Desarrollo manufacturero y ciencia y tecnología

Autor: 
Gabriel Misas Arango

 El discurso dominante en la teoría económica, desde mediados de los años 70 del siglo anterior, dio lugar a la construcción de un nuevo referencial, matriz teórica-ideológica, para determinar la bondad de una política económica.

tn_MAO_8735.jpg
Foto: Archivo ODE

BOGOTA: EL MUNDO DE LA PRODUCCIÓN

  1. El rechazo a las políticas industriales en el discurso neoliberal versus las prácticas políticas de los países del primer mundo.

El discurso dominante en la teoría económica, desde mediados de los años setenta del siglo anterior, dio lugar a la construcción de un nuevo referencial, matriz teórica-ideológica, para determinar la bondad de una política económica. Para este enfoque, la única política económica aceptable es aquella que tiene como propósito exclusivo eliminar todas aquellas barreras que limitan el libre juego de los mecanismos de mercado; es decir, el funcionamiento del sistema de precios. Por lo tanto, bajo esta óptica, no hay espacio para una política de desarrollo productivo. Como señalaba un alto funcionario colombiano, en la suma de la ignorancia y la soberbia, que "la mejor política industrial era aquella que no existía". Idea, que, bajo el Consenso de Washington, hizo carrera en los países en desarrollo hasta hace muy poco y que tuvo como consecuencia el deterioro del tejido productivo en gran parte estos países.

 Situación que se puede observar en la menor participación de la industria manufacturera dentro del PIB y/o la reducción, e incluso desaparición, de las ramas industriales de mayor complejidad tecnológica. Por el contrario, en los países desarrollados, aunque sometidos igualmente a políticas de ajuste estructural, no tuvo lugar un abandono total de la política de desarrollo productivo. De una parte, el complejo militar-industrial, que en países como USA o Francia tiene un gran peso y abarca una amplia gama de ramas industriales, que van más allá de la producción de armas propiamente dicha, por ejemplo, la aviónica, la electrónica, las telecomunicaciones, la metalurgia, los nuevos materiales. Este tipo de industrias presentan, por lo demás, eslabonamientos muy fuertes con el resto del sector productivo. El gasto en equipamiento militar y los gastos en Investigación+Desarroll (I+D), necesarios para sostener el complejo militar, se han convertido en el vector central de una política de desarrollo productivo que abarca una parte importante de la industria manufacturera en los principales países industrializados.

Compartir este artículo

No olvide: 

Desarrollo, manufacturero, Ciencia y Tecnología

Publicaciones: