Comercio al por menor en Bogotá continúa creciendo a ritmo moderado

Autor: 
Vivian Cristina Sierra

Las ventas del comercio minorista en Bogotá en el primer trimestre del año, no presentaron la recuperación esperada luego de la desaceleración que se ha venido observando desde el segundo trimestre de 2011. Durante los tres primeros meses del año, se registraron crecimientos de 4% y 3.7% en ventas y empleo respectivamente. Las ventas al por menor durante el primer trimestre del año en la ciudad, registran el crecimiento más bajo de los últimos cuatro años para este periodo de análisis.

tn_MAO_9187.jpg
Foto:OdeBogotá

Las ventas del comercio minorista en Bogotá en el primer trimestre del año, no presentaron la recuperación esperada luego de la desaceleración que se ha venido observando desde el segundo trimestre de 2011. Durante los tres primeros meses del año, se registraron crecimientos de 4% y 3.7% en ventas y empleo respectivamente. Las ventas al por menor durante el primer trimestre del año en la ciudad, registran el crecimiento más bajo de los últimos cuatro años para este periodo de análisis. El empleo, aunque sigue en desaceleración y registra el primer trimestre más bajo de los últimos tres años, presenta mejoras en la calidad de la contratación.

Comercio al por menor en Colombia sigue creciendo por debajo de Bogotá

A escala nacional, con una variación porcentual anual de 0.9%, el crecimiento del comercio al por menor durante el primer trimestre del año se constituyó en el más bajo observado durante un primer trimestre desde 2009. Adicionalmente, Colombia continúa creciendo a tasas inferiores a las registradas por Bogotá, situación que se ha venido presentándo por siete trimestres consecutivos, incluyendo el último dato. En lo que a empleo se refiere, su variación porcentual anual fue de 4.5% para Colombia, variación exactamente igual a la del trimestre anterior y la más baja desde el primer trimestre de 2011. Estos crecimientos, aunque moderados, significan que aunque la crisis impactó al país, el mercado doméstico ha respondido relativamente bien a la misma.

Por otra parte, a diferencia de lo que históricamente ha ocurrido, la tasa de crecimiento del empleo minorista en Colombia (4.5%) completa dos trimestres consecutivos creciendo por encima de este mismo registro para la capital del país.

Bogotá desacelera su crecimiento

Con el último dato de variaciones anuales en las ventas minoristas (4%), Bogotá registra el crecimiento más bajo de los últimos cuatro años, en cuanto a primeros trimestres se refiere. Aunque las variaciones siguen siendo positivas, la cifra es bastante menor al crecimiento que se registró en el primer trimestre de 2012 (10%). Analizando el comportamiento sectorial, se observa que los sectores que jalonaron el crecimiento en la ciudad, fueron ‘Oficina, equipo de informática, libros y otros’ (10.1%) y ‘Alimentos, bebidas no alcohólicas, cigarrillos y licores’ (6.4%), y ‘textiles, prendas de vestir y calzado’ (3.5%).

En febrero la temporada escolar aumenta la venta de libros y útiles escolares, sin embargo los resultados no fueron los esperados por los comerciantes, según afirma Fenalco. De hecho, su crecimiento fue el menor el de los primeros trimestres de los últimos 4 años. Es de anotar que la dinámica del sector se ha vuelto lenta; mientras que en 2007 el sector registraba crecimientos de 34.9%, en el 2012 esta cifra cayó a 17%. Durante los primeros trimestres del año, las promociones de las grandes superficies generan dinámicas interesantes en el sector de alimentos y bebidas, dado que se pretende acabar con el stock de productos que están próximos a vencerse. Recientemente el sector ha venido recuperándose; de hecho el 6.4% registrado en el trimestre es la cifra más alta para este periodo del año (primer trimestre) de los últimos siete años.

Un hecho importante de estos primeros meses fue el crecimiento de las ventas de confecciones y calzado, producto de las promociones y ofertas, propias de inicio de año en especial para ropa de colecciones pasadas (o llamados saldos). Por estas razones, la caída en ventas no fue tan marcada como se esperaba. En marzo, dichas promociones aumentaron 8.2%. Recientemente, el sector confecciones ha venido desacelerando su desempeño económico de una manera bastante notoria. No obstante, las cifras siguen siendo bastante mejores a la de los años 2008 y 2009, años en los que se presentó la crisis económica. Durante 2008 y 2009 los crecimientos del sector fueron 1.3% y 3.8% respectivamente.

De otra parte, ‘Vehículos, repuestos y lubricantes’ cayó –7.9% en el primer trimestre. A final de año, las compras de los bogotanos incluyen cambio o adquisición de vehículo nuevo. Al analizar las ventas históricas, según los reportes hechos por Econometría, se encuentra que para todos los años, noviembre representa un mes pico en ventas. En enero el nivel de consumo desciende, generando una demanda de vehículos significativamente menor a la de noviembre y diciembre, época en la que los colombianos habitualmente cambian de vehículo. Por otra parte hubo sectores que participaron marginalmente en el crecimiento del comercio minorista como ‘farmacéuticos, cosméticos y aseo personal’ (1.9%) y ‘electrodomésticos, muebles, uso doméstico y aseo del hogar’ (0.6%).

Empleo, aunque cae en su crecimiento, registra mejoras en su calidad

El empleo del comercio minorista tuvo un crecimiento menor que el de las ventas, 3.7% y adicionalmente ha sido el menor crecimiento de los últimos tres años. Es de esperarse que las empresas, dada la desaceleración en las ventas, inicien ciclos de menor contratación de personal, teniendo en cuenta las expectativas que se tienen para el mediano y largo plazo. Del análisis según la forma de contratación de personal, se observa que la calidad ha mejorado significativamente. Por primera vez en los últimos tres años, se registra una variación porcentual (año corrido) negativa en las contrataciones de personal temporal directo durante el primer trimestre.

Dicha variación no resulta marginal ya que alcanzó el orden de -22.8%. Es de anotar, sin embargo, que ésta situación tiene un componente estacional que responde al comportamiento de las ventas, anteriormente descrito. El tipo de contratos laborales que se celebran los últimos meses del año son en su mayoría de índole temporal, toda vez que son empleos que se requieren solamente por la temporada navideña. De esta manera, las cifras arrojan un comportamiento esperado. La contratación de personal a través de otras empresas es otra cifra que da cuenta de las mejoras en la calidad de la contratación. Su variación fue de –11%, lo que representa buenas noticias sobre el comportamiento del empleo en el comercio.

Por último, la contratación del personal permanente sigue en aceleración. En el primer trimestre del 2011 su crecimiento fue de 5,6%, en 2012 de 9,2% y en 2013 del 11,2%. En conclusión, se puede ver que las cifras de crecimiento, tanto en ventas como en empleo, son coherentes con lo que se espera pase durante los primeros tres meses del año. Ahora, es de anotar que los crecimientos han sido mayores en otros primeros trimestres, lo que es una clara muestra del efecto de la crisis económica, el cual crea expectativas negativas en los consumidores, que generan a su vez disminución de gasto y aumento en sus ahorros. Según datos de la OMC, el ritmo de crecimiento del comercio mundial bajó a 2% en 2012 frente a 5.2% en 2011, y se prevé un crecimiento de alrededor de 3.3% en 2013, mientras la desaceleración económica en Europa continúa prolongándose. En 2013 el panorama no parece ser diferente para Europa (tercer socio comercial de Bogotá). Estados Unidos, ha mostrado una leve recuperación este año, si bien se prevé que esta situación apenas alcanzaría para contrarrestar los efectos de la crisis europea.

Compartir este artículo

No olvide: 

• Los subsectores que mostraron mayores incrementos durante el primer trimestre de 2013 fueron ‘equipos de oficina, informática, libros y otros’ (10.1%) y “Alimentos, bebidas no alcohólicas, cigarrillos y licores” (6.4%). • Solamente una actividad registró un crecimiento negativo: ‘Vehículos, repuestos y lubricantes’ (-7.9%). • El empleo, aunque prolonga su desaceleración, registró mejoras en su calidad. El personal permanente aumentó 11.2%, mientras que los temporales y los tercerizados cayeron -22.8%% y -11% respectivamente. • La crisis económica sigue creando bajas expectativas en los consumidores, razón por la cual se observa desaceleración en las ventas.

Tipo de Recurso: 
Archivo Adjunto
Publicaciones: