en el período analizado. La mayor demanda de productos de ‘equipos de oficina, informática, libros y otros’ y ‘textiles, prendas de vestir y calzado’ son artículos que en mayor proporción tiene origen importado. Por un lado, en los ‘equipos de oficina, informática y otros’, lo que más se destaca es el aumento en equipos de cómputo y en particular en la venta real de computadores portátiles cuyo origen es China.

De igual forma, el comercio al por menor de ‘textiles, prendas de vestir y calzado’ ha aumentado sus ventas debido a la importación de prendas de vestir y confecciones (20%) y de calzado (28%). La compra externa de confecciones se concentró en “trajes (ambos o ternos), conjuntos, chaquetas (sacos), pantalones largos, etc., para hombre y niño, para mujer y niña”; los cuales han cambiado la participación dentro del total de estas importaciones. España pasó de representar el 70% al 20% de las importaciones, mientras China ganó comercio de este tipo de prendas al pasar de 16% a 36%. La mayor comercialización de calzado, se explica por la importación de las sub-partidas de “calzado con parte superior de material textil y suela de cualquier material”, con crecimientos cercanos a 57% y cuyos países de origen son: China, Vietnam y Panamá, concentrando el 85% (tendencia continua desde el 2011) y el “calzado con parte superior de caucho o plástico y suela de caucho” creció 35%.

El principal origen es China, y actualmente crece la participación de otros países asiáticos como Vietnam, Tailandia, Camboya, Taiwán, que han desplazado paí- ses que vendían a Bogotá este tipo de calzado. En contraste, el subsector de ‘vehículos, repuestos y lubricantes’, por su parte presentó un descenso en las ventas ubicándose en 1,5%, frente a 11,9% presentado en el mismo período del año anterior. La caída en las ventas de este sector corresponde a la desaceleración del ciclo económico, tendencia que se observa normalmente en el consumo de vehículos. Otro de los subsectores que menos creció fue el de alimentos y bebidas con una tasa de 1,8%, dos p.p más que el resultado mostrado en el mismo período del año anterior (1,6%). Esta dinámica se debe a que el consumo de bienes básicos en los hogares se ha frenado, contrario a lo que sucede con los bienes durables y semi-durables como la ropa, los cuales han continuado con una tendencia positiva.

De otra parte, al estudiar las variaciones para el acumulado del año 2012 (entre enero y septiembre), se observa que las ventas reales de comercio al por menor crecieron 6,7%, dinámica que se explica principalmente por el crecimiento de ‘productos de informática, oficina, ferretería’ (18,2%) y de ‘textiles, prendas de vestir y calzado’ (11,4%), productos principalmente importados. En el período analizado, se percibió un aumento en el valor de las importaciones de productos de oficina, informática y ferretería (el valor de las importaciones de maquinaria de oficina creció 5,7% con respecto al mismo período en 2011); al igual que el valor de las importaciones de prendas de vestir creció 13,2%, mientras los artículos textiles aumentaron 2,8% frente al mismo período del 2011.

Con respecto a los sectores que menos crecieron, tomando como referencia la variación acumulada de enero-septiembre, son de nuevo los vehículos y los alimentos los que tienes los crecimientos más bajos. Por un lado, el subsector de alimentos mostró un crecimiento significativo, pasando de 0,3% en el 2011 a 2,2% en el 2012; mientras, en el subsector de los vehículos se presentó una desaceleración significativa, pues en el 2011 las ventas registraron un crecimiento de 27%. Las ventas de 2012 por su parte, aumentaron 1%.

El personal ocupado en comercio crece gracias al empleo permanente (9,1%)

El total de personas ocupadas en el sector de comercio minorista en Bogotá creció 5,9% en el tercer trimestre del año 2012. Esta cifra es el resultado de la recuperación de las ventas reales frente al trimestre inmediatamente anterior y que a su vez muestra una desaceleración del empleo generado en el sector ya que en 2011 el crecimiento registrado fue de 8,8%. La dinámica del empleo en el sector comercial, ha mostrado una tendencia particular en meses como mayo, junio, septiembre y diciembre; debido al requerimiento de un mayor número de empleados que son de carácter temporal. Sin embargo, el tercer trimestre del 2012, mostró una caída del empleo temporal (-2,5%)

Caso contrario ocurre con el empleo permanente, el cual presentó una variación positiva de 9,1%, 4,5 puntos porcentuales por encima de la registrada en el mismo período del 2011 (4,6%). Esto puede dar indicios de mejoras en la calidad del empleo del sector comercial, si se asocia con el tipo de contrato ‘permanente’ y se compara con la caída del empleo permanente y del empleo por agencia. Así, el personal ocupado mediante un contrato temporal cayó 2,5%, cifra muy inferior a la presentada en el mismo período del 2011, cuando creció 4,0%. Una dinámica diferente se presentó en el empleo por agencia, el cual cayó 0,8%, profundizando la caída que se había presentado en el mismo trimestre del año anterior (-0,2%).

Compartir este artículo

No olvide: 

• Las actividades comerciales que durante el tercer trimestre de 2012, mostraron las mayores tasas de crecimiento fueron: ‘equipos de oficina, informática, libros y otros’ (18,3%) y ´textiles, prendas de vestir y calzado´ (9,4%). • El empleo en el comercio minorista aumentó 5,9% durante el tercer trimestre de 2012, tasa inferior a la observada en el mismo período del 2011 (8,8%). • Los ocupados con un contrato permanente, mostraron una variación significativa de 9,1%; mientras los contratos temporales y por agencia cayeron 2,5% y 0,8%, respectivamente para el mismo periodo analizado.

Tipo de Recurso: 
Archivo Adjunto
Publicaciones: